Wert ofreció a Cataluña zanjar la polémica educativa con un "gesto"

3
La consejera de Educación catalana, Irene Rigau, conversa con el ministro Wert poco antes de abandonar la última Conferencia Sectorial de Educación. / J. J. Guillén (Efe)

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ofreció a la consellera del ramo en Cataluña, Irene Rigau, una solución pactada para zanjar la polémica de la escolarización en español en su Comunidad,  para aquella familias que así lo soliciten. Según fuentes gubernamentales, el ministro Wert pidió a la consellera apenas un "gesto". De acuerdo con la versión de estas mismas fuentes, el ministro de Educación habría sugerido a la consellera que con sólo poner a disposición de aquellas familias que deseasen escolarizar a sus hijos en castellano dos centros educativos en Barcelona, uno en Tarragona y algún otro más donde lo estimasen oportuno, el gobierno de Mariano Rajoy se daría por satisfecho e interpretaría, con buena voluntad, que el Gobierno de Artur Mas daba cumplimiento a las sentencias que entienden que los padres tienen derecho a escolarizar a sus hijos en la lengua oficial que estimen oportuno. Se trataba de hacer apenas un pequeño gesto, para rebajar la crispación y el enfrentamiento abierto provocado por la aparición del borrador de la LOMCE (Ley  Orgánica para la Mejora de la Calidad de la Enseñanza).

La oferta de Wert se produjo el pasado 13 de diciembre, apenas 9 días después de que Rigau diese plantón al ministro en la Conferencia sectorial de educación. El  jueves 13 de diciembre, ministro y consellera mantuvieron una reunión bilateral durante dos horas y media. Durante el encuentro, Wert trató de convencer a Rigau de que sólo necesitaba un pequeño gesto del gobierno de la Generalitat de Cataluña. para zanjar sus diferencias. Un dirigente del PP ha asegurado  además a cuartopoder.es que "Wert ha adoptado esta nueva actitud conciliadora porque así se lo pidió el presidente".  Pero  la respuesta de Rigau fue un no rotundo.

Fuentes del gobierno catalán, por su parte, aseguran que la consellera Rigau le dijo  a Wert que no  podía hacer ese "pequeño gesto" que le pedía, porque mantener la política de inmersión lingüística era una cuestión "de principios" y que  en Cataluña se interpretaría, en cualquier caso, como una imposición y un ataque.

 

Tras esta conversación,  Rigau y Wert no han tenido proximidad alguna: ni física, ni ideológica. El desencuentro entre ambos gobiernos permanece y no tiene visos de  mejorar. Desde que Wert y Rigau mantuvieran dicho encuentro y el ministro lo diese por finalizado asegurando que "no ha habido aproximación ni avances materiales, pero seguimos comprometidos en seguir hablando para lograr algún acuerdo", las posiciones siguen enfrentadas. Y el enfrentamiento va para largo.

El borrador de la LOMCE tiene el apoyo de todas las comunidades gobernadas por el PP, pero mantiene la oposición de otras cuatro, además de Cataluña. Andalucía, Asturias, País Vasco y Canarias se oponen también a ese borrador que, antes de ser siquiera anteproyecto de ley, ha puesto en pie de guerra a parte de los territorios y otra parte de la comunidad educativa. Pero , sin duda, el enfrentamiento político entre las administraciones catalana y central promete ser el más sonado de todos ellos.


loading...

3 Comments
  1. Pep says

    Cuando se leen noticias comoe estas se descubre la verdadera talla de lideres de los personajillos que nos desgobiernan. Srs, mandar, gobernar, dirigir, implica tomar decisiones que producen efectos no simepre positivos para todos, , pero eso o se tiene asumido o sucede lo que vemos continuamente, bajada de pantalones, por intererses personales o de partido Patetico, por mas que se quiera justificar

  2. Feudall says

    Wert, de bajada de pantalones NADA.
    Cateliña es España, y como tal tiene que acatar las leyes de nuestro pais, sin mas. Es inaceptable, una parte de España que prohiba enseñar el castellano.
    Hasta hay podíamos llegar.

Leave A Reply

Your email address will not be published.