Las quejas ciudadanas desvelan la discriminación del sur respecto a la limpieza con el gobierno de Botella

basura-sol-efe
Vista de la Plaza de Sol, donde la acumulación de basura en las papeleras provoca estampas como ésta. / Efe

La suciedad es el mayor problema en Madrid, y los lugareños lo saben. El 12% de las quejas que el consistorio madrileño solucionó entre 2014 y 2015 –fechas de las que hay datos publicados- tenían que ver con la limpieza de vías y parques en la ciudad y se configura como la reclamación más numerosa. El tiempo de ejecución de la tarea de limpieza por parte de los servicios del consistorio madrileño para atender estas quejas variaba entre 5 y 566 días (un año y medio), según las zonas y distritos de la ciudad.

Publicidad

De nada parece servir el "megacontrato" integral de limpieza [cuyos detalles se encuentran explicados aquí] que el dúo Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón sellaron hasta el año 2021 con las empresas OHL, Sacyr Vallehermoso, Ferrovial y FCC, y que este mes cumple su segundo año de funcionamiento en la ciudad.

Para controlar las quejas ciudadanas, el Ayuntamiento de Madrid tiene en marcha el programa AVISA, un sistema por el que cualquier ciudadano puede realizar su reclamación al consistorio en determinadas áreas urbanas: limpieza, recogida, desperfectos…

Contenedores a rebosar, mal olor, manchas en las vías y basura esparcida por las aceras configuran algunas de las estampas habituales en cualquier barrio madrileño. A pesar de que el mando pertenece a Manuela Carmena desde hace dos meses, no ha sido hasta ahora cuando el consistorio ha liberado todos los datos de la "administración Botella".

¿Para la limpieza también hay clases?

Por distritos, entre los más rápidos en ser limpiados este año 2015 se encuentran algunos con el nivel de vida y de renta más altos de la ciudad como Guindalera (Salamanca) o los Jerónimos (Retiro). Los más lentos, por el contrario, coinciden con la zona Sur de Madrid, más obrera y con rentas más bajas como Orcasur o Puerta Bonita.

Entre los más lentos también destaca el céntrico barrio de Sol, donde los operarios se han tomado más de dos meses (de media) en solucionar los asuntos de limpieza. En el buscador adjunto puedes comparar tu barrio con cualquiera de la ciudad y observar la evolución en la rapidez de respuesta por parte del Ayuntamiento.

Podría parecer que un nivel de quejas superior va relacionado con la tardanza en pasar el cepillo por cada uno de estos barrios, pero nada tiene que ver. Los barrios donde más quejas se reciben –en absoluto, sin referencias de población- son Trafalgar, Almagro y Casco Histórico de Vallecas que, por el contrario, se encuentran entre las 15 zonas donde los efectivos de limpieza son más rápidos: entre 5 días y una semana.

Por el otro lado de la tabla, aquellos barrios donde los madrileños se quejan menos sobre la limpieza, se encuentran la zona del Aeropuerto o El Plantío, con una población muy pequeña, y zonas en las que la recogida y limpieza se produce entre los 4 y los 10 días.

La M-30 como divisoria entre el Madrid limpio y sucio

A pesar de la rapidez en la gestión de la limpieza en barrios céntricos, un vistazo a las peticiones más rápidas y más lentas entre 2014 y 2015 dibuja un mapa mucho más preciso. La M-30 se configura como “el muro” que separa distintas gestiones.

Mientras en las zonas más metropolitanas la solución a problemas de limpieza se realiza de forma rauda, en aquellas más alejadas, y, sobre todo, detrás de la M-30, son las más olvidadas. Así ocurre con los barrios de Puerta del Ángel o San Isidro, donde se acumulan los grandes retrasos en limpieza: superan, todos ellos, el año de tardanza en su ejecución.

Como ejemplo, hasta un año y medio (599 días) se tomó el ayuntamiento de Madrid y el servicio de limpieza para desbrozar y limpiar zonas de tierra en Villaverde y 420 días (un año y dos meses) en atender una queja en el barrio de San Isidro, en Carabanchel.

* Nota: Para el análisis de los datos de limpieza se han tomado los avisos solucionados durante todo 2014 hasta junio de 2015 –con la toma de mando de Manuela Carmena- para analizar únicamente aquellos avisos de limpieza solventados la pasada legislatura, encabezada por Ana Botella y no en el mandato actual. Para el conteo de días se ha calculado únicamente días laborables, excluyendo del mismo los domingos y fiestas nacionales.

(*) Ana Isabel Cordobés es periodista.