El CIS augura una sangría electoral del PSOE en beneficio de C's y Podemos

PSOE_sanchez_CIS
Pedro Sánchez durante el acto electoral celebrado el pasado jueves, 3 de diciembre, en L’Hospitalet (Barcelona). / Andreu Dalmau (Efe)

El PSOE es la fuerza política con más votos fluctuantes ante las elecciones del día 20, según revela la macroencuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) conocida el jueves. En concreto, el voto dubitativo entre el PSOE y el PP (9%), entre el PSOE y C’s (9,1%), entre el PSOE y Podemos (7,7%) y entre el PSOE e IU (3%) afecta a más del 28% del electorado socialista y explica el descenso del hasta ahora principal partido de la oposición en beneficio de las fuerzas fronterizas a su derecha y a su izquierda. La formación que encabeza Pedro Sánchez sólo ganaría en Andalucía.

Publicidad

En Barcelona y en Madrid, el PSOE se verá ampliamente superado por Podemos y sus coaligados de En Comú Podem y por C’s, respectivamente. En la capital catalana se impondrá la coalición de Podemos-ICV-EUiA por 8-9 diputados frente a 5-6 del PSC-PSOE, los mismos que el CIS pronostica para C’s. La coalición de izquierda sería, de hecho, la primera fuerza en Cataluña, donde las formaciones no nacionalistas obtendrían 32 diputados, exactamente el doble que los 16 de Convergencia y ERC.

Publicidad

Podemos y C’s igualarían o podrían superar al PSOE en Baleares, con dos escaños cada uno, y la formación de Pablo Iglesias podría también empatar a tres escaños con los socialistas en Canarias. Los socialistas gobiernan en los dos archipiélagos. En Madrid, donde el PP obtendría 13 ó 14 escaños, el sondeo del CIS coloca a C’s como segunda fuerza política con 10 diputados, el doble que los que obtendría el PSOE, que también quedaría por debajo de los 6 ó 7 que sacaría Podemos.

Quizá el reparto más proporcional del voto se produzca en la Comunidad Valenciana, donde los socialistas, Ciudadanos y Podemos-Compromís empatarían a siete escaños en el conjunto de las tres circunscripciones. En las cuatro provincias gallegas, el PSOE y las candidaturas de En Marea (Podemos-Anova-IU) también empatarían a cinco o seis escaños. Para los socialistas, la presencia de C’s será una competencia directa en Castilla-La Mancha y en Castilla y León, donde, según el CIS, empatarían a 5 y 7 diputados, respectivamente.

La frontera electoral del PP está más definida y, según el CIS, el voto fluctuante con C’s se sitúa en torno al 11% de los indecisos, que en la fecha de la encuesta (entre el 27 de octubre y el 16 de noviembre) eran el 41,6% de los electores que manifestaban su intención de ir a votar (el 75% de los encuestados). La oscilación de votos entre el PP y el PSOE se sitúa, además, en el 9% antes mencionado. Las candidaturas de Unidad Popular-IU obtendrían tres diputados (Madrid, Asturias y Sevilla) y uno o ninguno en Valencia. El voto semoviente entre IU y Podemos ha sido estimado por el CIS en el 4,8%.

Más allá del pronóstico de los resultados, la encuesta revela que al 61,2% de los españoles les interesa poco o nada la política y que el 41,8% rara vez habla de política con los amigos, familiares y compañeros de trabajo. Esto no invalida la afirmación de Aristóteles de que el humano es un animal político por naturaleza, y así nos encontramos con que el 68,5% opina que la situación política es mala y muy mala, y el 69,1% dice que la situación económica es igualmente mala.

Aunque el 55,9% de los ciudadanos califica de mala y muy mala la gestión gubernamental del PP, el 51,8% opina que el PSOE lo habría hecho igual (de mal). El PP suspende en empleo, educación, sanidad, economía, vivienda, política social, inmigración, autonomías e igualdad de género. Sólo aprueba en seguridad e infraestructuras. Sin embargo, cuando el CIS pregunta qué partido está más capacitado para abordar los temas y problemas, el 17,8% dice que el PP es más competente en materia de empleo, el 21% en materia económica, el 20% en Unión Europea y el 16,8% en inmigración y Estado de las Autonomías. En estas problemáticas, el PSOE queda por debajo del partido gubernamental, aunque gana en educación, sanidad, política social y vivienda.

La encuesta sitúa al PP con una intención directa de voto del 16,2%, por encima del PSOE, con el 14,9%, de C’s con el 11,6% y de Podemos, con el 6,9%. Pero a la hora de declarar por qué formación política siente más simpatía o considera más cercano a sus ideas, el 18.9% de los encuestados dicen que el PSOE, frente al 16,7% que se decantan por el PP. Podemos tiene la simpatía del 6,8% y C’s del 11,9%. El voto fijo a IU es del 2,6% y la simpatía del 3,4%.

La opinión mayoritaria (52,4%) es que el PP va a ganar las elecciones, pero a la hora de manifestar quién le gustaría que ganara, el 18,9% de los electores declara que el PSOE, el 18% que el PP, el 13,6% dice que C’s y el 13,1% prefiere a Podemos. Luego ya, el 67,1% se muestra partidario del cambio, frente al 19% que prefiere que siga gobernando el PP.