García Montero: “Hay que llegar a puntos de encuentro con el PSOE y Podemos”

Luis 1
Luis García Montero, candidato de IU a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. / Marta Jara

La salida de Tania Sánchez, vencedora en las primarias de IUCM puso su nombre encima de la mesa. Fue elegido por los órganos de dirección regionales en medio de una división profunda cuyas heridas no han terminado de cerrar. El poeta Luis García Montero (Granada, 1958) afronta la campaña electoral reafirmando la necesidad de la presencia de IU en las instituciones para expulsar al PP. Y para ello tiene claro que se sentará a hablar tanto con Podemos como con el PSOE. Dice que lo mejor de estos días es escuchar a la gente y hace gala del diálogo como valor político, tanto dentro como fuera de su organización. Atiende a cuartopoder.es tras un acto público celebrado el  pasado lunes en la simbólica localidad de Rivas Vaciamadrid, junto a Pedro del Cura y Alberto Garzón.

Publicidad

Después de tanto ruido interno, ¿el apoyo de Alberto Garzón es importante?

Le agradezco el apoyo. Esa debería ser la norma de IU. Me parece fundamental la unidad para recuperar la fraternidad, tender puentes y mantener un espacio de izquierdas. La sociedad está en transformación. Cuando hablamos de la salida de la crisis hay quien piensa que significa que vuelva a moverse dinero aunque vaya a los que más tienen y no se traduzca en mejor salario y derechos. Otros creemos que salir de la crisis es ir hacia la igualdad. En el momento de incertidumbre en el que vive la política ocurre exactamente lo mismo. Se puede regenerar la democracia manteniendo las estructuras de las élites económicas o se puede hacer una transformación social. Creo que para eso la participación de la izquierda es fundamental. IU necesita dialogar pero manteniendo su identidad. Esa debería ser la apuesta de todos nosotros. Soy partidario siempre de hablar con sinceridad, de defender nuestras posturas pero de mantener la fraternidad con los compañeros. Hay que buscar las soluciones de manera lo más democrática posible y sin crear heridas.

¿Existe entonces esa fraternidad con Alberto Garzón? ¿Representa el proyecto de IU que usted defiende?

"IU es una organización federal, donde
las federaciones tienen soberanía,
e IUCM no es una excepción. Todo
el mundo debería respetar auqellas decisiones que la dirección de IUCM toma de forma democrática
"

Lo más normal para solucionar los problemas es la regularidad democrática. Cayo Lara debe tener el apoyo de todos los militantes de IU porque es el coordinador general. Alberto Garzón debe tener el apoyo de toda la militancia como candidato a la Presidencia de Gobierno en las próximas elecciones. Desde el punto de vista del funcionamiento interno, IU es una organización federal, donde las federaciones tienen soberanía. Lo que tenemos que pedir es respeto a la soberanía de todas las federaciones. IUCM no es una excepción, tiene su soberanía y todo el mundo debería respetar las decisiones que la dirección de IUCM toma de forma democrática.

— A pesar de militar en IU desde 1986 nunca había estado en primera fila. Es su primera campaña. ¿Qué valoración hace de ella?

— Lo primero ha sido convencerme de que ahora no soy sólo Luis García Montero sino el candidato de IU. Eso significa, por ejemplo, a la hora de cruzar una calle, aunque no vengan coches, esperar a que el semáforo esté en verde. Ya no es Luis García Montero el que cruza en rojo sino el candidato de IU. Uno tiene una representación pública más allá de su propia personalidad. Me voy acostumbrando. He aprendido algo muy importante, que es escuchar a la gente. Por mi propia manera de ser, mis compromisos se basan en los lazos sentimentales y el corazón de las personas. No creo que pueda haber una institución sin compasión porque ella debe estar al servicio de la gente y es la gente la que tiene que gobernarla. En ese sentido, más allá de los mítines donde uno puede lucirse hablando, a mi me han educado y enriquecido los encuentros donde he tenido la posibilidad de escuchar a la gente. Como a la familia que está a punto de ser desahuciada porque el PP ha vendido las viviendas públicas a fondos buitres. O la posibilidad de escuchar al trabajador del Canal de Isabel II que tiene que cortarle el agua a una familia porque no tiene dinero. Los problemas de la gente del poblado chabolista de El Gallinero, con el párroco que intenta escolarizar a los niños. O la gente que está en paro y lleva más de dos años sin cobrar prestación y no sabe cómo alimentar a sus hijos. Es un momento en el que los problemas de verdad no son las disputas internas de IU ni si un sector apoya a uno u otro candidato. Los problemas son los que tiene la gente.

— ¿Esas disputas internas están superadas como ha señalado durante toda la campaña?

— Me gustaría darlo por superado. Ha habido una disputa interna dentro del PCM que ha afectado a IUCM. El coordinador de IU Cayo Lara ha apoyado a Raquel López para el Ayuntamiento. Yo como candidato regional también la apoyo a ella. Lo que hay que hacer es crear un marco de diálogo donde se pueda llegar cuanto antes a la normalidad.

— Las encuestas señalan que serán determinantes los acuerdos o pactos posteelectotales ¿Lo ve así?

"Asegurar una mayoría para que no gobierne el
PP me parece prioritario. En el Ayuntamiento da igual que Ahora Madrid o el PSOE tengan un concejal más o menos, lo que hace falta es que IU esté por encima del 5%.
En la Comunidad,
lo mismo
"

— Sí, van a ser decisivos y en Madrid van a ser una exigencia de toda la ciudadanía. En otros sitios la gente puede ponerse a discutir si Podemos debe pactar con el PSOE, o de si IU debe hacerlo con Podemos. Pero en Madrid hay una prioridad cívica que es la expulsión de los gobiernos del PP. Hay que sentarse a hablar con los votos que tenga cada uno para configurar una mayoría en la Asamblea que expulse al PP de las instituciones. Hay muchas maneras de discutir. Yo no tengo apego ninguno a tener algún sillón o Consejería. Mi ilusión sería que pudieran entrar ahí las mareas con las que he estado en la calle, la blanca, la verde o la roja. Y que el programa de las mareas sea el que gestione las consejerías. Asegurar una mayoría para que no gobierne el PP me parece prioritario. Las encuestas me están dando la razón, porque creo que va a ser fundamental la presencia de IU en la Asamblea y en el Ayuntamiento para que pueda producirse ese cambio. En las municipales, da igual que haya un concejal más o menos para Ahora Madrid o para el PSOE. Lo que hace falta es que IU esté por encima del 5% que le asegure 3 o 4 concejales porque esos son los que le darán el Ayuntamiento a la izquierda e impedirán que Aguirre sea alcaldesa. En la Comunidad, lo mismo. Las élites económicas que dominan los medios de comunicación interpretan la realidad y generan situaciones en la medida de sus posibilidades. Se dieron cuenta de que un pacto izquierdas transformaba la geografía y han favorecido mucho una ingeniería electoral con partidos nuevos. Ellos están jugando a un bipartidismo fragmentado donde un pacto de Ciudadanos con el PP mantenga a la derecha en Madrid.

Luis2
El candidato de IU, en otra imagen. / Marta Jara

— ¿No tiene dudas de que Ciudadanos mantendría al PP en el Gobierno?

— No me cabe la menor duda. Como en Andalucía puede mantener el gobierno del PSOE. Esto es, en geometría variable, la salvación de las élites del bipartidismo. Imagina si en Andalucía no le conviene a los bancos que el PSOE puede gobernar con C,s en vez de con IU que le exigió paralizar los desahucios, una ley de vivienda y una banca pública. Eso le preocupaba a los bancos, pero que el PSOE gobierne les preocupa mucho menos. Y si lo consiguen con el apoyo de C's, mejor para ellos. Y si consiguen que aquí en Madrid pase lo mismo con el PP, será perfecto también para las élites. Como C's no tiene experiencia de Gobierno no tiene escándalos económicos, pero el programa político es muy parecido al del PP. No nos olvidemos que el mayor caso de corrupción que existe en Madrid son las privatizaciones. No sólo porque generen comisiones en dinero negro sino porque expropiar el bien público para convertirlo en negocio privado ya es en sí una dinámica de corrupción. Y C's no tiene ningún problema con la privatización de la educación, sanidad, Telemadrid o de lo que haga falta.

— ¿Es Izquierda Abierta, partido del que forma parte, el sector de IU más cercano al PSOE? ¿Qué dirección debería tomar el PSOE en Madrid por ejemplo para que se sintiera cómodo?

— Cuando fundamos IzAb no lo hicimos pensando en pasarnos al PSOE sino en que era necesario transformar IU. Porque es necesaria una izquierda transformadora. Pedimos una política menos de aparato, con más democracia interna, con primarias, más abierta a los movimientos sociales, etc. Esa fue nuestra batalla pero nos quedamos solos pidiendo primarias en las europeas. Me da rabia que compañeros que se han ido porque querían una política más participativa, en las europeas no nos ayudaron a hacer primarias. Creemos en la necesidad de IU y democratizarla desde dentro. Nuestro proyecto es IU, nuestro enemigo es el PP. La obligación de una fuerza política es intervenir en la realidad para hacer una sociedad más justa, adecuada a unos valores. Si tengo la posibilidad de sentarme a hablar con Podemos para expulsar al PP, me sentaré. Y si tengo la posibilidad de sentarme con el PSOE para hacer lo mismo, también lo haré. Soy de la parte de la organización que nunca ha criminalizado el diálogo con el PSOE porque en muchos ayuntamientos en Andalucía o Madrid tenemos la evidencia de que no es lo mismo un pacto de izquierdas a que gobierne el PP. No hay ningún tipo de pureza que me haga traicionar a mi el bien común de la gente. Si yo puedo negociar un programa que defienda los salarios decentes y los servicios sociales, me pongo a negociarlo con quien haga falta. Hay que llegar a puntos de encuentro con el PSOE y Podemos. Gobernar no es traicionar principios sino intentar llevar tus valores a la realidad en la solución de los problemas de la gente.

"Cuando oigo a Podemos decir
que no son de izquierdas ni
de derechas, recuerdo mucho
a Felipe González
"

— Apelan mucho a la identidad de la izquierda frente al lenguaje usado por Podemos. ¿Por qué cree que es importante?

— Una situación parecida a la que estamos viviendo ahora la viví como militante en los años 78 y 82. El PCE tenía una tradición de lucha muy fuerte. Por sus propios errores y porque había mucho tacticismo en un nuevo mercado electoral llegó el PSOE y arrasó. Hay errores que tú puedes evitar pero valores que no puedes traicionar. No puedes buscar el éxito táctico a costa de traicionar valores. En este sentido, cuando oigo a Podemos decir que no son ni de izquierdas ni de derechas recuerdo mucho a Felipe González. Me parece muy importante que en esa época gente como yo no decidiéramos pasarnos al PSOE porque se llevaba y era lo nuevo. Decidimos fundar IU para mantener nuestros valores. Ha habido operaciones de modernizar a la izquierda que después se puso en servicio para meter a España en la OTAN, para desmantelar el tejido industrial, una reforma laboral que descomponía los puestos de trabajo, etc. Hizo falta una izquierda para estar con la protesta en la calle, con la gente. Va a hacer falta una izquierda con conciencia para gobernar donde pueda pero sobre todo para no traicionar valores por tacticismo electoral.

— ¿Qué ha aportado IU en la Comunidad de Madrid el tiempo que ha tenido representación parlamentaria?

— En la Asamblea de Madrid ha hecho un trabajo maravilloso. Las disputas internas sacan lo peor de nosotros mismos e invisibilizan lo mejor. Estoy viendo lo que han trabajado gente como Rubén Bejarano en Sanidad, Lali Vaquero en Educación, o el trabajo de gente como Libertad Martínez y Mauricio Valiente. Es verdaderamente ejemplar. IU elaboró unos presupuestos alternativos demostrando que la región es muy rica y que los recortes no están justificados por la austeridad sino por políticas de desigualdad propias de la derecha. Pero hay dinero para mantener la sanidad y la educación públicas. Basta simplemente con dejar de gastarse el dinero en comprar uniformes para los colegios privados o concertados y dedicar el dinero para mantener a los 7.500 profesores que han despedido. IU elaboró una ley de derechos vitales básicos para resolver las urgencias de una sociedad desigual.

"Es posible crear unos convenios entre Comunidad
y Ayuntamientos, utilizando el
dinero que viene de Europa, para crear 100.000 empleos de inmediato
"

— ¿Qué es lo más inmediato a solucionar tras la formación de un nuevo gobierno?

— En primer lugar desarrollar la ley de derechos vitales básicos para asegurar que las familias pueden evitar la desnutrición de sus hijos. Y para asegurar la vivienda y que no sean desahuciadas. En segundo lugar, es posible crear unos convenios entre la Comunidad y los Ayuntamientos, utilizando el dinero que viene de Europa, para crear 100.000 puestos inmediatos de trabajo pensando la gente que está en paro y sin prestación. Hay más de 400.000 personas en esa situación. A través del trabajo garantizado social se puede crear empleo. También me gustaría llamar a Baltasar Garzón, que forma parte del Consejo Cívico que creé, para que hiciera dos cosas: por un lado, la puesta en marcha de una oficina Anticorrupción, con independencia y medios. Al mismo tiempo le pediría crear una mesa jurídica para estudiar caso por caso todos los procesos de privatización en la Comunidad para ver en cuánto tiempo se pueden revertir hacia el bien público.