La izquierda alternativa desconfía de las intenciones del Gobierno en Gibraltar

1
Una excavadora, ayer, trabajano en las labores de construcción de un segundo espigón en la cara este de Gibraltar. / Carrasco Ragel (Efe)

Nadie tiene dudas de que el 'bunkering' es una práctica perjudicial para el medio ambiente. Tampoco hay interrogantes sobre si Gibraltar es un paraíso fiscal. Los datos hablan por sí solos. 30.000 habitantes y 60.000 empresas. De hecho, nadie pone en duda la relación entre ambos. El 'bunkering' se efectúa en Gibraltar para repostar libre de impuestos.

De lo que sí dudan líderes de los partidos de izquierdas alternativas y organizaciones vinculadas a los movimientos sociales contactados por cuartopoder.es es si realmente la intención del Gobierno es luchar por la protección del medio medio ambiente en el peñón y contra la evasión de capitales en la península o, por el contrario, el único fin de esta escalada diplomática es desviar la atención de la supuesta financiación irregular del Partido Popular.

Publicidad

“Se está utilizando el medio ambiente para agitar unas aguas que al Gobierno le conviene agitar”, explica Juan López de Uralde, líder de la formación Equo, que señala que el hecho de que el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, tenga intereses en una petrolera vinculada a la actividad del bunkerin muestra “hasta qué punto” el medio ambiente es “sólo una excusa”.

Para Uralde, si la preocupación real del Ejecutivo fuera el medio ambiente el Gobierno se tendría que haber preocupado antes de otros problemas de la zona que sí suceden en territorio español. Como muestra cita dos, la próxima construcción de dos centrales térmicas de carbón en Algeciras y la destrucción paulatina del litoral que está sufriendo la zona. “Ha salido precisamente hoy [por ayer, martes] el daño que está causando al ecosistema el trasvase de arena desde la duna de Valdevaqueros a Gibraltar.

De hecho, el líder de la formación ecologista ha explicado que los bloques de hormigón lanzados al mar por Gibraltar no son perjudiciales para el medio ambiente. Muy al contrario, estos bloques tendrían la función de evitar malas prácticas como la pesca de arrastre y de regeneración del ecosistema marino, ya que el bloque de hormigón sustituiría de manera artificial la función que realizan los arrecifes. No obstante, Uralde sí ha precisado que esta decisión debería haber sido negociada con los pescadores.

De igual forma, Izquierda Anticapitalista pone en duda que Mariano Rajoy tenga intención de cumplir su amenaza de hostigar el paraíso fiscal que supone Gibraltar. Así, Raúl Camargo, portavoz de la formación, señala que en los años de mandato de Mariano Rajoy, el Gobierno nunca ha tomado ninguna medida para evitar que las grandes fortunas acaben en paraísos fiscales.

En este sentido, Camargo recuerda que en Europa hay otros paraísos fiscales, como Andorra o Luxemburgo, este último miembro de la Unión Europea, y que España nunca ha iniciado ninguna escalada diplomática contra ellos. “Para nosotros no hay duda, se trata de un conflicto artificial. Es una maniobra de distracción ideada por algún experto en comunicación del Partido Popular”, ha resumido Camargo, en declaraciones a este medio.

Vender hospital a capital extranjero

El portavoz de ¡Democracia Real Ya! Kike Castelló coincide en su análisis con el efectuado por IA. De hecho, Castelló considera “absurdo” el debate y apremia al Gobierno a tomar medidas contra la fuga de capitales españoles a cualquier paraíso fiscal. “Hay más de 50 paraísos fiscales. Hay que acabar con todos ellos. Pero no creo que este Gobierno tenga este objetivo en su mente cuando saca a relucir el tema de Gibraltar”, señala Castelló, que aclara que su opinión no tiene por qué representar a la asociación DRY.

Pablo Padilla, portavoz de Juventud Sin Futuro, expresa la mismas dudas anteriormente comentadas y añade la absoluta “hipocresía del Gobierno” al levantar la bandera patria con el lema Gibraltar español mientras “vende hospitales a empresas de fuera y reparte la soberanía entre diferentes miembros de la Troika”.

“Nos resulta paradójica la premura que lleva ahora al Gobierno a tomar supuestas medidas contra paraísos fiscales cuando permiten que las grandes fortunas puedan tributar con las SICAV o que simplemente se vayan donde quieran, como Bárcenas. Pero esto es lo de siempre. Quieren crear un conflicto artificial y utilizan el tema de la ecología y del medio ambiente para tener más aceptación social”, apunta Padilla.

Por su parte, la Coordinadora 25-S, que prepara una concentración frente al Palacio Real el próximo 28 de septiembre bajo el lema Jaque al Rey, considera que Gibraltar no es un más que una “cortina de humo” sobre los asuntos que han provocado el “descalabro del actual sistema”. “El trato que da España a las grandes fortunas tampoco es ejemplar. Deberíamos centrarnos en mejorarnos lo de dentro antes de pedir a los demás”, sentencia una portavoz de la Coordinadora 25-S.

1 Comment
  1. linea práctica says

    Hay un problema de nivel europeo que es la diferente fiscalidad que se aplica en cada pais miembro de la UE. La troika rie viendo como en España contribuyen con un 21% de IVA mientras los «repeperos» del gobierno nos «distraen» el asunto GB (gurtel-barcenas) mientras a los gibraltareños les devuelven el IVA de las compras en egpaña

Leave A Reply

Your email address will not be published.