AUGC: “La prioridad del PP es remilitarizar a la Guardia Civil e impedir la democracia en los cuarteles”

1

Ana V. Toscano *

Juan_Antonio_Delgado_AUGC
El portavoz de la AUGC, Juan Antonio Delgado. / AUGC

La falta grave por la que el Ministerio de Interior ha abierto un expediente a los siete vocales que componen la Ejecutiva de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) se produjo supuestamente en una reunión celebrada el pasado 24 de marzo, pero la comunicación de la misma no se hizo hasta ayer martes, justo el día antes de la entrada en vigor de la ‘Ley mordaza’.

Publicidad

Para el portavoz nacional de AUGC, Juan Antonio Delgado, el mensaje es claro. “Es una llamada de atención y un aviso a navegantes de cara a lo que pueda pasar a partir de ahora con esta ley pero, sobre todo, es un ataque directo y brutal al asociacionismo democrático dentro de la Guardia Civil, ya que la prioridad del Gobierno del PP es la de remilitarizarnos y la de impedir que la democracia entre en los cuarteles”, señala a cuartopoder.es.

En aquella reunión del Pleno del Consejo de la Guardia Civil, los representantes de AUGC --que tiene más de 30.000 afiliados-- decidieron no entrar para “plantarse” ante las “medidas represoras” de la Dirección del Cuerpo y decir “basta ya” a la situación de “falta de derechos que padecen los trabajadores”. “Sólo queríamos reivindicar algo tan legítimo, honesto y legal como son nuestros derechos”, resume Delgado para justificar la ausencia.

Según explica esta organización en un comunicado, el general secretario del Consejo “trató de imponer a los primeros que entraran a la sesión plenaria” y, tras su negativa, ahora se han encontrado con un expediente por falta grave encima de la mesa cuando a dicho Pleno también faltó el Director General, Arsenio Fernández de Mesa. Una de las sanciones previstas para este tipo de faltas es la reducción de sueldo e incluso la pérdida de destino, “lo que en la práctica supone el destierro profesional, social y familiar del trabajador”.

“Este es el talante negociador de la Dirección General con los representantes de los guardias civiles, un talante que responde a la actitud que ha mantenido el actual Gobierno durante los últimos cuatro años, más dedicado a la remilitarización de la Guardia Civil que a eliminar la brecha laboral que se ha abierto entre esta institución y el resto de los cuerpos policiales que trabajan en España”, insisten desde AUGC.

La apertura de expediente también ha sido muy criticada por otras asociaciones profesionales como la Unión de Guardias Civiles. Su secretario nacional de Prensa, Emilio Diz Meixús, ha lamentado en declaraciones a este periódico que este apercibimiento publicitado “a bombo y platillo” por Interior se vaya a convertir en el “inicio anticipado de la Ley Mordaza” para los agentes de la Benemérita. Asimismo, ha considerado que las cosas “empeorarán” a partir de este miércoles, cuando verán “gravemente perjudicada su labor asociativa”.

Para Delgado, el problema de fondo es que, mientras la “inmensa mayoría” de guardias civiles quiere una mayor “modernización y democratización”, los responsables políticos del Cuerpo “no quieren ni oír hablar, entre otras cosas, de reivindicaciones laborales”. “Y mucho menos de sindicatos”, apostilla. Pese a ello, avanza que no van a permanecer “impasibles” ante esta situación y que en las próximas semanas, en cuanto conozcan las sanciones que se les imponen a los vocales de la AUGC, decidirán qué acciones llevar a cabo para seguir denunciando que “hay quien no quiere democracia en la Guardia Civil”.

(*) Ana V. Toscano es periodista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.