Consenso en la Judicatura: Manuel Marchena será el fiscal general del Estado del PP

8
El magistado Manuel Marchena. / Captura de vídeo de Youtube

En ausencia del Rey, cuyo tendón de Aquiles es su tendón de Aquiles -del que convalece-, el acto de apertura del Año Judicial celebrado este pasado jueves tuvo una estrella inesperada: el magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo Manuel Marchena, cuyas manos fueron estrechadas, su espalda palmoteada y sus mejillas besadas con una intensidad insospechada.

La causa de tanta muestra de aprecio fue la extendida percepción entre sus colegas de que Marchena será el futuro fiscal general del Estado en el supuesto probable de que el PP gane las elecciones del próximo 20 de noviembre, y es sabido que en la Judicatura se olfatea de lejos a los vencedores para correr en su auxilio cuando la ocasión lo aconseja.

Por otro lado, la designación de Marchena no extrañaría a nadie. A diferencia de Miguel Colmenero, otro de los jueces del Supremo a los que se sitúa en la órbita del PP, Marchena procede de la carrera fiscal y fue en su día la mano derecha de Jesús Cardenal, el militante del Opus Dei al que Aznar encomendó la Fiscalía General del estado

Los méritos de Marchena para hacerse con el puesto son incontestables. Se hizo notar con ocasión de la sentencia que absolvió a los policías que detuvieron a los dos presuntos agresores del entonces ministro de Defensa José Bono, ambos militantes del PP. En su voto particular insistió en que la detención había sido ilegal y los agentes habían falsificado el atestado.

Por si esto fuera poco, es el instructor que ha llevado una de las tres causas por prevaricación que Baltasar Garzón acumula en el Supremo, en concreto la que investiga los pagos que recibió de varios bancos y empresas mientras duró su estancia en la Universidad de Nueva York en 2005 y 2006.

Para completar el currículo, Marchena fue uno de los dos magistrados que cuestionó en otro voto particular el Sistema Integrado de Interceptación Ilegal de Telecomunicaciones (SITEL), uno de los caballos de batalla del PP contra Rubalcaba. Nunca antes había planteado oposición alguna al sistema de escuchas de teléfonos móviles, aun cuando participó en una sentencia del Supremo que lo avalaba.

Así es este hombre tan solicitado en la apertura del Año Judicial, incluso por la progresista portavoz del Consejo General del Poder Judicial, Gabriela Bravo. En opinión de sus compañeros, su futuro es esplendoroso.


loading...

8 Comments
  1. Ramón says

    Oseasé, que el PP paga los servicios prestados a Trillo y los gurtélidos en «justicia» vengativa. Para eso quieren el poder judicial: que reine la corrupción y la impunidad per omnia seculas.

  2. krollian says

    La alegórica Justicia española se levanta la venda de los ojos cuando se lo indiquen. Chachi…

  3. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    ¿Recuerda alguien a otro excelentísimo señor fiscal general del Estado nombrado por los ‘peperos’ in illo témpore? No recuerdo bien si su apellido era obispo, cura, arzobispo, cardenal…, esto, Cardenal, y la/su macabra broma fue traspapelar no se sabe muy bien qué asuntos que, por entonces, a Berlusconi lo envolvian…
    Pero, véase, a Berlusconi, íntimo de Aznar, no había quién le tocara.
    Ni vivo, ni muerto.
    Ahora, hoy mismo se ha publicado, precisamente no en toda la prensa que, a los implicados en el inacabable caso CORREA -de algunos, se habla- han de devolver los trajes -sudados, pienso- y pagar una -de risa sin pausa… ja,ja,ja,ja,ja- indemnización, propina…
    ¡Así funciona esta cosa…!
    Además, como hables, te joden a tí…
    ¡Qué chiste!
    Si esto lo hace el cabrero de tu pueblo, le habrían ‘colocado’ cien años a la sombra.
    ¡Ellos son del PP!
    Chitón.

  4. alumna says

    tengo el honor de tener al Sr. Marchena como profesor…inigualable

  5. alumno/a2 says

    El señor Marchena no solo es un excelente jurista, por algo está en el TS. Sino que es un profesor excepcional atento, amable… Es un auténtico privilegio estar en sus clases.

  6. fosfo91 says

    Es un excelentísimo jurista y si lo tienes como profesor (como es mí caso) te ha tocado el gordo de navidad. Es el fucking #1.

  7. chomin says

    Es un grandísimo profesor. Yo le tuve en procesal penal, en sus clases aprendías y te reías. Sobre todo un gran jurista con el que aprendí mucho (aunque luego me suspendió) ¡¡Marchena!! ¡¡Que tío más grande!!

  8. Loli taus says

    Miedo me da tan extremismo eclesiástico, religioso, púdico, hay! Pobres los que no confiesen con su ideología! Estamos vendidos! Donde esta esa balanza símbolo de la justicia?

Leave A Reply

Your email address will not be published.