La izquierda arrebata al PP las grandes ciudades y la mayoría de las capitales de provincia

Manuela_Carmena_alcaldesa_Madrid
Manuela Carmena aplaude tras ser proclamada hoy alcaldesa de Madrid. / Alberto Martín (Efe)

La izquierda ha interpretado los resultados del 24M sumando sus fuerza para desbancar al PP de los gobiernos de las grandes ciudades y de la mayoría de las capitales de provincia. Madrid, Barcelona, Zaragoza, A Coruña, Santiago de Compostela y Cádiz tienen desde este sábado alcaldes de las candidaturas de unidad popular, respaldados por los socialistas. Solo en Asturias, la decisión de Podemos de no sumarse al acuerdo del PSOE e IU ha facilitado la investidura de alcalde de derechas en Gijón (Carmen Moriyón de Foro Asturias). Donde el partido de Mariano Rajoy mantiene el bastón de mando es gracias a los pactos con Ciudadanos (Ver gráficos).

La primera nota sobresaliente de la jornada de constitución de las más de 8.000 corporaciones locales en toda España es la normalidad, la fiesta y la apertura de los Ayuntamientos a los ciudadanos. La segunda es la desaparición del primer plano de personajes de larga trayectoria política, algunos con más de dos décadas en el sillón de mando, como Javier León de la Riva en Valladolid, Rita Barberá en Valencia, Teófila Martínez en Cádiz, María Ángeles Muñoz en Marbella, Pedro Rodríguez en Huelva y la siempre polémica y ambiciosa Esperanza Aguirre, sometida a la oposición en Madrid. El tercer aspecto destacable es la correcta interpretación del deseo de cambio, limpieza y honradez por parte de las fuerzas progresistas. En este sentido, la apelación de Rajoy a «la estabilidad» concebida como el aquí mando yo y no hay más que hablar ha sido sustituida por una visión más democrática e higiénica del poder.

Publicidad

Siguiendo el lema De Norte a Sur, de Este a Oeste, cueste lo que cueste, el PP ha sido barrido de todas las capitales y grandes municipios gallegos, aunque conserva Ourense, donde el alcalde Jesús Vázquez ni siquiera ha contado con el respaldo del grupo local Democracia Ourensana, considerado de derechas por el aspirante socialista José Ángel Pérez Borrego. En A Coruña el alcalde es Xulio Ferreiro, de la Marea Atlántica; en Ferrol, Jorge Suárez, del mismo grupo integrado por IU, Anova y otros colectivos; en Santiago, Martiño Noriega, de Compostela Abierta; en Lugo, Lara Méndez, del PSOE con el apoyo de BNG y Lugonovo; en Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, del BNG, y en Vigo, el socialista Abel Caballero, que consiguió la mayoría absoluta. Pese al descalabro electoral, el presidente y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo ha asegurado que no hará cambios en el partido.

Podemos deja a la derecha en Gijón

En Asturias, que no ha sufrido el Pokemon y otros casos de corrupción municipal que asolaron Galicia, Podemos ha preferido facilitar la investidura de la candidata de Foro Asturias, el partido regional del exvicepresidente Francisco Álvarez Cascos. Cuando se esperaba que el PP se hiciera con la alcaldía de Oviedo, la candidata de Somos Oviedo, Ana Taboada, anunció en la puerta del salón del pleno votarían al socialista Wenceslao López que, en efecto, ha puesto fin a casi tres décadas de dominio de la derecha en la capital del Principado. En Avilés, la candidata y diputada socialista Mariví Monteiserín, ha conseguido la alcaldía con el respaldo de IU y de la candidatura local progresista. Los socialistas han sido relevados por IU en la alcaldía de Langreo, cuyo alcalde es desde hoy Jesús Sánchez.

C’s da al PP 16 capitales

En Cantabria, el PP mantiene la alcaldía de Santander gracias al apoyo de C’s. El regidor Iñigo de la Serna fue investido para un nuevo mandato con la abstención del partido de Albert Rivera. La abstención o el voto en blanco de C’s ha sido, de hecho, la fórmula elegida para respaldar al PP sin mojarse, de momento, en sus políticas favorables al dividendo privado a costa de lo público. Así, además de Santander, C’s facilita alcaldes del PP en las siguientes capitales: Logroño, León, Burgos, Salamanca, Palencia, Ávila, Cuenca, Albacete, Guadalajara, Teruel, Cáceres, Badajoz, Málaga, Granada, Almería y Jaén. Con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, el PP tiene 21 alcaldes de capitales de provincia. Los pactos sólo han beneficiado a C’s en algunas localidades como Almazán (Soria), Calahorra (La Rioja) y otras de menor tamaño.

La formación de Rivera también ha sido determinante para que el PP se haya hecho con la alcaldía de Benidorm (Alicante) y Ponferrada (León). Ambas ciudades serán gobernadas por las alcaldesas Toñi Pérez y Gloria Menayo, respectivamente. En las negociaciones entre el C’s y PP se han dado casos tan curiosos como que la instalación de urinarios públicos en Guadalajara por parte del alcaldable del PP, Antonio Román, han sido determinantes para obtener el apoyo después de cinco horas de reunión.

El PNV logra los 3 alcaldes capitales

En Euskadi ha funcionado el acuerdo entre el PNV y el PSE-PSOE en términos generales, pero los nacionalistas de Iñigo Urkullo lo han incumplido en Andoain (Guipúzcoa) y han dado la alcaldía a EH Bildu en vez de al PSE-PSOE como estaba convenido. En respuesta, los socialistas se han abstenido en la investidura del alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran. Pese a ello, el PSE ha apoyado a José Mari Aburto en Bilbao y a su compañero jeizale Eneko Goia en Donosti, donde el PNV recupera la alcaldía tras 28 años. El PSE pierde su bastión, Barakaldo, a favor del PNV y mantiene Portugalete y Ermúa en Vizcaya, así como Eibar, Irún, Lasarte y Pasaia en Guipúzkoa, entre otros municipios importantes.

El PNV logra también la alcaldía de Vitoria. Con el respaldo de EH Bildu y los independientes locales, Urtaran se convierte en primer regidor de la ciudad a pesar de que el popular Javier Maroto fue el más votado. Su campaña contra los inmigrantes ha producido el mismo rechazo que ha llevado a todas las demás formaciones políticas a desbancar a su correligionario del PP, Xavier Albiol, de la alcaldía de Badalona, con gran irritación en este caso de la presidenta del partido en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho.

Si en Euskadi el PP ha sido barrido del mapa de los grandes ayuntamientos, en Cataluña ha ocurrido otro tanto. A la pérdida de Badalona, cuya alcaldesa es ya Dolors Sabater, de Guayem Badalona, hay que añadir la de su otro feudo tradicional, Casteldefells, donde la ecosocialista de ICV Candela López será alcaldesa por dos años, seguida de la socialista María Miranda por otros dos. Los acuerdos entre CiU y PSC han permitido a ambas formaciones complementarse, si bien los socialistas son la primera fuerza en el área metropolitana de Barcelona y mantiene las alcaldías de Tarragona y Lleida. Girona es de CiU. El eje independentista ERC-CiU ha cristalizado en Manrea, Tortosa, La Seu d’Urgell, Palamós y algunas poblaciones más. Pero todos coinciden en que ha perdido fuerza ante los electores.

Sin abandonar el norte peninsular, EH Bildu, que ha perdido la alcaldía de Donosti, ha conquistado la de Pamplona, donde Joseba Asirón es el nuevo regidor con el respaldo de Geroa Bai. La misma alianza permite a la formación abertzale tener alcaldes en Bañarán y Estella. En cambio, en Tudela, la alcaldía es para Eneko Larrarte, de IU, con el apoyo de los tres concejales socialistas.

Compromís-PSOE en Valencia

En la Comunidad Valenciana, el pacto entre el PSPV-PSOE y Compromis ha sido decisivo para que Valencia, con Joan Ribó; Castellón, con Amparo Marco, y Alicante, con Gabriel Echávarri, tengan alcaldes progresistas. Pero también ha funcionado en otras ciudades importantes como son Elche, Sueca y Alcira entre otras. La voluntad de desterrar la corrupción ha llevado a IU y a las candidaturas nucleadas en torno a Podemos a respaldar a los candidatos más votados de la izquierda. También aquí se puede decir que el PP ha perdido su gran poder territorial y sólo conserva Benidorm.

El mapa andaluz también se tiñe de rojo, verde y morado. Sevilla vuelve a tener alcalde socialista. Juan Espadas ha contado con el respaldo de IU y Participa Sevilla (Podemos) y aunque el PP conserva Málaga, el PSOE con el historiador José Bernal conquista Marbella y con el líder local José Ortiz pone fin a 20 años de mandato del PP en Torremolinos.

Reciprocidad en la izquierda

La decisión del PSOE de respaldar a las candidaturas progresistas ha permitido el gran cambio en Madrid y Barcelona, donde Manuela Carmena y Ada Colau, respectivamente, abren una nueva etapa social esperanzadora. También ha facilitado el relevo en Zaragoza, donde Pedro Santiesteve, de Zaragoza en Común, es el nuevo alcalde. Y ha encontrado receptividad en otras formaciones progresistas. Así Palma de Mallorca ya tiene alcalde socialista, José Hila, quien será relevado por Antoni Noguera de Més per Palma en la segunda mitad del mandato. Por lo que se refiere a Canarias, Las Palmas de Gran Canaria también tendrá alcalde socialista, José Hidalgo, gracias al apoyo de Gran Canaria Puede y de Nueva Canaria. En Santa Cruz de Tenerife continúa de alcalde José Manuel Bermúdez, de Coalición Canaria, aunque ahora con el apoyo del PP.

Así las cosas, el PSOE consigue con el apoyo de IU y de las candidaturas nucleadas por Podemos y otros colectivos de la unidad popular, las siguientes ciudades: Oviedo, Valladolid —Oscar Puente releva al machista condenado por obras ilegales en el edificio que habita, León de la Riva–, Segovia, Soria (con mayoría absoluta), Lugo, Vigo (con mayoría absoluta), Avilés, Lleida, Tarragona, L’Hospitalet, Palma de Mallorca, Huesca, Toledo, Ciudad Real, Mérida, Sevilla, Córdoba, Huelva, Jerez, Marbella, Alicante, Castellón, Las Palmas de Gran Canaria. A estas 17 capitales de provincia y seis ciudades de más de 100.000 habitantes hay que sumar la recuperación de Getafe, en Madrid y de Aranjuez. En cambio, la división de los socialistas en Parla, el municipio donde Tomás Gómez fue el alcalde más votado en 2011, ha hecho que el PP consiga la alcaldía por primera vez en la historia.

El balance para IU es positivo. La conquista de Zamora por parte de Francisco Guarido era algo impensable hace cuatro años. Su competidora del PP era Clara San Damián, compañera sentimental del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Aillón y subdelegada del Gobierno, quien ya ha sido nombrada delegada regional contra la violencia de género. IU podrá coogobernar con el PSOE y Podemos en muchas ciudades, ha conseguido tener alcaldes en Nájera (La Rioja), Tudela (Navarra) y otras poblaciones importantes y ha mantenido Rivas-Vaciamadrid en manos de su anterior alcalde, Pedro del Cura, y sus feudos tradicionales en Asturias y Andalucía.