Gallardón sostiene que el aforamiento no es un privilegio sino un perjuicio

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha anunciado hoy la aprobación por el Gobierno del anteproyecto de reforma de la ley Orgánica del Poder Judicial que entre otras novedades contempla conceder la condición de aforados –solo pueden ser juzgados por el Tribunal Supremo– a la reina y a los príncipes de Asturias, un privilegio que compartirán con miembros del Gobierno, diputados  y senadores, entre otros. Sin embargo, Gallardón ha argumentado que no solo no es un privilegio sino que es más bien un perjuicio porque “cualquier sanción penal en España puede ser recurrida ante un tribunal superior, cualquiera puede solicitar una revisión excepto cuando estás aforado ante el Tribunal Supremo. Luego privilegio, absolutamente ninguno” (min. 0:45 del vídeo).

Vídeo: Europa Press (YouTube)