Rosa Díez lleva al Congreso las propuestas de Fidalgo

4

¿Decidirá el ex secretario general de Comisiones Obreras, José María Fidalgo, dar el salto a la política de la mano de Rosa Díez, del mismo modo que lo hizo su antecesor Antonio Gutiérrez del brazo de José Luis Rodríguez Zapatero? Medios sindicales apuntan esa posibilidad. Y en el partido de la ex dirigente socialista vasca, Unión Progreso y Democracia (UPyD), aseguran que funcionan con la puerta abierta, lo que no quita para que en ocasiones (caso de Mikel Buesa) hayan empleado la fórmula de cortesía que empleaba en IU  Julio Anguita: “¿Me haría el favor de salir y cerrar la puerta por fuera?”

El histórico sindicalista leonés, traumatólogo del hospital La Paz en excedencia, de 62 años, prefiere guardar silencio sobre su decisión, aunque reconoce que la política “regeneracionista” que enarbola UPyD le tienta sobremanera y opina que tendrá “un gran recorrido”. Como vocación pública y voluntad de servicio no le falta, y amigos como el eurodiputado y catedrático de Derecho Administrativo, Francisco Sosa Wagner, tampoco, la rumorología que otrora le reprochaba su acercamiento a Mariano Rajoy y le criticaba que hubiese aceptado colaborar con FAES, la Fundación de José María Aznar, se desdice y ya le coloca de candidato de UPyD a la alcaldía de Madrid o a la presidencia de la comunidad autónoma. Tanto da.

Lo cierto es que UPyD sigue actuando como un imán sobre algunos cuadros intermedios de formaciones sindicales y políticas tradicionales y que algunas personas con capacidad de atracción local y provincial, como el ex dirigente de UGT y ex diputado socialista por Cantabria, Juan Mazarrasa, no han dudado en inscribirse. La presentación de un número estimable de candidaturas locales, por encima del medio millar, en las elecciones locales y autonómicas de mayo de 2011 significaría el despegue de la nueva formación con un programa de “cohesión nacional” frente a las fuerzas centrífugas y con la exigua financiación estatal de 758. 262 euros anuales, aunque superior a la que obtienen por representación parlamentaria los nacionalistas gallegos, canarios y de Unió, el partido de Josep Antoni Durán i Lleida, hoy más que nunca considerado un hombre de Estado.

En el programa de “cohesión” y la necesidad concreta de restablecer “la unidad de mercado” ya se ha producido la primera gran coincidencia entre Díez y Fidalgo. En efecto, la diputada acaba de trasladar los planteamientos del ex dirigente de CC.OO a una proposición no de ley en la que pide al Gobierno que “armonice” la legislación socioeconómica de las distintas autonomías de modo que se garantice la unidad de mercado y se eliminen los obstáculos a la libre circulación de trabajadores, capitales y mercancías. Se trata de la primera “influencia visible” de Fidalgo en la política de UPyD. Pero vendrán otras, pues mientras los poderes autonómicos se dediquen a levantar barreras de todo tipo con gran gasto y burocracia, el programa de UPyD se percibirá como una necesidad contra esa “corrupción objetiva” de la que hablaba Enrique Tierno Galván hace treinta años y que España no ha sabido o no ha podido quitarse de encima.


loading...

4 Comments
  1. Maria says

    Querido Luis: consulta la fecha de la iniciativa… Fidalgo no planeaba entonces por upyd

  2. Posidonio says

    Me parece muy bien que una iniciativa sobre la unidad de mercado que vienen reclamando los llamados agentes sociales permita acabar con una situación manicomial en materia fiscal, laboral, comercial, educativa, sanitaria, etcétera. De acuerdo con Fidalgo y Díez contra los abusos y la farfolla burocrática, enchifista, chantajista y, con perdón de la Constitución, autonómica.

  3. Luisa says

    De lo que dices me quedo con la frase de Anguita. ¡Salud y república federal, no autonómica!

  4. Luis Díez says

    Querida María, gracias por tu observación. Rosa Díez presentó una iniciativa en el primer periodo de sesiones de la legislatura, concretamente, el 3 de junio de 2008, pidiendo la elaboración de un catálogo de regulaciones administrativas de caracter económico de las Comunidades Autónomas. Pero ocurrió que sólo hasta el jueves pasado, día 22, pudo argumentar en la comisión de economía, y es ahí donde las ideas expuestas por Fidalgo (también por otros dirigentes sindicalistas, a qué negarlo) quedaron bien reflejadas. Por cierto, la propuesta fue rechazada, así como una enmienda del PP que pedía al Ministerio de Economía ese catálogo antiunidad de mercado en 6 meses y proponía crear una comisión nacional de unidad de mercado. Muchas gracias por haberme dado la oportunidad de ampliar la información.

Leave A Reply

Your email address will not be published.