Marina Albiol, de 33 años, disputa a Willy Meyer el cartel de IU a las europeas

2
La diputada de Compromís en Les Corts, Marina Albiol. / Efe
La diputada de Compromís en Les Corts, Marina Albiol. / Efe

El encaje de la pluralidad interna trae de cabeza a los dirigentes de Izquierda Unida (IU) cuando falta una semana para que aprueben la lista y el programa para las elecciones europeas del 25 de mayo. Ninguno se atreve a afirmar si repetirá Willy Meyer como cabeza de lista por tercera vez –aunque su continuidad está decidida, según fuentes de la dirección– o si las federaciones apostarán por la valenciana Marina Albiol. Lo único cierto hasta el momento es que el segundo puesto de la lista es para Iniciativa per Catalunya i Vers (ICV) y lo ocupará el economista y diplomático Ernest Urtasun, de 31 años, quien se impuso en las primarias al exconseller de Vivienda y Medio Ambiente, Salvador Milà.

Publicidad

Se da por hecho que Meyer, uno de los eurodiputados más batalladores en Bruselas y Estrasburgo contra la política antisocial de la Troika, cuenta con el respaldo de la dirección y de la mayoría de Andalucía, la federación con mayor peso en IU, pero “la moneda está en el aíre y es difícil pronosticar si encabezará la lista”, señala el responsable de organización electoral Ramón Luque. Los candidatos de las distintas federaciones y colectivos, así como de las formaciones coaligadas en Izquierda Plural serán examinados por una comisión de 15 miembros, que elevará su propuesta al Consejo Político convocado para el 2 de marzo. La comisión buscará el acuerdo entre los distintos sectores y si no es posible la síntesis, ordenará la lista en función del número de apoyos. El Consejo Político podrá realizar modificaciones.

Publicidad

Los valencianos apuestan por Albiol como cabeza de lista con el argumento de que de que IU necesita una cara nueva que conecte con los nuevos tiempos. Albiol tiene 33 años, milita en el PCE y en IU desde hace 14 y es diplomada en Fisioterapia y Magisterio. Las federaciones de La Rioja y Castilla y León le han expresado su apoyo. Asturias presentará su propio candidato y Extremadura, que en los comicios de hace cinco años apoyó a Meyer, ha celebrado primarias por carta –después de descubrir trampas en el voto telemático– para aportar su propio candidato entre los seis que han concurrido. Galicia propone a Javier Couso, hermano del reportero asesinado por el disparo de un tanque estadounidense cuando filmaba desde el hotel Palestina la ocupación militar de Bagdad. Y Baleares apuesta por su excoordinador general, Eberhard Grosske.

Las dificultades para encajar la pluralidad aumentan si tenemos en cuenta los compromisos con la Chunta Aragonesista (CHA) y la oferta de la coordinadora de Esquerra Unida de Galicia, Yolanda Díaz, a sus socios de Anova, la formación de Xosé Manuel Beiras, de un puesto en la lista para salir. A ello se une el difícil pero no imposible acuerdo con la plataforma Podemos y la obligación de incluir al candidato resultante del proceso de primarias en Izquierda Abierta, la formación que dirige Gapar Llamazares en el seno de IU, y en la que compiten Pedro Chaves, Juanma García, Tasio Oliver, Mar Cambrollé y Marta Ávila. Llamazares es escéptico sobre la generosidad de IU para obtener un puesto entre los ocho primeros de la lista.

Con una participación que casi todos los analistas estiman que será más baja que la de hace cinco años, cuando IU e ICV obtuvieron dos eurodiputados frente a 24 del PP y 23 del PSOE (la coalición PNV-CiU obtuvo tres, UPyD uno y la alianza entre ERC, BNG, EA, Aralar y la Confederación de los Verdes otro del total de 54), cada escaño costará entre 250.000 y 260.000 votos, lo que exige superar los dos millones de papeletas para conseguir ocho diputados. Cierto es que nunca faltan previsiones más optimistas para IU a partir del descenso de seis o siete euroescaños del PSOE. Si los socialistas quedaran en 16 escaños, la formación de Cayo Lara podría subir a nueve con un programa abiertamente contrario a las imposiciones de la Troika y al progresivo desmantelamiento del estado social en beneficio de los mercados de capital especulativo.

2 Comments
  1. Militante de IU says

    Por favor, cambien el pie de foto. Marina Albiol NO es diputada de Compromís. ¡Lo es de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV, la federación valenciana de IU)!

Leave A Reply

Your email address will not be published.