El PSOE lanza una ofensiva parlamentaria para obligar a Rajoy a asumir responsabilidades por el ‘caso Gürtel’

Antonio_Hernando_caso_Gürtel
El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, en una imagen de archivo. / Efe

“No vamos a parar hasta el final de la legislatura”, aseguran los responsables parlamentarios del PSOE para dejar claro que pretenden evitar como sea que Mariano Rajoy se vaya “de rositas” sin asumir sus responsabilidades en el caso Gürtel y la presunta financiación ilegal del PP que investiga el juez Ruz. Tan es así, que Antonio Hernando, su portavoz, por orden del secretario general del partido, Pedro Sánchez, ya anuncia que “no es tolerable” que el presidente del Gobierno “se muestre reiteradamente en rebeldía, como en la última sesión de control del Congreso, para no dar explicaciones respecto a la trama Gürtel”. En consecuencia, “hasta el final de la legislatura, el PSOE va  a pedir la comparecencia del presidente del Gobierno en todas las juntas de portavoces”. “Rajoy -añaden- no se va a escapar del control de la Cámara y tendrá que rendir cuentas  porque es también presidente de un PP que ha sido conminado por el juez Ruz a depositar una fianza de 245.000 euros por haber sido partícipe a título lucrativo de la trama Gürtel de financiación irregular”.

El cara a cara del miércoles pasado en la sesión de control del Congreso sólo fue el pistoletazo de salida de la ofensiva parlamentaria contra lo que el PSOE califica como “la obstrucción del Gobierno a la investigación de Gürtel”. De entrada, el Grupo Socialista ya ha pedido hoy mismo la reprobación del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por su “falta de colaboración y obstaculización en la investigación del caso Gürtel que se lleva a cabo en la Audiencia Nacional”. Y lo ha hecho con una proposición no de ley en la que denuncia el hecho de que el juez Ruz haya tenido que amonestar en un segundo auto a la jefa antifraude de la Agencia Tributaria por negarse a suministrar la cuota que supuestamente defraudó el PP al fisco por las donaciones irregulares recibidas en 2008.

Publicidad

Esta iniciativa de reprobación se ampliará el próximo lunes a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando se cumpla el plazo dado por el juez Ruz a la Agencia Tributaria para presentar los documentos “si es que no se presentan”. Para los socialistas, la vicepresidenta es la responsable del funcionamiento del Ejecutivo y se pedirá su reprobación porque “no es tolerable esta falta de colaboración con la Justicia por parte de organismos que están obligados a ello, como son la Agencia Tributaria y la Oficina Nacional de Investigación del fraude (ONIF)”.

Aunque el PP, con su mayoría absoluta en la Cámara, puede impedir que prosperen las iniciativas, el Grupo Socialista piensa insistir una y otra vez para que cuando menos los medios de comunicación mantengan vivo el asunto de cara no sólo a las elecciones andaluzas sino a las municipales y autonómicas de mayo e incluso las generales de noviembre o diciembre.