ESTHER JAÉN | Publicado: - Actualizado: 8/1/2017 19:51

De Guindos, el pasado viernes, día 31, durante la rueda de prensa que siguió al Consejo de Ministros. / E. Naranjo (Efe)

Antes de irse de vacaciones, los miembros del Gobierno no descartaban ya la posibilidad de que, tras el rescate financiero, España deba ser rescatada por la UE, para poder hacer frente a sus pagos. En privado, comentaban la posibilidad real de que se produjera ese rescate, aunque en público seguían negándola. Ahora, pese a que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, sigue jugando al despiste y no concreta si solicitará, cuándo y cómo el rescate, los dirigentes del PP no solo no descartan esa posibilidad, sino que intentan desdramatizarla y presentarla ante la opinión pública como una opción nada dramática. En los últimos días lo han hecho la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal o el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Aunque los dirigentes del PP y los miembros del Gobierno no dan más detalles, en el mundo financiero lo tienen claro: “España no tiene liquidez a partir del mes de octubre” asegura el presidente de una importante entidad financiera española. Por eso, el rescate es, en su opinión, “inevitable”. En cuanto a la forma en que se le quiera llamar, le parece lo de menos, pero de lo que está seguro es de que “le llamen rescate o no, España depende de que la UE le adelante liquidez, porque no va a ser capaz de afrontar los vencimientos de la deuda que se le vienen encima a partir de octubre”.

En el mundo económico y financiero no hay dudas sobre el hecho en sí: habrá rescate. Es un secreto a voces, aunque hay una gran expectación ante la fórmula que, finalmente, se elegirá y cuándo se materializará.

Este mismo alto directivo bancario asegura que, incluso antes del verano, casi todas las entidades tenían ya en su poder estudios en los que se analizaban todas las posibles variables de un eventual rescate, sin descartar, incluso, la vuelta del euro a la peseta. Parece que, desde entonces, esa posibilidad ha perdido fuerza, pero  no así el rescate, que es “más una necesidad que una posibilidad, porque, entre otras cosas, España no puede seguir manteniendo una prima de riesgo de 500 puntos básicos. Nuestra economía – asegura tajante – solamente es sostenible con una prima de riesgo de 200 puntos básicos”.

Con respecto a las condiciones que conllevará el rescate, no le cabe la menor duda de que serán duras y que el Gobierno tendrá que aceptarlas, como ha acabado aceptando la creación de un banco malo, que hace unos meses negaba. Sobre esta figura, aclara que hay muchas incógnitas que despejar aún, pese a su aprobación en el último Consejo de Ministros y, como mal menor, lanza un deseo: “Espero que  no consolide con la deuda pública”.

En cuanto a nuevos recortes, el mundo de la banca no espera mucho más del gobierno. No, al menos, voluntariamente. No se esperan recortes dramáticos, según el presidente de esta entidad financiera, “porque España no está preparada para recortes traumáticos”. Por eso, entiende que para el Ejecutivo sería más fructífero, por ejemplo, perseguir el fraude en el subsidio por desempleo antes que recortar la prestación. De lo que no le cabe duda a  este sector es  que, en breve, habrá nuevos retoques en materia de pensiones: un nuevo cálculo de la pensión, contando con toda la vida laboral y la supresión del periodo transitorio establecido hasta implantar la edad de 67 años, son dos modificaciones cuya puesta en marcha se da, prácticamente, por asegurada.

Artículos Relacionados

  • miki

    y la cara tontolaba que tiene de guindos no me estraña que se rian de nosotros los alemanes

  • Zaratustra

    Los bancos nunca pierden, se lo quedan.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend