El Gobierno se prepara para afrontar un Plan Ibarretxe II

0
Mas y Rajoy, al comienzo de su entrevista de ayer, día 20, en La Moncloa. / Ballesteros (Efe)

El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, tenía clara la respuesta que iba a dar ayer al presidente de la Generalitat, Artur Mas: el pacto fiscal no es viable y va contra la Constitución, como hicieron público los servicios de comunicación de la presidencia del gobierno. Y también intuía la reacción del presidente catalán y su intención de convocar elecciones anticipadas. La cuestión, según fuentes gubernamentales, es saber "hasta dónde van a llevar su plan los nacionalistas catalanes". Desde el Gobierno temen que la cuestión catalana se convierta en un enfrentamiento abierto con el gobierno de Rajoy, que Mas protagonice un episodio similar al que protagonizó en su día el lehendakari Juan José Ibarretxe y que ello provoque un mayor deterioro de la imagen de España ante instituciones europeas y mercados.

Además, en el Ejecutivo no sólo dan por hecho el adelanto electoral en Cataluña, sino la posibilidad de que, en palabras de un dirigente del PP, "pretendan colar el resultado electoral como un aval al plan secesionista", si las urnas (tal como indican las encuestas) convierten a CiU en vencedora una vez más de los comicios. Los populares tienen claro que la convocatoria electoral que -calculan- anunciará Mas la semana próxima no puede dar paso a un escenario similar a unas constituyentes, porque "el Estado no puede admitir procesos que están absolutamente fuera de nuestra legalidad".

Por el momento, en el Ejecutivo prefieren no hablar de las posibilidades legales que recoge nuestro ordenamiento jurídico y que permiten la suspensión de las competencias de un gobierno autonómico, pero recuerdan que esa posibilidad existe, aunque sea una fórmula "extrema", que no se debe usar si no es "estrictamente necesaria".

Precisamente, ante la posibilidad de que Mas inicie una senda similar a la emprendida por Ibarretxe en su día, Rajoy quiso escuchar en primera persona la versión de su rival, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de que estará "enfrente" de iniciativas secesionistas y, en este caso, del lado de Rajoy y de la legalidad vigente. Tras la conversación telefónica mantenida entre ambos, Rajoy confirmó que cuenta con el apoyo del PSOE a la hora de hacer frente a cualquier tipo de aventura independentista. Claro, que no falta en el PP algún dirigente que señala, con mucha ironía, a los socialistas catalanes y pregunta: "¿Puede garantizar Rubalcaba que el PSC en pleno apoyará las tesis de su líder?". Eso es harina de otro costal, pero , por el momento, el presidente del Gobierno tiene claro que se enfrentará a cualquier intento de reedición de una especie de Plan Ibarretxe II y que puede contar con el apoyo de Rubalcaba para esa labor. Algo que ayer mismo hizo saber a Artur Mas en el transcurso de su entrevista. Rajoy no está solo.


loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.