Enfermos de hepatitis C se encierran en el hospital 12 de Octubre y se querellarán contra Ana Mato por homicidio

3

Sato Díaz *

Un grupo de los afectados por la hepatits C que se ha encerrado este martes en el Hospital 12 de Octubre. / Faceboo de la Plataforma de Afectados por la hepatitis C.
Un grupo de los afectados por la hepatits C que se ha encerrado este martes en el Hospital 12 de Octubre. / Facebook de la Plataforma de Afectados por la hepatitis C.
Actualización de las 17:00 horas del 18-12-14tras el encierro protagonizado por enfermos de hepatitis C en el Hospital 12 de octubre

Publicidad

Unas trescientas personas han participado esta mañana en la primera asamblea que se ha celebrado en el Hospital 12 de Octubre de Madrid para pedir "tratamientos para los afectados de hepatitis C", tal y como adelantó cuartopoder.es ayer. La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C se encierra, de este modo, en el hall del hospital "hasta que el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, se reúna con nosotros y acepte nuestras reclamaciones". En la asamblea han participado también trabajadores del hospital, representantes de diferentes sindicatos y de algunos partidos políticos. Entre ellos se encontraban Gaspar Llamazares, portavoz en la Comisión de Sanidad del Grupo Parlamentario de la Izquierda Plural, Rubén Bejarano, portavoz de Sanidad del Grupo de Izquierda Unida en la Asamblea de la Comunidad de Madrid, militantes de Podemos, de Equo y de distintos sindicatos.

"La dirección del hospital estaba avisada de que íbamos a celebrar nuestro encierro, no obstante han venido policías a identificarnos, pero no nos importa, nos estamos jugando la vida, no significa nada que nos puedan llegar a multar", explica a este medio Mario Cortés, presidente de la Plataforma de Afectados. "Seguiremos aquí indefinidamente hasta que nos hagan caso y mañana iremos a notificarle al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, que exigimos una reunión", añade. Además, Cortés comenta que van a "retrasar la querella por homicidio contra Ana Mato por permitir la muerte de más de diez personas al día, porque se van a sumar más colectivos, sindicatos y fuerzas políticas".

La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C ya anunció ayer que presentará una querella por "homicidio involuntario" contra la ex ministra de Sanidad, Ana Mato. "Presentaremos una querella criminal en la Audiencia Nacional contra la ministra que permitió que murieran una media de más de diez personas al día en los últimos años por no proporcionarles el tratamiento adecuado", comentó Mario Cortés. La acción tendrá lugar, probablemente, el próximo viernes, día 19 de diciembre. "La presentaremos el viernes si conseguimos recopilar toda la documentación, si no fuera así, la presentaremos en un breve periodo de tiempo, antes de finalizar el año con seguridad", añade Cortés.

Los afectados por esta enfermedad ya contaron a este medio hace unos días que estaban "dispuestos a todo" si el Ministerio de Sanidad no prestaba atención a sus reclamaciones. Por ello, informan de que "la querella contra Ana Mato se ampliará al actual ministro, Alfonso Alonso, si no accede a reunirse con nosotros". Mato no aceptó una reunión, a pesar de que recibió varias solicitudes de esta plataforma durante su mandato. "Queremos pedir a los responsables políticos en una reunión que creen un plan nacional contra este enfermedad, así como que se establezca un presupuesto especial para prevenirla, diagnosticarla y tratarla", explica el portavoz. Por ello, la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C tiene previstas más acciones de protesta. Entre ellas, la ocupación del hospital madrileño 12 de Octubre mañana, jueves 18 de diciembre. "Nos encerraremos en el hospital indefinidamente hasta que se apruebe una partida presupuestaria especial contra la enfermedad y accedan a reunirse con nosotros en el Ministerio".

"Estamos recopilando enfermos que tienen la prescripción médica y que no obtienen el tratamiento por falta de presupuesto, son personas que están condenadas a muerte", dice Cortés. "En el encierro participarán personas que vienen no sólo de Madrid, sino de otras comunidades autónomas. Va a participar mucha gente", añade. Al igual que a Ana Mato, al actual ministro que la sustituyó cuando esta se vio afectada directamente por casos de corrupción, ya le han solicitado reunirse para que escuche las reclamaciones de los afectados por esta dolencia. "Se lo volveremos a pedir, estamos dispuestos a pasar las navidades y el tiempo que haga falta en el hospital si no nos escucha". El presidente de la Plataforma de Afectados comenta que "la pasada semana hubo una reunión con el Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, que dicen que ya no pueden hacer enmiendas a los presupuestos, pero que harán lo posible por nuestro tratamiento". Sin embargo, Cortés discrepa: "se trata de un presupuesto especial, deberían hacer más". También mantuvieron anteriormente una reunión con el portavoz de Sanidad del Grupo de la Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, "que ha presentado bastantes propuestas y preguntas y asume nuestras reivindicaciones completamente".

Los enfermos exigen la incorporación del tratamiento para esta enfermedad en la sanidad pública. Piden un incremento del presupuesto para que el medicamento sofosbuvir (Sovaldi es su nombre comercial) pueda dar cobertura a un mayor porcentaje de enfermos. Actualmente, unas 170.000 personas están diagnosticadas de hepatitis C en este país, sin embargo, se estima que la cifra de infectados es mayor, unos 600.000 en total, debido a que muchos de ellos lo desconocen, pues la hepatitis C es una enfermedad asintomática hasta un estadio muy avanzado en el que se empiezan a notar los efectos.

La combinación del sofosbuvir con otro medicamento, el simeprevir (comercializado como Olysio) es eficaz en un 95 por ciento, aproximadamente, de los tratamientos en los que se utiliza. Según explicó a este diario el doctor Rodríguez Agulló, que fue presidente de la Comisión Nacional del Aparato Digestivo y jefe del Servicio de Digestivos del hospital de Fuenlabrada , esto es “una revolución, ya que con los anteriores tratamientos sólo se podía tratar a un 50 por ciento de los infectados y, entre ellos, únicamente eran eficaces en otro 50 por ciento de los casos". Este nuevo tratamiento tiene un coste de 25.000 euros por paciente tratado. El presupuesto destinado por el Ministerio para estos tratamientos es de 125 millones de euros, por lo que "sólo da cobertura a un 0,6 por ciento de los casos".

(*) Sato Díaz es periodista.
3 Comments
  1. concepcion brañanova feito says

    desde asturias. estamos con vosotros,

    ¡cuantos politicos y familiares habran recibido el tratamiento¡
    es la injusticia social más aberrante e immoral que puede pasar ,sin consecuencias.No lo permitamos

Leave A Reply

Your email address will not be published.