Rajoy retrasa los candidatos en los territorios con más corrupción del PP

7
Mariano Rajoy en la cabecera del vído de la campaña 'Aún queda mucho por hacer' del Partido Popular. / pp.es
Captura de Mariano Rajoy en la cabecera del vídeo de la campaña 'Aún queda mucho por hacer' del Partido Popular. / pp.es

En la web del Partido Popular (PP) aparece Mariano Rajoy recostado sobre la leyenda tipográfica Aún queda mucho por hacer. El lema parece evocar la tarea pendiente de designar candidatos para las elecciones autonómicas y locales de mayo en la Comunidad Valenciana, Baleares, Melilla, Canarias, Murcia y Madrid. Pero Rajoy ha retrasado el nombramiento de los cabezas de lista en estos territorios en los que la corrupción más afecta a los cargos públicos del PP. A la espera del oráculo demoscópico, el presidente del PP y del Gobierno ha decidido mantener la incógnita sobre los Aguirre, González, Imbroda, los murcianos Garre o Sánchez y los precandidatos valencianos e insulares, argumentando que todavía hay tiempo de adoptar la decisión más conveniente.

La última reunión del comité electoral nacional del PP refrendó el viernes las candidaturas de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, Juan Vicente Herrera en Castilla y León, Luisa Fernanda Rudí en Aragón, Juan Ignacio de Diego en Cantabria, y designó a los cabezas de las listas autonómicas y a los candidatos a las alcaldías de las capitales de provincia y ciudades de más de cien mil habitantes en esos territorios y en el País Vasco, Galicia y Cataluña. El principal conflicto fue el nombramiento de Miren Albistur como aspirante a la alcaldía de Donosti en contra del presidente del PP guipuzcoano, Borja Semper, quien no ha dimitido. Con anterioridad se habían aprobado las candidaturas de Andalucía, con Juan Manuel Sánchez Bonilla, un hombre que se graduó en protocolo antes de que existiera este título universitario, y también, sin que corriera  prisa, las listas de Extremadura, con el muy viajado a Canarias a cuenta del Senado, José Antonio Monago. Por cierto que en la mencionada web del PP se les ha colado un comentario de un militante que dice: “No me gusta Monago”.

Publicidad

La ralentización del proceso en Murcia, donde Alberto Garre sustituyó al ahora eurodiputado Ramón Luis Valcárcel y mantuvo a varios consejeros imputados en casos de corrupción, guarda relación con la consigna de Rajoy de evitar sustos procesales antes y durante la campaña electoral. Ya se sabe que la incidencia de la corrupción es menor en el voto de derechas que de izquierdas, pero las fuerzas ingobernables de la indignación popular por la corrupción política han ido creciendo en las encuestas del CIS y obligan a evitar sorpresas. Por esa razón, se ha aplazado la designación del consejero murciano de Educación, Pedro Antonio Sánchez, como eventual candidato a la presidencia de la región. La Fiscalía le acusa de corrupción en la construcción del Teatro Auditorio de Puerto Lumbreras. A un motivo parecido, aunque de menor cuantía, obedece el retraso en la designación de Juan José Imbroda como candidato a sucederse a sí mismo en la presidencia de Melilla. Como se sabe, el Tribunal Supremo decidió el jueves abrir un proceso penal contra el senador y presidente de la ciudad autónoma por presunta prevaricación.

La consigna de examinar “caso por caso” las imputaciones, impartida por Rajoy y repetida por el responsable de organización, Carlos Floriano, está detrás del aplazamiento de las candidaturas en la Comunidad Valenciana, con varios alcaldes y una decena de parlamentarios imputados por corrupción. Tanto aquí, como en Baleares, las estructuras de mando del PP siguen parcialmente dominadas por los sátrapas del pasado –en la acepción provincial y local de la antigua Grecia-- con sus lapiceros recalificadores, sus urbanicidios, proyectos ruinosos a mayor beneficio de constructores y especuladores, concesiones y subvenciones. Según fuentes de la dirección del PP, parece llegado el momento de que los candidatos sean lo que su nombre indica: “cándidos, en blanco”, sin las manchas ni los lamparones del pasado y sin participación directa y conocida en las redes clientelares de corrupción.

La presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo. / Efe
La presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo. / Efe

Ese propósito resulta asimismo problemático en Madrid, donde la condesa de Bornos, Esperanza Aguirre, se muerde las uñas por saber si Rajoy acepta o no su candidata a la alcaldía de la capital. Personas próximas a la presidenta del PP madrileño han dicho a cuartopoder.es que espera una respuesta de Rajoy hoy, domingo. Pero en la dirección nacional del partido funciona la consigna de no hablar de Aguirre ni de las eventuales alternativas, entre las que cita a su exconsejera Lucía Figar. Desde luego, la decisión del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de destituir al perdedor Tomás Gómez antes de que se vea rozado judicialmente por las supuestas irregularidades en la construcción del tranvía de Parla, han elevado el listón de la exigencia a Rajoy respecto a la autodenominada “lideresa”, una mujer rodeada de colaboradores corruptos en el gobierno madrileño y en el partido.

Su pupilo y sucesor al frente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, también pendiente de designación como candidato a los comicios del 24 de mayo, ha dado un paso más en la línea de la alarma social de la corrupción, al recolocar, según desveló Público el viernes,  al exdirectivo de Bankia y exalto cargo de la Comunidad de Madrid bajo su mandato y el de Aguirre, Pablo Abejas, como director general de una sociedad pública autonómica para el desarrollo del corredor del Henares que maneja 800 millones de euros de presupuesto. Abejas está imputado por la gestión de Bankia y por el abuso de su tarjeta black, de la que gastó 246.315 euros en viajes de placer y hoteles de lujo, restaurantes y juegas.

Para el candidato socialista a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, la presencia de Aguirre como contrincante del PP a la alcaldía sería muy negativa porque obligaría a centrar la campaña en el pasado de corrupción, la trama Gurtel, la operación Púnica y otros asuntos oscuros que han caracterizado la gestión de esa mujer. “Aguirre es como el cadáver del Cid Campeador encima de su caballo Babieca –ha dicho a cuartopoder--, pero así como dicen que el Cid ganaba batallas después de muerto, esa aspirante del pasado no aguanta el peso de la armadura contra la Gurtel y la corrupción y estoy seguro que se va a caer del caballo”. Lo cual no quita que los socialistas reconozcan que todavía puede aglutinar el voto de derechas. Otro dilema para Rajoy, que sin duda sabe que el tiempo es líquido, los líquidos se secan y el tiempo se acaba.

7 Comments
  1. Piedra says

    Que pongan ministros y no olviden a Mato porfa.

  2. MKG says

    EL PP espera la mejora de la economía en los cuarteles de invierno , Podemos nuevos casos de corrupción , la balanza de los hechos determinara el destino electoral.
    Podemos tiene la suficiente masa crítica (socio dinámica) , para poder optar a ganar las elecciones dependerá de factores estadísticos y la suficiente masa critica.,variables numéricas. Si no comete errores

    http://mkgpolitico.blogspot.com.es/2015/01/podemos-tic-tac-tic-tac.html

  3. ramón moreno palau says

    Yo creo que el lema del PP deberia ser «aun queda mucho por robar» dado el altisimo volumen de corruptos en sus filas,ademas puede que haya alguna región donde ese lema incluso resulte simpatico a los votantes de dchas,que a lo mejor-digo yo-son masoquistas y les encanta que les roben y les destrozen sus respectivas regiones,ya decia aquel exministro franquista reciclado en neodemocrata-el tio parecia que habia inventado la democracia y habia escrito el solito la dichosa constitución española-SPAIN IS DIFFERENT,naturalmente que si,es muchisimo peor que todo lo que hay allende los pirineos y por eso lo que en naciones CULTAS,RICAS,CIVILIZADAS Y DEMOCRATICAS seria inimaginable,aqui ocurre y no pasa nada,veo dificil que un partido tan corrupto y archireaccionario como el partido popular-su verdadero nombre es Partido Podrido,aunque procuren ocultarlo-pueda presentar candidatos decentes y cuando digo decentes solo me refiero en el sentido de honradez economica porque la ideologia del PP es absolutamente indecente y antisocial,como en este pais hay tantos imbeciles como dias de sol,es posible-espero que no probable-que muchos se crean lo de la «recuperación economica de pacotilla» mas falsa que un euro de cartón y basada en salarios de mierda y empleos de idem,los contratos de trabajo que se firman en el estado español no servirian ni para papel higienico en los paises allende los pirineos,suerte tiene este miserable pais de pertenecer a la UE,un club de naciones en el que en buena ley no mereceria estar,a los votantes contumaces del PP,les diria que sigan votandole ,pero que cuando se encuentren totalmente en pelotas y el pais como un solar,no le echen la culpa ni a PODEMOS ni a esa pseudoizquierda rosa llamada PSOE

  4. ramón moreno palau says

    Poniendo a MATO el triunfo electoral del PP esta asegurado,el talento inigualable de esa mujer es lo que marca la diferencia….

  5. Jorge Sánchez says

    Solo de pensar en seguir viendo a un personaje tan alcanforado como E. Aguirre siendo alcaldesa me entra diarrea.

Leave A Reply

Your email address will not be published.