Iglesias: "Las nacionalizaciones, como dice la Constitución, son para momentos excepcionales"

Podemos (YouTube)
Actualización de las 13:30 con las declaraciones de Iglesias y Uralde

Publicidad

Con las candidaturas cerradas, Podemos comienza a presentar públicamente algunas medidas de su programa electoral. Sus propuestas programáticas ya se conocen a falta de confeccionar el documento definitivo que presumiblemente estará listo entre esta semana y la que viene. Pero la formación liderada por Pablo Iglesias incidirá con actos temáticos en las medidas más relevantes. Uno de ellos tiene lugar hoy en Madrid y se realiza conjuntamente con la formación ecologista Equo. El propio secretario general participa junto al coportavoz de Equo y candidato de Podemos por Álava, Juan López de Uralde para presentar las medidas sobre energía y sostenibilidad. Especial énfasis hacen desde ambas formaciones en un Plan de Transición Energética que creará hasta 400.000 empleos gracias a las energías renovables. El programa de Podemos no incluye la recuperación o nacionalización de empresas privadas en sectores estratégicos como la energía. Este asunto sí fue abordado en el programa presentado para las europeas, concretamente en un epígrafe llamado “recuperación del control público en los sectores estratégicos de la economía”. “Creo que las nacionalizaciones son algo excepcional y como la Constitución recoge, son medidas a tomar en momentos excepcionales”, ha señalado Iglesias. Desde el partido consideran que el debate no está ahí sino en hacer cambios legislativos que se pueden conseguir con voluntad política.

Publicidad

Este Plan Nacional de Transición Energética (PNTE) planteado por Podemos consiste en una inversión anual público-privada equivalente al 1,5% del PIB en eficiencia energética y energías renovables durante un periodo de 20 años. Se divide en dos grandes bloques. Por un lado, un Plan Nacional de Ahorro Energético que tratará de rehabilitar 200.000 viviendas al año desde el primer año de su implantación. Esta rehabilitación abordará el aislamiento térmico, la instalación de sistemas de calefacción y agua caliente eficientes, y la iluminación de bajo consumo. Cada vivienda rehabilitada podría llegar a reducir en un 80% su demanda de energía y ahorrar un promedio de 700 € anuales en la factura de su consumo energético, según el partido. Por otro lado, el Plan Nacional de Energías Renovables estará centrado en el fomento de tecnologías renovables como solar, eólica, geotérmica, pequeña hidroeléctrica y biomasa de baja emisión. El plan incluirá toda la cadena de investigación, desarrollo, fabricación e instalación. “El PNTE se llevará a cabo teniendo en cuenta los criterios de democratización y distribución del proceso de generación de energía, de modo que la propiedad de los nuevos sistemas de producción permanezca mayoritariamente en manos de ayuntamientos, consumidores o pequeñas empresas”, destacan.

Desde Podemos aseguran que en su primer año de funcionamiento, el PNTE crearía alrededor de 300.000 empleos estables. La cifra alcanzaría los 400.000 empleos en la fase final. En este sentido pretenden guiar la reconversión del sector de la construcción hacia la rehabilitación energética de edificios para ofrecer “un futuro laboral a una parte sustancial de los trabajadores expulsados por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria”. Además, “la inversión decidida en energías renovables contribuirá a crear un tejido industrial propio de alto valor añadido, así como empleos de calidad que permitan la vuelta de muchos de los jóvenes formados a los que este sistema ha obligado a emigrar”.

La aplicación de este plan permitiría según Podemos una disminución del consumo de energía primaria nacional del 30% y que una gran parte del consumo restante sea cubierto mediante energías renovables. Ambos factores contribuirían a reducir drásticamente la dependencia energética de España, algo que recuerdan “lastra nuestra balanza comercial a través de las importaciones de combustibles fósiles”. También disminuirían las emisiones de CO2.

Podemos pretende caminar hacia un cambio de modelo energético. Ello se asentaría en dos pilares u u objetivos que el partido quiere potenciar: Por un lado, “identificar sectores con alto potencial de creación de empleo, y compatibilizar la expansión económica con la sostenibilidad social y ambiental”. Por otro, “dotar de significado a la expresión salir de la crisis. Es decir, “presentar un plan, un proyecto de país del que sentirnos orgullosos” para “contarle a la gente de modo tangible cuáles van a ser nuestras fuentes de riqueza y en qué va a consistir el tantas veces mentado nuevo modelo productivo.

Respecto al asunto de la nacionalización de las eléctricas, el programa de Podemos no aborda esta cuestión en ninguno de sus puntos como sí hiciera para las europeas. Iglesias ha señalado en algunas ocasiones que estas empresas deben garantizar los suministros y cumplir sus compromisos con la ciudadanía. También ha criticado las “puertas giratorias”. Además, una de las medidas incluidas en el Plan de Emergencia Social de Podemos contempla garantizar la luz o el agua a las personas que no puedan pagarla. Sin embargo, en el programa electoral, al menos en las medidas que se sometieron a votación por los inscritos, no se incluye la posibilidad de recuperar el control público de estas empresas. Alberto Garzón, candidato de IU-Unidad Popular precisamente destacó en una reciente intervención que “los que se dicen del cambio no quieren hablar de nacionalizar empresas”. Iglesias ha destacado que las nacionalizaciones son algo excepcional y que a veces se hacen mal, en referencia al caso de Bankia. “Hemos estado acostumbrados a gobiernos que socializaban las pérdidas y sin embargo cuando puede generar beneficios se lo reparten en manos privadas”, ha comentado. Sí que plantean desde Podemos la posibilidad de recuperar la “gestión pública” de las centrales hidroeléctricas que tienen licencias privadas, algo que supondría comprar las empresas.

Para Uralde, según ha explicado en el acto, es necesario un cambio urgente en el modelo energético ya que ha estado fundamentalmente dominado por el discurso de los grandes partidos. “No hay salida de la crisis sino hay cambio de modelo energético”, ha destacado. Según el dirigente de Equo hay tres motivos para dar un giro al modelo que son el cambio climático, la pobreza energética y dependencia de recursos del exterior. Por ello hay que potenciar la eficiencia energética y el sol y el agua. También ha mostrado su rechazo a la reapertura de la central nuclear de Garoña.

Marta Victoria Pérez, representante del Círculo de Economía, Energía y Ecología de Podemos, ha señalado que las empresas energéticas influyen en el poder económico y el político. “Sería muy ingenuo pensar que los que se sientan en los Consejos de Administración de las eléctricas van a velar por los derechos de la ciudadanía”, ha destacado. Por ello, ha dicho, traen el PNTE. “No es una utopía, es riguroso y completo, tiene respaldo técnico y son medidas sencillas y sensatas”; ha afirmado. El programa también incluye otras medidas como planes de cierre de centrales nucleares y del carbón dotando a los trabajadores de una reestructuración o la derogación sobre el decreto de autoconsumo energético.

El secretario general de Podemos ha destacado que el modelo es “viejo e ineficaz” y está “dominado por oligopolios es evitable”. Sobre las empresas eléctricas ha señalado que “es vergonzoso que tengamos las tarifas más caras de Europa”. Ha destacado que ha aprendido de los liberales que la competencia a veces es eficaz, no así los oligopolios. Por eso, estas empresas “tienen que cumplir la Constitución, tienen que entender que cualquier sector estratégico debe estar sometido al interés general”. En este sentido ha recordado que se deben equiparar constitucionalmente los derechos sociales y medioambientales a los políticos.

Además, sobre las centrales nucleares, ha pedido al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que rectifique sobre su posición ya que ha dicho estar de acuerdo. “No lo puedo entender porque son un peligro para la salud pública y son ineficaces”. Desde Podemos no renovarán los permisos de apertura que están concedidos a las centrales nucleares. También ha asegurado que habrá un Ministerio de Energía y Medio Ambiente en su hipotético Gobierno aunque no ha querido desvelar quién lo encabezaría.

Iglesias2
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, junto a Juan López de Uralde, coportavoz de Equo y candidato de Podemos por Álava. / Chema Moya (Efe)