Reforma laboral en clave de fracaso y despedida

5
Zapatero, solo en el el banco azul, durante el debate de la reforma laboral celebrado ayer. / B. Rodríguez (Efe)

Nada más votar la reforma laboral –con Zapatero el primero--  el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se fue con los compañeros socialistas al Sanabria, que es un bar situado a la trasera del Congreso, y allí analizó la situación. Para empezar, la reforma es una buena cosa para convertir  a los eventuales en fijos. La reforma intenta que los empresarios apliquen el contrato de inserción, que se diferencia del fijo en que llegado el momento del despido el obrero tiene una indemnización de 33 días por año trabajado en vez de 45. La reforma procura que en vez de los despidos se instaure en las grandes empresas la reducción de jornada y el reparto del trabajo y de la masa salarial. La reforma incentiva con bonificaciones a la Seguridad Social la contratación de mujeres, de jóvenes y de mayores de 45 años. La reforma atribuye representación sindical a las centrales de clase en las empresas pequeñas y en los comercios que no tuvieren comités. La reforma es buenísima para acompañar, como dijo Corbacho desde la tribuna, la “recuperación económica  que ya se está produciendo”.

La reunión de Corbacho con los compañeros socialistas en el tabernario de la trasera del Congreso tenía más de despedida que de otra cosa. Corbacho  deja el ministerio y se va con Montilla, el hombre más triste del mundo, a ganar las elecciones catalanas. “Esta reforma laboral probablemente sea más larga de lo que muchos piensan e imaginan”, fueron sus últimas palabras en la tribuna del Congreso. Para Corbacho la reforma es equilibrada y ecuánime, un texto legar magnífico. Para el  ponente socialista, Jesús Membrado, trata de superar la dualidad del mercado de trabajo. Para los reunidos en el Sanabria a festejar el acontecimiento –Membrado, Matilde Fernández, Juan Barranco y otros-- la reforma es maravillosa. No importa si se quedaron solos en las votaciones para ratificar el deber de los parados de aceptar los cursillos y los contratos que les ofrezcan, o si resulta imposible cumplir el precepto de que a los desempleados se les ofrezca en el plazo de treinta días un plan de formación para el empleo, según me reconoció Membrado. Lo importante es que la reforma ha salido adelante.

Publicidad

Los primeros datos de la nueva legislación laboral en vigor por decreto son esperanzadores: el porcentaje de contratos temporales desde hace dos meses es del 96%. Más que nunca. Y los contratos de inserción, con 33 días de indemnización por año trabajado, ascienden al 1%. Nadie reconocerá que la reforma está dando resultados, pero al cabo de dos blancos de Rueda y de una charla circunstancial con varios parroquianos los coríferos de Corbacho fueron saliendo del fondo del establecimiento, donde también pegaban la hebra Elena Valenciano y Alfredo Pérez Rubalcaba sobre el control de los etarras en Cuba, y  entonces Membrado y Manuel de la Rocha me reconocieron que la reforma no es un acto fallido y que tiene “elementos negociables” tras la huelga del 29-S. ¿Cuáles? Bueno, los alusivos a las sanciones a los parados y a las facilidades para el despido, pues la reforma es para crear empleo, no para facilitar el despido. Eso dijeron.

5 Comments
  1. inteligibilidad says

    Si es que no se lo creen ni ellos…

  2. Mariano says

    Tienen un morro que se lo pisan; la reforma sólo interesa a cuatro grandes empresas, que son el 6%, y por supuesto a ayuntamientos y adminsitraciones públicas, que se van a hartar de subcontratados por las ETT y no van a crear ni un puto puesto de trabajo, salvo para hijos pareintes y demás familia de alcaldes y concejales.

  3. Inedita says

    ¿la reducción de jornada y el reparto de trabajo? ¿Porque no empiezan por ellos mismos a repartir los sueldos que tienen, algunos 3 y millonarios?
    Tienen un morro que se lo pisan

  4. riyo says

    7a3jajajajajj !menudos ejercicios para cobamtir el calor!! jejejejj Hoy he tenido un dia supercomplicado jejejej Pero me han hecho reir mucho esos supuestos ejercicios para resistir el calor jejejej Ahora bien, si quieren les puedo recomendar losc2a0que se me acabn de ocurrirc2a0para cuando se les vaya la luz jejejej No me refiero a los dec2a0 Yoga, que es lo maximo, sino a otros que se me acaban de ocurrir mas MUNDANOS jejej. 1) Respirar al minimo. Mientras mas respiren mas calor interno produciran. 2) Buscar lo FRIO. Segun la teoria Hermetica (Hermes el Trimegisto, O sea El tres veces grandes)c2a0se debe buscar lo frio en lugar dec2a0intentar eliminar el calor. O sea es equilibrando EL OPUESTO. Debe buscarse la sensacion de frio y concentrarse en ella e ignorar que existe el calor. c2bfComo lograrlo? !Simple! Lo primero es manteniendo el cuerpo humedo, de hecho al evaporarse esa agua lo hara absorviendo nuestro calor, un metodo es simplemente usar ropa mojada. Debe evitarse en dicho caso el contacto conc2a0corrientes de aire como la brisac2a0para evitar resfriados. Otro metodo simple es meter los pies descalzos en un recipiente con agua, !Y concentrase en ella!! Otro metodo es ponerse solo en la cabeza algun cintillo mojado de modo que las gotas rueden por la cara y el cuello. En fin la idea es tener un punto de referencia FRIO con el objetivo de equilibrar LO CALIENTE. Debemos evitar tomar agua fria, sino mas bien algo caliente, lo cual nos hara sudar..implicando HUMEDECER LA ROPA, por eso es mas directo MOJARLA. El sudor es el mecanismo natural para enfriar el cuerpo, de ahi que que nosotros nos humedecemos adelantamos el paso de SUDAR forzadamente. Aqui ya esc2a0 tarde luego opino mas. Pero bajo ningun concepto le peguen el golpetazo con la frente a algo jejejej Ah tambien pueden llenarse la boca con agua y dejarla en la boca esa sensacion les reducira la de calor

Leave A Reply

Your email address will not be published.