Las 10 mejores películas españolas de 2015

2
película_Truman_cartel
Cartel de la película 'Truman'. / trumanfilm.com

El 2015 no ha sido un año brillante. Desgraciadamente, me ha costado encontrar diez películas realmente recomendables. Y de las elegidas ninguna de ellas es redonda.

Este año que acaba hemos tenido que sufrir películas de un nivel bajísimo junto a otras bienintencionadas pero finalmente fallidas. Los estrenos más esperados fueron la espantosa 8 apellidos catalanes; Regresión, otro tramposo film de Amenábar; Mi gran noche, enésima astracanada de De la Iglesia; Ma ma, un Medem ridículo; y Felices 140, de Gracia Querejeta y con guión grotesco y pobre dirección de actores.

Publicidad

Entre los films bienintencionados pero fallidos destacaría Requisitos para ser una persona normal, film que pertenece más al universo publicitario de Ikea que al del cine y que es una copia pobre de películas indies americanas como Juno o 500 días juntos. También Hablar, de Joaquín Oristrell, un buen intento de cine combativo que acaba siendo de vergüenza ajena, o Isla Bonita, un experimento de Colomo para reinventarse pero que resulta pobre de guión y simulado en sus interpretaciones.

No incluyo La novia, no la he visto todavía y no sé si merece estar entre las 10.

Vamos con las 10 mejores películas españolas de 2015, las que, para un servidor, han sido ejemplos de buen cine:

1. Truman

BD CINE (YouTube)

Cesc Gay despuntó con Krámpack, se consolidó con En la ciudad y con Ficción logró su mejor película hasta la fecha. Truman, donde recupera a Javier Cámara y a Ricardo Darín de la fallida Una pistola en cada mano, su penúltima película, es una sólida dramedia en la que solo por disfrutar del talento, la sensibilidad, la mirada, la voz y los muchos registros del actor argentino, merece la pena pagar la entrada.

Quizás se hecha en falta una mejor construcción de la supuestamente sólida amistad entre los dos protas y la escena de sexo entre Cámara y Dolores Fonzi sea tan increíble como torpe, pero su final es el más emotivo que he visto en un film español del 2015 junto al de Techo y comida.

2. Techo y comida

TECHO Y COMIDA (YouTube)

No sé si Juan Miguel del Castillo, su director y guionista, pensó cuando la rodaba que iba a estrenar, a duras penas, una de las mejores películas españolas del año. Así ha sido. Y lo ha logrado con un film de planificación y presupuesto humilde. Techo y comida es una película pobre sobre la pobreza, un film moral sobre la inmoralidad o la falta de empatía que nos rodea. No es una obra maestra, pero es brillante y en unas décadas será un valioso testimonio de lo que les estaba pasando a los más jodidos en este país. El trabajo de Natalia de Molina, como una pobre madre ignorante pero guerrera, es lo mejor que he visto en una pantalla este año junto a la aspirante a madre Nora Navas en La adopción.

3. La adopción

TornasolFilms (YouTube)

Sobre el papel podría parecer un melodrama más, pero la película no es un encargo sino la traslación a la pantalla de la experiencia de la directora, Daniela Fejerman. Es una película cruda, triste y amarga, pero muy digna y al final luminosa. El film está muy bien producido y sobriamente dirigido y cuenta, como su mejor baza, con dos actores entregados y muy bien dirigidos: Frances Garrido y Nora Navas, que está estupenda. No entiendo muy bien que la nominen en los Goya como secundaria (por esa mediocridad llamada Felices 140) y no como actriz principal en esta película.

4. 'B'

Avalon (YouTube)

Una película que en unas décadas será como esos mosquitos atrapados en ámbar, un perfecto testimonio arqueológico del pasado de un país tan atrasado como corrupto. La película, eso sí, se rodó y se estrenó con la urgencia de denunciar en los cines lo que son, intrínsecamente, las entrañas del PP. No lo tuvo fácil por su precaria distribución. Su director, David Ilundáin, denunció el ninguneo y hasta la censura descarada de TVE, pero la presión de algunos medios (entre ellos cuartopoder.es) y las redes sociales consiguió que la película pasase de estrenarse en 16 pantallas a 32.

Escuchar en una sala apellidos como los de RajoyTrilloMayor OrejaDolores de CospedalCascos o Aznar, o nombres de muy conocidas empresas que supuestamente financiaron al PP produce una desoladora sensación de repugnancia e ira. De asco.

Pedro Casablanc, como Bárcenas, y Manolo Solo, como el juez Ruz, están enormes.

5. Negociador

Avalon (YouTube)

Cuando entrevisté para este diario a su directorBorja Cobeaga, hablamos de la influencia de Alexander Payne en su cine. Negociador no llega a esas alturas cinemotragráficas, pero su influencia es indudable. Tras el rompedor programa Vaya semanita, también en cine nos hemos empezado a reír de algo tan espantoso como la ETA. Y este es uno de los mejores ejemplos: un tipo que negocia con los asesinos y se tiene que alimentar de kebabs y bocadillos porque no puede usar su tarjeta de crédito, un etarra anodino, otro psicópata, un camarero parlanchín, una prostituta... muy pocos elementos y un ajustado presupuesto para un film tan marciano como original y osado.

6. A cambio de nada

Trailers in Spanish (YouTube)

Ya en su día apuntó como una de las favoritas en los Goya, y al final ha conseguido seis nominaciones, entre ellas la de mejor guión original, director y película.

A cambio de nada es una película que ha levantado Daniel Guzmán con su pasta, sus nervios y su esfuerzo personal durante casi diez años, incluso renunciando al maná televisivo que tanto dinero le ha reportado. Es una peli pelín trillada, y a diferencia de otras películas del mismo tema, como El bola, el prota cae algo mal. Darío acaba resultando un niñato bastante manipulador y demasiado individualista. Pero A cambio de nada es una digna ópera prima y espero que Guzmán siga interesado en pelear por su cine.

7. Las altas presiones

Fotogramas (YouTube)

Casi nadie la vio en su día y tuvo un discreto recorrido en salas comerciales. Todo el cine español es 'independiende' al no formar una industria sólida y competir con la maquinaria infernal de Hollywood, pero si hay un cine verdaderamente independiente en España es este, como lo es el cine de directores como José Luis Guerín, Zoe Berriatua, Jonás Trueba, Sergi Pérez, Juan Cavestany, León Siminiani, Antonio Trashorras o Norberto Ramos del Val. En Las altas presiones Andrés Gertrudix es un tipo que se dedica a grabar localizaciones para cine y publicidad y que regresa a su ciudad natal. Allí se reencontrará con su gente y sobrellevará como puede una crisis personal, tanto laboral como de identidad. Un film muy estimable, pero en absoluto redondo. Cuando se pone modernuqui llega a resultar irritante.

8. Anacleto: Agente secreto

Warner Bros. Pictures España (YouTube)

Entretenida, frívola, divertida y técnicamente impecable. La comedia comercial debería ser esto, lejos de las memeces pueriles de Álex de la Iglesia o de las zafiedades de Santiago Segura. Anacleto es una libre adaptación del famoso tebeo de Manuel Vázquez (por parte de los guionistas Fernando NavarroPablo Alén y Breixo Corral) y esta dirigida por el mejor director de comedia de alto presupuesto en este país: Javier Ruiz Caldera, que ya prepara la adaptación de otro tebeo: Superlópez.

Quim Gutiérrez, el verdadero protagonista, vuelve a demostrar sus indudables dotes para la comedia, igual que Alexandra Jiménez, que se apunta a un bombardeo.  Memorable el gag en el que se le provoca a Gutiérrez un brutal ataque de alergia. En fin: que a veces el mainstream no tiene por que ser sinónimo de baja calidad.

9. El desconocido

Warner Bros. Pictures España (YouTube)

Ocho nominaciones a los Goya incluyendo mejor actor (Luis Tosar). Producción con hechuras que nada tienen que envidiar a las de una norteamericana. Gran montaje, ritmo endiablado, buena puesta en escena y más que correcta dirección actores.

No es una película redonda porque su verosimilitud es bastante dudosa y su tramo final (con un caprichoso giro) es flojo. Además tiene un mensaje progre (denuncia el caso de los estafados por las preferentes) que chirría. Pero, en fin, es una apuesta como hay pocas en el panorama del cine patrio. El desconocido es uno de los grandes debuts cinematográfico del año −dirige Dani de la Torre− y también una de las mejores producciones. Mi madre diría de ella que “parece americana”.

10. El mundo sigue

acontrafilms (YouTube)

Perdonen la excentricidad de poner al final de la lista una película que tiene 50 tacos, pero esta ha sido la verdadera sorpresa del año. Esta absoluta maravilla dirigida por Fernán Gómez se repuso este verano en trece salas de toda España celebrando su medio siglo de vida desde su estreno, casi clandestino. Fue tal el éxito de público, que solo veinte días más tarde de su reestreno ya había ganado en taquilla 60.000 euros.

El mundo sigue, un áspero retrato (y sin una pizca de humor) de la rivalidad de dos hermanas obsesionadas por el dinero y que se llevan a matar, tuvo tremendos problemas con la censura solo superados en 1962, con el nombramiento de Fraga como nuevo ministro de Información. Además de su brutal retrato de la mujer española y de la obsesión por el dinero de la España que entraba en el tan cacareado 'desarrollo', la tesis del film es bestial: solo se llega alto a través del envilecimiento, vendiéndote, prostituyéndote; el resto que se conforme con el cielo, con rezar. Pocas películas he visto que reflejen tan bien la miseria moral del español medio.

Las 10 mejores películas extranjeras del año 2015. 

2 Comments
  1. Keyser says

    Buen ranking, sobre todo la enorme «El mundo sigue». Tampoco está mal «Un otoño sin Berlín», para ser ópera prima. Caería en el grupo de las «bienintencionadas», quizá junto a la de Jonás Trueba, que pasó como un relámpago por la cartelera. En el capítulo de coproducciones me quedo con la hispanouruguaya «El apóstata», que puede parecer un pasmarote pero tiene una mala leche muy soterrada, aparte de dos actrices de bandera. Pero este año ha sido flojito, y sigo sin explicarme la lluvia de Goyas que le pueden caer a ese anuncio «arrebatao» de Eau de Rochas con música de Cohen que es «La novia»… si «Macbeth» no ha tenido suerte en el cine, no digamos Lorca. Por cierto, más que sobrevalorado, yo diría que Orson Welles está sobremitificado, que parece lo mismo pero no lo es. Saludos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.