El Movimiento ‘Ocupa el Congreso’ limita el poder de sus impulsores originales y se abre al debate social para definir sus objetivos

9
Manifestación del 15-M junto al edificio del Congreso, en septiembre del año pasado. / Efe

A menos de un mes de la fecha escogida para su acción (25 de septiembre de 2012), el movimiento Ocupa el Congreso, impulsado en un principio por la Plataforma ¡En Pie!, sigue inmerso en un mar de dudas que incluyen que aún se cuestione la fecha de la convocatoria y que estén sin definir los objetivos. La creación de la Coordinadora 25S el pasado fin de semana, que celebró ayer una asamblea informativa en la madrileña Plaza del Carmen, le ha dado un ritmo de trabajo al movimiento nada desdeñable, no hay duda. Lo han metido en la fórmula 15M, una rueda que lleva engrasándose año y medio en la que el asamblearismo, los grupos de trabajo para avanzar en las diferentes tareas y el consenso han hecho funcionar aquello de “Vamos despacio porque vamos lejos” que tanto gusta al movimiento indignado. Pero los impulsores originales del 25S se están convirtiendo en una dificultad para el avance del mismo añadida a la falta de tiempo. Por eso, si algo quedó claro en la asamblea de ayer tras las sucesivas preguntas al respecto, es que la capacidad de decisión de la Plataforma ¡En Pie!, ideóloga del movimiento, ha quedado limitada a su participación como un colectivo más dentro de la citada coordinadora.

La preocupación por la posible bicefalia del movimiento sobrevolaba ayer el ambiente nada más iniciarse la asamblea, que dedicó buena parte de su tiempo a preguntas sobre la actitud de la Plataforma ¡En Pie! Dicha plataforma, formada por una veintena de personas de diferentes ciudades y movimientos sociales, colgaba esta semana de su blog un comunicado desmintiendo las informaciones que hablaban de la revisión de los planteamientos iniciales del movimiento, cuestionados por parecer finalistas (se hablaba de rodear el Congreso hasta que el Gobierno dimitiese y se iniciase un proceso constituyente), poco transparentes tanto en su organización como sobre sus integrantes y nada horizontales en la toma de decisiones.

Publicidad

En lugar de hacer mención a la creación de la Coordinadora, nacida precisamente para salvar esos tres escollos (definición de objetivos, transparencia y falta de horizontalidad) y que había sido la gran novedad del fin de semana, la Plataforma se enrocaba en su blog en mantener “su identidad y sus objetivos iniciales”, seguir “fiel a su documento base y hoja de ruta”, cuyos principios tacha de “irrenunciables” y mantener la acción Ocupa el Congreso tal y como estaba plateada. Así mismo, hacía un llamamiento a la creación de otros manifiestos por todo grupo que así lo desease (no uno consensuado) y a la unión de otros colectivos para “construir a partir de lo creado”.

Ni rastro de la convocatoria de ayer. Ni una letra sobre la asamblea informativa de la coordinadora. Oscurantista como desde el principio a pesar de que esa actitud ha dado alas a que se haya deslizado la idea de que dentro del movimiento Ocupa el Congreso podía estar la ultraderecha,  y que esto haya tenido que ser desmentido hasta la saciedad por sus integrantes.

Objetivos en revisión

Frente a la firmeza con que mantienen sus objetivos desde la Plataforma ¡En Pie!, cuyo documento base defiende “manifestarse rodeando el Congreso de forma indefinida hasta conseguir la dimisión del gobierno actual, la disolución de las Cortes y de la Jefatura del Estado y la apertura de un proceso de transición hacia un nuevo modelo de organización política, social y económica” (lo que ha levantado ampollas y sobre todo miedos en buena parte de la sociedad), desde el grupo de acción de la Coordinadora 25S ya se ve claramente que no hay ninguna intención de permanecer de forma indefinida en torno a la Cámara Baja. Se está estudiando dónde, cómo y con qué plazos se prevé hacer la acción. “Esto no va a ser la toma del Palacio de Invierno, es el inicio de un proceso que va a ser largo, una acción que no es finalista y que desde luego no es violenta”, defendían el Grupo de Trabajo de Acción de la coordinadora. Entre las voces que se alzaron para apoyar esa idea hubo quien habló de utilizar la protesta como modo simbólico de decir a quienes están dentro del Parlamento que no representan a la ciudadanía y escenificar así el inicio de un proceso de trabajo que, con el paso del tiempo, meses probablemente, desemboque en un texto constitucional consensuado por la sociedad. Ni esta propuesta ni ninguna otra fueron consensuadas por ser la de ayer una asamblea informativa.

Como nunca llueve a gusto de todos, los miedos que se habían podido leer todos estos días en las redes sociales ante la posibilidad de que, con esos objetivos maximalistas y sin tener claro cómo llevar el proceso, la acción se fuese de las manos, supusiera un riesgo para la democracia al desestabilizar el sistema existente sin tener avanzado el sustituto, se transformaron ayer en dudas sobre si no se estará descafeinando de más la propuesta, tanto que quede en una manifestación más cuando lo que se pretendía era ir más allá. Hubo quien protestó ayer al conocerse que ahora se debate incluso si pedir permiso a la Delegación del Gobierno en Madrid para la acción de rodear el Congreso. Tampoco gustó mucho a un grupo de los presentes la idea de que se esté trabajando en vías para impedir que los ánimos se caldeen y los manifestantes corten el paso a los Parlamentarios. No se quiere, se dijo ayer, que se repita ante el Congreso de los Diputados lo ocurrido a las puertas del Parlament de Catalunya en junio de 2011.

En cualquier caso, estos y otros puntos forman parte de un debate abierto que se tiene que ir perfilando en los próximos días. Los objetivos y la forma de la protesta se seguirán trabajando en los diferentes grupos y los avances se presentarán en las asambleas que han sido convocadas para el próximo sábado y domingo a las once de la mañana detrás del Palacio de Cristal de El Retiro.

Ayer se reunieron, por ejemplo, los grupos de trabajo de contenidos y comunicación. Este último consensuó buscar vías para que la asamblea del fin de semana sea lo más multitudinaria posible, que llegue al mayor número posible de colectivos, ya sea con correos electrónicos o a través de las redes sociales. En concreto, se quiere enviar un correo electrónico multitudinario que incluya  el llamamiento a la participación  en el 25 S junto con el cartel de convocatoria y un texto en el que se deje claro qué ideologías quedan fuera del movimiento.

En principio el texto diría algo así: "La Coordinadora 25S quiere desmarcarse de cualquier individualidad, grupo u organización que no respete el espíritu de ésta utilizando expresiones fascistas, xenófobas, machistas, homófobas o fascistas, que quedarán fuera de la convocatoria", pero nuevamente debe aún consensuarse.

La Comisión legal de Sol pondrá abogados de guardia para el 25S

Delito de sedición. Hasta 20 años de cárcel. Multas. Detenciones. Porrazos. Balas de goma. El catálogo de los posibles riesgos a los que se exponen las personas que participen en el movimiento llamado Ocupa el Congreso el próximo 25 de septiembre empieza a sonar con fuerza en los oídos de quienes se están planteando acudir a la convocatoria, antes incluso de que estén claros los objetivos de la misma. La Comisión de Legal de Sol, surgida en los primeros días del nacimiento del 15M y que desde entonces ha venido dando cobertura legal al movimiento indignado, ha decidido prestar ese mismo apoyo al 25S.

Así lo expresó ayer una de las integrantes de la Comisión de Legal que participó en la asamblea informativa de la Coordinadora del 25S. “Legal Sol da cobertura cuando convoca la Asamblea General de Sol o cuando lo hace una asamblea ligada al 15M (una asamblea de barrio, por ejemplo) siempre que lo pida con cierta antelación”, explicó. La principal duda en los debates que la comisión ha mantenido para decidir si daban cobertura legal al 25S era por no saber quién convocaba la acción de protesta, si el 15M estaba detrás o no. El pasado fin de semana, en el Segundo Encuentro Intergrupos del movimiento Ocupa el Congreso, se encontraron con que “un buen número de Asambleas del 15M se estaban detrás de la coordinadora y por eso la asamblea de la Comisión de Legal decidió que”, como en el resto de supuestos citados, “pondrá abogados de guardia para la defensa de quienes participen en el 25S”. Además, están elaborando un informe que pondrán a disposición de la Coordinadora 25S sobre los posibles delitos y penas a los que se enfrentan las personas que participen en la acción. Lo importante, comentó la citada integrante de la comisión, “es que la gente que acuda sepa a lo que va”.

9 Comments
  1. gogó says

    Este tipo de convocatorias a hacer cosas multitudinarias «con los ojos cerrados» no puede llevar a ningun buen puerto

  2. maestradoce says

    Pues en esta web hay un foro que trata todo el tema del 25s y es buenisimo, yo lo he estado leyendo y hay vídeos, me gusta me gusta http://foro.redjedievolution.com/viewtopic.php?f=72&t=4168

  3. Federico says

    Yo le veo un problema de partida a esta acción. Compartiendo las razones de su puesta en marcha, la ambición en sus objetivos (la dimisión del gobierno y la abdicación del rey), a la acción planteada le falta algo primordial, como es el apoyo de una amplia mayoría de la población. El 80% de los españoles ni siquiera saben de qué va esto. ¿Cómo se puede pedir algo tan maximalista con el apoyo de un porcentaje tan exiguo de la población? Es legítimo, pero dudo que tenga éxito, por la tendencia política de la mayoría de los españoles (o bien votantes convencidos del PP y PSOE o bien ajenos a lo que les rodea, más pendientes de los éxitos deportivos o de las marujadas del corazón). La fruta aún no está madura, y creo que es pronto para dar ese golpe de timón.

    Y luego está el hecho de que no hay debate real. O te adhieres a la convocatoria o no. En este segundo caso, se tacha a esa persona de cómplice del sistema. No es muy democrático u horizontal, que digamos….

  4. Cotilleja Sinremedio says

    Federico, muchísima gente conoce el Movimiento 25-S y precisamente donde mayor apoyo habría por parte de la población, sería destituyendo a todos los políticos existentes, tal y como se interpretó del Manifiesto original, aunque qué duda cabe de que la banca, aristocracia y sectores influyentes seguirán apoyando al PP (o al PSOE) por su tendencia cambiante de chaqueta. ¿Pero los que estamos ante el moño?…. queremos la dimisión de todos.

  5. ana says

    Estoy deacuerdo en que hay que hacer algo,pero no a lo loco,hay que tener las cosas claras,si no ,nos vamos a hundir mas de lo que estamos.Hacer las cosas sin orden ni claridad es beneficiar mas todavia al gobierno,no nos olvidemos quien tiene la sarten por el mango.

  6. Carlos Ernesto says

    Cosechando calas
    Insisto: hay que desconvocar a nuestros conciudadanos de la acción en el Congreso y reconducir todo al Tierno Galván. Hagamos nuestro Congreso Alternativo, pacífico y constructivo. En el espíritu que el 15 de mayo pasado nos convocó a concebir y elaborar una salida democrática, igualitaria, inclusiva y pacífica.
    Estoy muy preocupado por la acción del Congreso: surgió de un grupo de compis acostumbrados al funcionamiento verticalista, acuciados por la urgencia del efecto y lo superficial –señas de identidad del sistema- y por la ansiedad infantil del cambio aquí, ahora y para mí. ¿Dónde está la generosidad de nuestras asambleas en esta acción? ¿Dónde está el ejemplo paciente, predicativo en el ejemplo, de nuestro trabajo colectivo?
    La parte sustancial de los convocantes de primera hora, la Plataforma En Pie, se ha apartado de la acción, al comprobar que no adhiere la mayoría del movimiento 15M y que el apoyo popular se hace absolutamente minoritario. Los compis que han reconvertido la convocatoria en Coordinadora –algunos que han renegado de esa función en la APM- y adhieren a la acción, se encuentran en la flagrante contradicción de estar maquillando una acción ajena al 15M para seguir en el erre que erre español, en tanto que el aparato de difusión masiva del sistema ha dejado en la sociedad la idea sustancial de golpe de estado. ¿Alguien ha escuchado a un medio hablar de la Coordinadora?
    Lo revolucionario cuando uno se equivoca, es corregir. La corrección hoy se llama Congreso Alternativo del 15M en el parque Tierno Galván el 25 de Septiembre.
    La Asamblea Popular de Carabanchel en su Punto de Información de los martes, ayer, ha cosechado las primeras calas del entierro de la acción enterradora del Congreso:
    Dos vecinas rechazaron nuestras convocatorias a la Acampada de Sanidad de mañana y a la invitación de la Fiesta Vecinal del Eko a la coincidente exclamación: “¡Deja, deja, ustedes siempre con lo mismo!” ¿Qué mismo? ¿Tengo que escribirlo?
    Con la idea base de golpe de estado, el aparato de difusión del poder ha dejado clavado de forma profunda la idea de violencia y enfrentamiento en la acción del 15M. Como sabemos, dos virtudes que nos cansamos de exponer a nuestros vecinos… No existe maquillaje alguno que cambie en nuestros conciudadanos esa idea. Esa es la contribución que ha empezado a cosechar la acción de Toma el Congreso.
    Sea lo que sea que hagan los convocantes – Carabanchel consensuó su desvinculación de la acción junto a la mayoría de las Asambleas del 15M y no asistiremos ni para informar- van a la zaga de lo que dispone el poder. Nos califican de golpistas… pues a pergueñar maniobras para demostrar que somos buenos y nos portamos bien. Llevamos 35 años haciendo lo mismo. Las malas prácticas dejan su huella. No hay nada alternativo ni con espíritu de cambio en estas manipulaciones.
    Para no cosechar calas en un entierro anunciado, debemos convocar al Tierno Galván a nuestro Congreso Alternativo y Democrático, en el cual reflexionaremos sobre las ideas que nuestro pensamiento colectivo tiene para cambiar el modo de convivencia capitalista por una convivencia colectiva que tenga en el centro de sus preocupaciones al ser humano y la reconstrucción del medioambiente.
    Un besoabrazo de oso.
    Militante de la Asamblea Popular de Carabanchel.

Leave A Reply

Your email address will not be published.