Teresa Romero ya no está aislada

Los últimos análisis de Teresa Romero confirman que en sus fluidos corporales no quedan signos de ébola, por lo que se ha decidido poner fin al aislamiento de la paciente y trasladarla a planta. Teresa Romero continuará ingresada en una habitación convencional de la planta quinta del hospital Carlos y podrá recibir visitas de sus familiares. Teresa, que ha permanecido aislada desde el 6 de octubre, será dada de alta en los próximos días. La decisión se ha tomado esta tarde, tras recibir los resultados de las pruebas que confirman que ya no hay presencia del virus en sus fluidos (ver vídeo).

laSexta.com