Bronca en el PP tras constatar que el 'efecto Cañete' ha movilizado a la izquierda

5
cierre_campaña_PP_efecto_Cañete
Ana Botella, Ignacio González, Miguel Arias Cañete y Mariano Rajoy (de izda. a dcha.), ayer, al final del mitin de cierre de campaña del PP en Madrid. / Alberto Martín (Efe)

Dirigentes del PP no ocultan su preocupación: si bien arrancaron la campaña electoral que finalizó anoche con una ventaja suficiente sobre el PSOE, las cosas se han torcido hasta poner en riesgo esa ventaja que, hace solamente una semana, daban por segura. Los estudios y trackings diarios que ha venido realizando el partido sobre la intención de voto de los españoles en los últimos días les marcan, según han confirmado a cuartopoder.es fuentes de la dirección del partido, que la izquierda se ha movilizado sensiblemente en la segunda mitad de la campaña. Varios de los dirigentes consultados dan por hecho que el 'efecto Cañete' ha provocado esta situación.

Publicidad

Desde la dirección del PP, algunos de sus miembros señalan que, pese a que detectan una importante movilización de la izquierda, no tiene por qué traducirse en un gran aumento de votantes socialistas,  "No está claro que todos esos votantes vayan a votar a los socialistas. Cabe la posibilidad de que estén pensando en otras opciones y no en el PSOE". Esta última versión, suscrita por un miembro de la cúpula popular, apunta que, formaciones como IU o Podemos, pueden ser la beneficiadas de esa supuesta  movilización, y no tanto el PSOE. Esa dispersión del voto es su esperanza, porque, para el PP sería un desastre sin paliativos que los socialistas lograsen vencer estas elecciones. De hecho, sería la primera vez que un partido que gobierna en su primera legislatura no vence las primeras elecciones europeas a las que se enfrenta siendo gobierno.

Publicidad

Las causas de esta movilización de la izquierda, que pone en riesgo la victoria popular, están claras para las fuentes consultadas: el 'efecto Cañete'. Pero, además, son muchas las voces que lamentan en el PP que su estrategia de campaña de "baja intensidad", diseñada y orquestada por el sociólogo de cabecera de Mariano Rajoy, Pedro Arriola, ha sido todo un despropósito y tiene mucho que ver con lo que ha sucedido.

Fue esa campaña blanda, cuyo objetivo era no despertar a posibles votantes dormidos del PSOE, la que llevó al candidato popular, Miguel Arias Cañete, a evitar el cuerpo a cuerpo y no enzarzarse en ningún caso en el debate con la candidata socialista, Elena Valenciano. Ella, que percutió una y otra vez sobre su oponente con los recortes efectuados por el gobierno Rajoy, se encontró con un Cañete huidizo, que no daba la correspondiente réplica y que perdió ostensiblemente el enfrentamiento. Después llegaron sus palabras machistas, la superioridad intelectual, etc...Y el follón quedó servido... y alimentado interesada e intensamente desde las filas socialistas.

De acuerdo con las tesis de muchos de los dirigentes del PP, una línea de campaña errónea obligó a Arias Cañete a presentarse en el debate muy mermado en sus posibilidades de réplica a su oponente. Después, sus excesos verbales a la hora de explicar su derrota agravaron la situación y permitieron que, durante toda esa segunda fase de la campaña, no se hablase de la "herencia recibida", ni de la incipiente recuperación económica, sino que el machismo y el amparo que supuestamente daba el PP a esa actitud monopolizaron el debate y favorecieron esa movilización de última hora en la izquierda.

Lo que pueda ocurrir mañana en las urnas es una incógnita, pero el malestar dentro del PP en estos momentos por todo lo ocurrido es un hecho. Los detractores del gurú de la estrategia electoral, Pedro Arriola, que ya son legión en el PP, vuelven a la carga contra el sociólogo y la línea de campaña elegida. Otros prefieren guardar silencio, pero no ocultan su preocupación. Los nervios están a flor de piel y las previsiones electorales muy ajustadas. Y una parte de la dirección del partido no quiere responsabilizar a Cañete del desaguisado, sino que apunta a la cabeza de Arriola.

5 Comments
  1. Verbarte says

    El machismo del PP es otro argumento más en su contra de los cientos que se pueden encontrar reflexionando sobre la realidad de los últimos tres años. http://wp.me/p2v1L3-w0

  2. beglo says

    No ,precisamente el efcto Cañete mermará los votos al PP. Hay muchos otros motivos y más graves.

  3. juanjo says

    Se trata de otro ejemplo más.
    ..
    Y es que amén de mentirosos y corruptos, el Rajoy y sus secuaces son funestos en todos los órdenes y actividades.
    ..
    Un desastre tras otro.

Leave A Reply

Your email address will not be published.