‘It Follows’: buena dirección, estúpida premisa

4
Cartel de 'It Follows'. / Surtsey Films
Cartel de 'It Follows'. / Surtsey Films

Renovar el género de terror, como renovar la comedia o el musical, es algo muy difícil y que solo está en manos de gente con talento e imaginación. David Robert Mitchell, director y guionista de It Follows, es un tipo que tiene talento visual, pero no como escritor. Lástima, debería haber contratado a un guionista para armarle mejor esta peliculita entretenida pero en el fondo bastante estúpida. Un pena, porque se ve que Mitchell ha visto mucho cine (y por descontado de Val Lewton, Wes Craven y John Carpenter) y sabe usar una cámara (chapó por sus planos con gran profundidad de campo y el uso de la panorámicas circulares).

También me parece estéticamente acertado que el film remita a los ochenta aunque esté ambientado en la actualidad. Solo un ebook con forma de concha (¿chiste sexual?) nos sitúa en el presente. En el film tampoco vemos a los padres de los chicos o a sus profesores y hay apuntes sobre la degradación social de su ciudad, pero no sé a dónde quiere ir a parar el film con ello.

Publicidad

It Follows se presentó en los festivales de Sitges y Cannes y fue bastante bien recibida por crítica y aficionados aunque no se llevó premio alguno. Para muchos supone una renovación del género, una brillante vuelta de tuerca al llamado slasher de los ochenta. Es decir: las pelis de jovencitos perseguidos y asesinados por entes o psicópatas sanguinarios. A saber: Halloween, Pesadilla en Elm Street, Viernes 13, Scream... Como en todas ellas, en It Follows tenemos una generosa colección de planos de chicas enseñando braguitas, pies desnudos, pantalones cortos, sostenes, bañadores... y tíos que quieren montárselo con ellas. De hecho, el meollo argumental del film, bastante absurdo, se centra en una maldición que se transmite como las enfermedades venéreas: por follar, de polvo en polvo. Pero aquí no se transmite el SIDA o los chinches, sino fantasmas que te persiguen y te matan... a polvos (¿?).

Es curioso que una película tan moderna (o que aplauden tanto los modernos), sea en el fondo reaccionaria. ¿Se supone que It Follows es una metáfora sobre las enfermedades de transmisión sexual, quizás un canto a la castidad? En eso (no solo en su forma, que es puro Carpenter, musiquita de sintetizador incluida) se hermana con ese cine de terror con psicópata asesino y en el que los muchachos mueren en cuanto echan un casquete. Sinceramente, no sé a qué viene el rollo sexual en It Follows, no lo entiendo.

Tampoco entiendo, porque nadie me lo explica, por qué los fantasmas siguen a la gente tras echar un casquete. Y entiendo menos que cuando atacan los fantasmas también quieren echar un polvo (¿?¿?). Es todo muy absurdo y bastante reaccionario, especialmente si descubres tan poca valentía a la hora de rodar las escenas sexuales. Muy blancas, cobardes.

It Follow entretiene hasta que en su último tercio se desgasta, se agota. La larga escena desarrollada en una piscina es muy ridícula y recuerda un poco a otra de La mujer pantera, soberbia producción de Val Lewton, en la que una chica es acosada por la mujer pantera (que lo es también por una maldición) mientras se baña en una piscina. Si en el film del gran Jacques Tourneur la puesta en escena funcionaba por no ser explícita sino sugerida, aquí no. Todo lo contrario. Lo de esta escena, que no puedo desvelar, es un despotorro.

Lo peor, lo más grave que le puede suceder a una película de terror es que se convierta en comedia involuntaria. Y a It Follows le sucede. Su arranque es brillante y verdaderamente terrorífico, pero poco a poco la película va perdiendo fuelle y lo que es peor: lo que era terror abstracto e inexplicable, se explica. Y la explicación es estúpida. En cuanto se nos destapa la mecánica del juguete, el juego decepciona. Y resulta bastante tonto.

Eso es lo peor de esta curiosa peli de terror. Lo mejor es que es superior a malas y mucho más caras películas como The Conjuring o Babadook (It Follows solo costó dos millones de dólares). También que en pocas películas me he fijado tanto, y con tanto desasosiego, en la profundidad de campo de un plano.

Si no pretenden ser demasiado exigentes, la peli se deja ver. Pero a mí ni fu ni fa.

Surtsey Films (You Tube)
4 Comments
  1. Elena says

    Bueno, tú que eres tan «listo» deberías saber ver esta película. Que no explique las cosas literalmente es precisamente lo que la hace maravillosa: nada es casual, todo es una alegoría de la adolescencia. No es casualidad que quien mata a polvos al chico sea su madre (¿Edipo? ¿Hola?) o que ella al final se libere matando a su padre (¿Hola? ¿Elektra?). De hecho, la mujer desnuda del principio es la madre del primer chico… y así todo: el sexo presente todo el tiempo como con las resvistas porno o que siempre que sacan figurantes están en actitud sexual, que todo arranque en un cine, siendo una película que homenajea al cine, etc. La película trata al espectador como ser inteligente que sabrá ver más allá sin tener que estar explicándolo todo como otras películas mucho más cutres y para paladares menos exigentes hacen una y mil veces. Pero bueno, veo que tú no la has sabido ver.

  2. pezzu says

    bueno en muchos sentidos concuerdo contigo, pero es muchos otros no. la pelicula me parecio excelente desde el punto de vista que causa algo casi extinto el cine de horror, causa miedo. no es una de esas peliculas que se basa en sustos, sino que da genuino miedo y terror, escenas en las que uno siente la desesperacion de los personajes porque hay un ente imparable que viene a por tu alma y tu eres un simple crio , sentis angustia y ansiedad porque no hay salida, es algo increiblemente dificil de lograr

  3. Cabeza de donut says

    Elena tienes toda la razón, pero eres idiota.

  4. Dora says

    No me gusto para nada esta pelicula.Muy soso y aburrida a ratos me quedaba dormida.

Leave A Reply

Your email address will not be published.