Aquí no ha pasado nada

5

La gran banca de inversión estadounidense, causante de la crisis financiera, continúa a sus anchas pese a haber sembrado el caos

Reconozco que les pillé  mucha manía cuando veía en el 99 y 2000 cómo se deshacían en elogios en sus informes sobre todo aquello que fuera tecnológico o tuviera pinta de serlo. Eran los tiempos en los que decían sin cortarse que Terra podía irse a 400 euros sin problemas. Recuerdo que un día quise hacer un ejercicio periodístico (corría el año 2002, es decir, ya habíamos sufrido el desplome tecnológico) y llamé a varias casas de nombre rimbombante, pidiendo informes de aquellos años, para comparar. No me los facilitó nadie. Todos argumentaron que que sólo conservaban archivados los de los últimos seis meses y cosas de ese tipo. Finalmente, a través a algunos amigos, conseguí echar el guante a ejemplares físicos de esos informes, guardados como oro en paño. Había algunos strong buy y unas recomendaciones de precio que sonrojaban. Ponían en la estratosfera a empresas que en esos momentos ya estaban sepultadas en Bolsa o, directamente, desaparecidas.

Lo malo no es que se hubieran equivocado en sus análisis. Todo el mundo se equivoca. Lo malo es que todas esas ideas, además, se las habían vendido a sus clientes. Y que a las empresas que sacaron a Bolsa bajo una aureola galáctica, en cuanto cobraron el fee y dejaron de tener contrato con ellas, empezaron a publicar informes con su opinión real y a tomar posiciones cortas. Entonces, cuando no había más que cobrar, era el momento de decir la verdad sobre las compañías que habían sacado a Bolsa.

Ya entonces se habló  de la necesidad de una reforma que no llegó ni a tiros. Entonces el chivo expiatorio fue Arthur Andersen, igual que ahora lo ha sido Bear Stearns y Lehman Brothers.

La gran banca de inversión norteamericana ha llenado los mercados financieros de papeles tóxicos, ha quebrado de manera bochornosa (ver la cronología al final del post), pero a su vez se ha permitido emitir informes demoledores contra nuestros bancos después de los rescates. Nuestras entidades financieras estarán cargadas de pufo promotor, pero al menos tienen sus agujeros dentro de balance. Los grandes brokers internacionales, sin embargo, han sido los ejecutores de los celebérrimos cortos contra la banca española.

Pero aquí no ha pasado nada. Es más, la gran banca de inversión continúa operando como si no hubiera ocurrido nada. ¿Sabían que en junio la mismísima Goldman Sachs monta un encuentro financiero con los bancos españoles y que nuestras entidades financieras, en lugar de mandarles a coger amapolas, han perdido el trasero para acudir a ese encuentro? A pesar de haber sufrido los informes demoledores y el ataque de los bajistas.

Les explico que la finalidad de esos encuentros es reunir a los propios clientes de Goldman con nuestra banca, para que compren acciones. La comisión de las operaciones, por supuesto, se la lleva la firma norteamericana. Dentro de unos meses, cuando ya hayan subido las cotizaciones, emitirá los correspondientes informes poniendo a caldo a nuestros bancos y entonces recomendarán vender. De nuevo, la comisión será para ellos.

Nuestros bancos reconocen lo patético de esta situación con un “es que el sistema está  montado así” y agachan la cabeza.

Morgan también ha montado jornadas sobre empresas españolas hace poco también. Y pretenden seguir haciéndolo. Y prácticamente todos.

Sólo una cosa: cuando se habla de las cacareadas “reformas estructurales” del sistema financiero, la primera debería ser la separación absoluta de áreas de negocio de la banca de inversión. El que quiera emitir informes, que no pueda tomar posiciones propias, ni, a su vez, participar en operaciones corporativas. Hay que poner orden aquí, aunque hoy por hoy siguen de rositas, pese al estupor de la comunidad inversora internacional, que está más que harta ya de estas entidades.

Hace poco, en un desayuno que organizó el diario Negocio junto a Executive Forum, el secretario de estado de Justicia, Juan Carlos Campo, incidía en la importancia de la responsabilidad civil penal. El delito es el delito, “aunque esté perfectamente organizado”, decía. Aunque lleve gomina y gemelos.

 

Cronología de la crisis del sistema financiero estadounidense

14 de Marzo de 2008

  • Bear Stearns, el quinto banco de inversión de Estados Unidos, no puede hacer frente a sus pagos y se declara en bancarrota.

17 de Marzo de 2008

  • JP Morgan, respaldado por la Reserva Federal, compra Bear Stearns por un precio ridículo: 150 millones de euros.

15 de septiembre de 2008

  • Después de 158 años de existencia, la incapacidad mostrada por Lehman Brothers para refinanciarse tras la sangría de las hipotecas ‘subprime’, provoca la quiebra de la entidad bancaria estadounidense. Ese mismo día, Bank of America, el primer banco de Estados Unidos, compra Merrill Lynch por 30.500 millones de euros.

 17 de septiembre de 2008

  • Sólo dos días después de la quiebra de Lehman Brothers y la absorción de Merrill Lynch por parte del Bank of America, la Reserva Federal evita la quiebra de la mayor aseguradora del mundo, AIG, con una inyección de 85.000 millones de dólares.

21 de septiembre de 2008

  • Goldman Sachs y Morgan Stanley se trasforman y pasan de ser bancos de inversión a bancos comerciales para acceder a las ayudas de la Reserva Federal.

26 de septiembre de 2008

  • Washington Mutual protagoniza la mayor quiebra de una entidad financiera en la historia y obliga al Gobierno a hacerse con su control, para después vendérselo a JP Morgan por 1.900 millones de dólares. Los clientes del banco retiraron en sólo diez días 16.700 millones de dólares, provocando el colapso de la entidad.

29 de septiembre de 2009

  • Citigroup se hace con las operaciones bancarias de Wachovia y se convierte en la primera entidad financiera del país.

20 de octubre de 2008

  • Apenas un mes después de haberse convertido en banco comercial, Goldman Sachs recibe 10.000 millones de dólares del programa TARP, creado por la Reserva Federal para dar liquidez al sistema financiero y evitar su quiebra. JP Morgan recibe 25.000 millones; Morgan Stanley 10.000 millones; Citigroup 50.000 millones y Bank of America 45.000 millones.

25 de febrero de 2010

  • La Reserva Federal reconoce estar investigando a Goldman Sachs por su relación con Grecia al sospecharse que el banco de inversión americano podría haber ayudado al Gobierno heleno a modificar su balance contable en 2001 a través de productos derivados para cumplir con los requisitos exigidos para entrar en el euro.
5 Comments
  1. lukas says

    De la crisis financiera un dato doméstico irrelevante: Ningún corporativo de los que se beneficiaron y beneficiaron a sus amigos con créditos de la Caja de Castilla-La Mancha, hasta quebrarla, ha sido juzgado ni expropiado.

  2. jonathan says

    Poderoso caballero…

Leave A Reply

Your email address will not be published.