ALEJANDRO TORRÚS | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 01:25

‘La Sorpresa’. Dedicado a todos los que están lejos. / www.youmaykiss.tv (YouTube)

No se fueron, les echaron. Y no se cansan de repetirlo. La crisis los expulsó de un sistema económico y de un país en el que ya era difícil sobrevivir. Otros se fueron antes incluso. Durante los años dorados de la economía española también había ciudadanos obligados a coger las maletas para procurarse un futuro que España les negaba. No era oro todo lo que relucía. Ahora, sin embargo, las cifras se han disparado. Sólo entre 2008 y 2012, 390.206 se marcharon del país. A pesar de ello, no falta quien quiere disfrazar este fracaso del Estado de “espíritu aventurero” de los jóvenes o quien sostiene que este éxodo fortalece la ‘Marca España’.

Ahora es el momento de contestar estas voces. Es el momento de “dar voz a esa mayoría silenciada hasta el momento que reside en el extranjero, expulsados de sus hogares como consecuencia directa de las nefastas políticas económicas” del Gobierno. La marea granate (por el color de sus pasaportes) ha convocado a una jornada “de movilización trasnacional” en los lugares donde cada emigrante resida para este 12 de octubre.

“No nos hemos ido para patrocinar la ignominiosa ‘Marca España’ que el Gobierno pretende vender hacia fuera, ni tenemos nada que celebrar en este vergonzoso día de la ‘hispanidad’”, reza el manifiesto que convoca a los “expulsados” a movilizarse. Al cierre de esta edición, había concentraciones organizadas en hasta once países (incluyendo España).

París. Contrasdefile de la ‘hispanidad’

María Almena Carrasco, investigadora en el Instituto Pasteur, es miembro de Juventud sin Futuro París y está participando en la organización de las protestas que tendrán lugar en la capital francesa. Salió del país en 2012 debido a la “falta de oportunidades” que tienen los científicos en España “por el desmantelamiento que se está llevando a cabo en la I+D”. “Creo que nos vamos a volver nunca a España”, asegura esta joven de 32 años.

María trabaja en el Instituto Pasteur. Es una víctima de los recortes en I+D
María trabaja en el Instituto Pasteur. Es una víctima de los recortes en I+D

En París, la marea granate ha convocado a los emigrantes a participar en el “contradesfile de la Hispanidad” a través del Boulevard de Ménilmontant a partir de las 16.00 horas. “La marea emigrante marchará desuniformemente y con paso firme e irreverente haciendo máximo de lo que los españoles sabemos hacer: ruido y humor”, señala la convocatoria. Para ello, la marea llama a los manifestantes a acudir ataviados de “uniformes (al menos una prenda granata), placas de emigrantes (pasaportes), armas ‘made in Spain’ (fregonas), pinturas de guerra (pintura de cara granate) (…) cascos de protección (escurridores de pasta) y elementos de difusión (silbatos y cacerolas)”.

Entre los manifestantes estará María. Motivos, asegura, no le faltan. “El sábado me manifiesto para denunciar esta situación de emigración forzada a la que nos vemos obligados. También para denunciar las políticas suicidas que se están llevando a cabo en España, junto con el oportunismo de unos cuantos que están desmantelando nuestro débil Estado del bienestar para regalárselo a intereses privados”, explica.

Viena. “No queremos ser exiliados económicos y laborales”

En Austria, hay una concentración organizada en Viena. La marea granate ha convocado una concentración frente al Centro de Idiomas de la Universidad de Viena. Entre los españoles que allí acudirán está Pablo Torija. Su caso, no obstante, es diferente al de buena parte de los recién exiliados. Pablo se fue de España en 2007 cuando aún no había explotado la burbuja inmobiliaria pero estudiar un máster valía un ojo de la cara. “No tenía dinero para pagar un máster y me fui a Copenhague (Dinamarca), donde los máster son gratis”, explica.

Pablo Torija Pablo se fue de España en 2007 cuando aún no había explotado la burbuja inmobiliaria pero estudiar un máster valía un ojo de la cara
Pablo Torija Pablo se fue de España en 2007 cuando aún no había explotado la burbuja inmobiliaria pero estudiar un máster valía un ojo de la cara

Allí trabajó en la Universidad en tareas de investigación y en un “bareto limpiando vasos”. “En los dos curros me pagaban como 12€ la hora. Hacía las horas que necesitaba para pagar mis gastos”, explica. Terminado el máster, Pablo quiso ser doctor. Miró las becas para regresar a España “pero las condiciones eran terribles”. Así que este joven volvió a coger sus maletas y se marchó a Italia donde consiguió una beca un 50% más alta que las ofrecidas en España. Y una vez terminado el doctorado trató, otra vez, de regresar a España. Había salido como licenciado y volvía como doctor, pero en España ya no había sitio para casi nadie. 

“La Universidad allí [por España] está imposible, así que me vine a Viena. Ahora tengo un curro a tiempo parcial (30 horas) y con un buen sueldo”, explica Pablo, que agrega que las ayudas a las familias son “increíbles” en Austria. “Esto es un Estado del bienestar como debe ser. Tuve un hijo cuando mi pareja y yo estábamos estudiando y pudimos salir adelante gracias a que el Estado paga 600 euros al mes a las familias por cada niño durante los dos primeros años, más ayudas para la guardería”, razona Pablo que se pregunta por qué España no invirtió en Educación e Investigación cuando sí tenía dinero.

Frankfurt. “Queremos poder volver a un país diferente”

En Alemania hay convocadas manifestaciones en tres ciudades: Frankfurt, Desden y Berlín. Maribel Caparrós, de Sevilla, acudirá a la protesta de Frankfurt. El manifiesto señala que protestarán porque quieren volver a un país mejor del que dejaron, pero Maribel se pregunta si ella podrá volver alguna vez aunque no pase ni un día sin que piense en su retorno. “Quiero volver. Quiero estar con los míos, con mi familia. Sientes que no perteneces a ningún lado. Ni aquí, ni allí”, cuenta.

Maribel se marchó a Alemania para dejar de "sobrevivir" y comenzar a "vivir"
Maribel se marchó a Alemania para dejar de “sobrevivir” y comenzar a “vivir”

Maribel se marchó de España hace “concretamente un año y un mes”. Desde el año 2004 vivía independizada de sus padres. “Estudiaba filología alemana, trabajaba en los buses turístico en Sevilla y por la tarde, dos o treces a la semana, tenía que trabajar de azafata promotora… todo para poder sobrevivir. En total, ganaba unos 700 euros”.

Cuando terminó su carrera Maribel se cansó de “sobrevivir” y buscó un trabajo de lo suyo que le diera para “vivir”. Fue imposible. Así que cogió su maleta y se marchó. Ahora , dada de alta como autónoma en Alemania, trabaja “traduciendo textos y dando clases de español” y gana, asegura, más dinero que en España. “Aquí puedo vivir económicamente, pero sobrevivo en lo sentimental. Encima nos dicen que somos aventureros y se quedan tan a gusto. Nadie ve cuando lloramos, cuando estamos inseguros, ni lo que echamos de menos. Es indignante”, se lamenta.

Arizona. “Vivimos indignados por no poder volver a España”

Mamen Nicolás Alba vive en Tucson, un pueblo cercano a Arizona (EEUU), junto a su marido. Lo hace, asegura, contra su voluntad. Ella nunca habría abandonado España. Pero no había otra.  Estudió filología en Murcia y dos máster en la Universidad Autónoma de Madrid, pero no consiguió financiación para estudiar un doctorado. En Estados Unidos, sí. Estudia el doctorado en literatura de la Universidad de Arizona, donde también imparte clase.

Mamen Nicolás estudia el doctorado en literatura de la Universidad de Arizona, donde también imparte clase.
Mamen Nicolás estudia el doctorado en literatura de la Universidad de Arizona, donde también imparte clase.

“Tanto mi marido como yo queremos volver a España, pero no podemos. Lo paso muy, muy mal cuando voy a España y tengo que volver. Ojalá pudiese hacer lo que hago aquí en España. Porque la verdad, aunque no me guste Estados Unidos, me están dando lo que quiero, lo que necesito y lo que me merezco”, explica esta joven que habla fluidamente tanto el inglés como el francés.

En Arizona, sin embargo, no hay ninguna acción organizada de protesta. “Somos cuatro gatos los que estamos aquí”, asegura Mamen, que se plantea cómo hacer visible su protesta. “Vivimos indignados porque no podemos volver”, señala esta joven, que asegura que tratará de volver a España cuando finalice su doctorado, aunque sabe que es “una quimera”.

Otras convocatorias

Además de las mencionadas, la marea granate también ha organizado protestas en La Paz (Bolivia), Montreal (Canadá), Madrid y Málaga (España), Reykjavik (Islandia),  Luxemburgo (Luxemburgo),  Brighton, Edimburgo y Londres (Reino Unido), Estocolmo (Suecia) y Montevideo (Uruguay).

Los “expatriados” que no puedan acudir a alguna de las ciudades anteriores y quieran participar en la protesta pueden enviar una fotografía suya a coordinacion@mareagranate.org antes del sábado. Con las fotografías recibidas, de temática libre, miembros de la marea tratarán de hacer un video que será difundido el 12 de octubre.

12O_marea_granate
Cartel de la movilización convocada por la Marea Granate. / Facebook

  • celine

    Triste, sí. Aunque lo de armar soldados con fregonas no me parece tan mala idea.

  • Runaway

    Me gustaría que a muchos españoles que ahora emigran les apliquen la misma medicina que nosostros hemos recetado a los inmigrantes extranjerss cuando venían a trabajar a nuestro país. “Que se vayan a su puto país, que nos quitan el trabajo a los españoles¡” decían muchos, y cosas por el estilo o más graves. Algunos españoles si le hubieran regalado Auchwitzch los fuera gaseado a todos.

  • Runaway

    “Escapad gente tierna, que esta tierra está enferma, y no esperes mañana lo que no te dio ayer, que no hay nada que hacer.” (Estrofa canción de Serrat)
    ” – Porque España es un país históricamente enfermo. Se ve muy bien en cuanto escarbas un poco en la historia (…) España es un país gozosamente inculto, indigna su incultura, su falta de espíritu crítico. (…) El problema es que España es un país inculto, España es un país gozosamente inculto, es un país deliberadamente inculto, que disfruta siendo inculto, que hace ya mucho tiempo que alardea de ser inculto, – Sí, el español es históricamente un hijo de puta..

    “¿Sabes realmente cuál es mi lamento histórico? Es que aquí nos faltó una guillotina al final del siglo XVIII. El problema de España, a diferencia de Francia, es que no hubo una guillotina en la Puerta del Sol que le picara el billete a los curas, a los reyes, a los obispos y a los aristócratas… y al que no quisiera ser libre le obligara a ser libre a la fuerza. Nos faltó eso, pasar por la cuchilla a media España para hacer libre a la otra media. Eso lo hemos hecho luego, hemos fusilado tarde y mal, y no ha servido de nada. El momento histórico era ése, el final del XVIII. Las cabezas de Carlos IV y de Fernando VII en un cesto, y de paso las de algunos obispos y unos cuantos más, habrían cambiado mucho, y para bien, la Historia de España. Nadie lo hizo, perdimos la ocasión, y aquí seguimos todavía, arrastrando ese lastre que nos dejaron aquellos que sobrevivieron y que no tenían que haber sobrevivido”.

    (Arturo Pérez Reverte en una entrevista)
    + http://www.elcultural.es/version_papel/letras/26696/Arturo_Perez_Reverte

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend