Mas rechaza colaborar con la marca España para crear su propia marca: Cataluña

1
Artur Mas detrás de Mariano Rajoy, en primer plano, ayer, durante el funeral de estado de Adolfo Suárez en la catedral de la Almudena. / Juanjo Martín (Efe)
Artur Mas detrás de Mariano Rajoy, en primer plano, ayer, durante el funeral de estado de Adolfo Suárez celebrado  en la catedral de la Almudena. / Juanjo Martín (Efe)

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, rechazó en su día cualquier tipo de colaboración con los representantes de la "marca España". Hasta el despacho del Molt Honorable, en Barcelona, se desplazaba, hace ya algunos meses, una representación de la marca España. El objetivo fijado era tratar de convencer al gobierno de Cataluña, en manos de su presidente Artur Mas, de que colaborase y se implicase en el proyecto "Marca España", como se le solicitó también a otras Comunidades Autónomas. Sin embargo, el presidente catalán declinó amablemente la petición, según han confirmado a cuartopoder.es fuentes de CiU, así como también de la  propia "Marca España".

Publicidad

El argumento utilizado por Mas para desvincularse de cualquier iniciativa de la "marca España" fue que pretende lanzar su propia marca: la "marca Cataluña". Según las fuentes consultadas por este diario, aunque en estos momentos el grado de conocimiento de Cataluña en tanto que marca es bajísimo. Estas mismas fuentes señalan que la intención de los nacionalistas catalanes es aprovechar el tirón internacional y el grado de conocimiento de la ciudad de Barcelona, que tiene un espacio consolidado en tanto que marca, para lanzar a Cataluña y abrirle un hueco.

Publicidad

En la actualidad, y según los estudios que manejan en los despachos del proyecto "marca España", de unos 7.000 millones de habitantes que somos en el planeta, alrededor de unos 7 millones conocen Barcelona, pero eso no significa que conozcan a su vez Cataluña, ni mucho menos que lo identifiquen como marca. El proyecto de Mas requiere, según expertos en cuestiones de imagen, mucho tiempo y mucha inversión económica, algo de lo que carece el presidente de la Generalitat. Con la fecha puesta en  el mes de noviembre del presente año, concretamente el día 9, no parece que, según   los expertos, cualquier campaña de este tipo pueda surtir efecto con tan poco tiempo por delante. Pero Mas, que según su entorno es "tenaz y constante", no abandonará su idea fácilmente.

Leave A Reply

Your email address will not be published.