Una marea saharaui sale a la calle contra “los acuerdos ilegales” entre la UE y Marruecos

  • La manifestación estatal que se realiza en Madrid todos los años ha vuelto a reunir a miles de personas para exigir la autodeterminación del pueblo saharaui
  • La marcha, coloreada por las melfas y las banderas, ha contado con manifestantes de todas las edades y procedencias. También con políticos de diferentes ideologías

Hace 43 años que España dejó en manos de Marruecos y Mauritania al Sahara Occidental. La manifestación estatal que se realiza en Madrid todos los años ha vuelto a reunir a miles de personas para exigir la autodeterminación del pueblo saharaui, uno de los últimos territorios del mundo que sigue sin descolonizarse. Pese a que el problema tiene décadas, el lema de la marcha está de plena actualidad: “no al acuerdo comercial y pesquero ilegal entre la Unión Europea y Marruecos que incluya al Sahara”.

Han sido pocas las victorias del pueblo saharaui que lleva décadas realizando una resistencia pacífica, pero la esperanza volvió a resurgir con la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, que dictaminó que los acuerdos de libre comercio de productos agrícolas y pesqueros entre Europa y Marruecos no podían contemplar al Sahara Occidental. Era una herramienta para poner fin al expolio de recursos, pero la Comisión Europea y el régimen marroquí parecen haber desoído la sentencia y siguen adelante con sus planes. La pesca que se realiza en aguas saharauis constituye más del 90% de las capturas de la flota europea, como explicamos en este artículo.

Publicidad

“Si el Parlamento europeo da luz verde a estos acuerdos estará contraviniendo al propio Tribunal de Luxemburgo”, advierte el eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán, quien explica que los propios servicios jurídicos del Parlamento europeo deberían bloquear la votación del pacto. “Manifestamos una vez más nuestro apoyo al pueblo saharaui, exigimos su derecho de libre determinación, que se respete a la legalidad internacional y que se garantice su derecho a manejar sus propios recursos naturales”, ha indicado también el diputado de la formación morada en el Congreso, Pablo Bustinduy.

Publicidad

A la marcha se han unido representantes políticos de diferentes ideologías. Muchos de ellos denunciaban hoy el bloqueo de la Mesa del Congreso a una reunión que el Intergrupo Parlamentario por el Sahara convocó para hablar sobre el proceso de descolonización del territorio. PP y PSOE votaron en contra porque entendieron que el encuentro podía interpretarse como un respaldo a la causa saharaui que perjudicaría las relaciones con Marruecos. “Es una vergüenza que el Gobierno rompa la separación de poderes porque Pedro Sánchez va a ver al rey marroquí dentro de una semana”, denuncia Urbán.

Varios manifestantes sujetan una gran bandera del Sahara Occidental durante la marcha.
Varios manifestantes sujetan una gran bandera del Sahara Occidental durante la marcha./ Andrés Juste

La pancarta de la marcha, que ha partido de Atocha hasta llegar a la Plaza Mayor, la sujetaban tanto representantes del Frente Polisario, la autoridad saharaui, como miembros de Unidos Podemos y Ciudadanos. La vicepresidenta del Parlamento Panafricano, Suelma Beiruk, ha recordado que el pueblo saharaui todavía tiene “una deuda con España” porque la cesión del territorio hace ya 43 años sigue siendo “un acto inhumano, en contra de la justicia y de la legalidad internacional”.

En este sentido, el responsable del Área de Exteriores de Ciudadanos, Fernando Maura, ha subrayado que su partido “respalda el derecho que le asiste al pueblo saharaui para decidir libremente su futuro”. Otros de los líderes que han podido verse en la marcha han sido el líder del PCE, Enrique Santiago; los parlamentarios Diego Cañamero y Sergio Pascual; el diputados de IU Miguel Ángel Bustamante o la diputada de En Comú Podem Sònia Farré.

El pueblo saharaui continúa su protesta pacífica

La manifestación del Sahara, coloreada por las melfas de las mujeres saharauis y la multitud de banderas, ha contado con manifestantes de todas las edades y procedencias. Mahfud, de la plataforma de apoyo a la causa en Linares (Jaén), ha acudido para reclamar “libertad y justicia”. Por otro lado, una joven periodista saharaui, Ebaba, pide “un territorio humano” en el que su pueblo se pueda desarrollar, sin estar dividido por el conocido como ‘muro de la vergüenza’, que es una de las zonas más minadas del mundo. “Pedimos el fin de tanto sufrimiento por la división de muchas familias”, indica.

La periodista saharaui Ebaba, durante la marcha./
La periodista saharaui Ebaba, durante la marcha./ M.F.S.

Hayat Ruguibi es una activista saharaui en los territorios ocupados, donde el régimen marroquí persigue con fiereza a la resistencia saharaui. Como tantos saharauis, ella también ha pasado por la cárcel y se encuentra en libertad provisional. “Ya somos la cuarta generación nacida bajo la ocupación y el exilio. Hay jóvenes presos por el simple hecho de ser saharauis. Pero seguiremos día tras día en la lucha por la independencia”, indica. El color blanco de la melfa que viste hoy refleja su rechazo a la guerra, pero también la exigencia de un pueblo que quiere recuperar su territorio.

Al llegar a la Plaza Mayor, en la lectura del manifiesto, se ha pedido libertad para los presos saharauis, rechazo a los acuerdos ilegales entre la UE y Marruecos, el desmantelamiento y desminado del muro de la vergüenza y el incremento de las ayudas de cooperación y acción humanitaria para los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia).

“Los partidos nos apoyan cuando están en la oposición y cuando llegan al Gobierno nos traicionan”, ha denunciado el presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara, Pepe Taboada. “Dicen que no se puede hacer más, pero no olvidamos a los hermanos saharauis porque ya forman parte de nuestra familia y la familia nunca se abandona”, ha manifestado.