Amnistía Internacional pide a la UE que suspenda el acuerdo con Turquía sobre los refugiados

2
turquiarefugees
Migrantes y refugiados son capturados por miembros de la guardia costera turca al intentar alcanzar las costas griegas el 9 de diciembre. / Tolga Bozoglu (Efe)

Amnistía Internacional (AI) exige a la Unión Europea (UE) que suspenda el acuerdo firmado con Turquía el pasado 29 de noviembre por el cual el Estado turco ayudaría a la UE en la contención de las personas refugiadas a cambio de dinero y de una agilización de la negociación de la entrada de este país en la Unión. Uno de los portavoces de AI en España, Carlos de las Heras, lo confirma a cuartopoder.es: "Nos estamos dirigiendo a autoridades tanto turcas como de la UE para que revisen el Acuerdo entre UE y Turquía, que suspendan este acuerdo hasta que Turquía dé garantías de que puede respetar los derechos humanos de las personas refugiadas". La ONG publicó ayer un informe en el que advierte de que la UE podría ser cómplice de las violaciones de los derechos humanos de las personas refugiadas por parte las fuerzas turcas, por ejemplo, aprehendiéndolas, deteniéndolas o presionándolas para que regresen a sus países en conflicto.

Además, en dicho informe, la organización defensora de los derechos humanos en el ámbito internacional recuerda a la UE que debe garantizar una vigilancia independiente de cumplimiento del acuerdo entre la UE y Turquía en concordancia con los derechos humanos y la legalidad internacional, así como medidas para incluir observadores independientes de derechos humanos. Además, AI insta a la UE a establecer un observatorio independiente de la sociedad civil para supervisar la implementación de estas recomendaciones y a la Comisión Europea a suspender todas las ayudas económicas para las estructuras y equipos que están siendo utilizadas ilegalmente contra los migrantes y solicitantes de asilo. También exige a la UE que busque rutas seguras y legales para que los refugiados puedan llegar a la UE.

Publicidad

En el documento, se advierte de que "desde el pasado mes de septiembre, y paralelamente a las conversaciones entre la UE y Turquía sobre migración, las autoridades turcas están deteniendo e introduciendo a decenas —y posiblemente cientos— de refugiados y solicitantes de asilo en autobuses que los trasladan a centros de detención aislados situados a más de 1.000 km, donde son recluidos en régimen de incomunicación". "Algunos han denunciado que estuvieron varios días encadenados, los golpearon y los devolvieron a los países de los que habían huido", prosigue el texto de AI.

"Este aparente cambio de política es una novedad y contrasta con la actitud generalmente favorable y humanitaria de las autoridades turcas hacia las personas refugiadas y solicitantes de asilo. Hasta septiembre de este año, los principales motivos de preocupación relativos a los derechos humanos de los refugiados y solicitantes de asilo en Turquía no incluían la detención y la expulsión ilegítimas", advierte AI, que sugiere que Turquía, estado que acoge a la mayor población refugiada del mundo, con alrededor de 2,2 millones de refugiados registrados procedentes de Siria y unos 230.000 solicitantes de asilo de otros países, ha cambiado su política con estas personas desde que mantuviera las negociaciones con la UE y firmaran el posterior acuerdo a finales de noviembre.

A cambio de esta ayuda, en relación a la llegada de personas refugiadas a la UE por Turquía, la Unión aportará 3.000 millones de euros para "mejorar" la situación humanitaria de las personas refugiadas y solicitantes de asilo en Turquía. Además, la UE "está permitiendo que se utilicen sus fondos para equipos e infraestructuras en centros en los que se presiona ilegítimamente a las personas refugiadas y solicitantes de asilo para que regresen a países como Siria e Irak", según informa AI. "Los refugiados recluidos en el centro de detención de Erzurum mostraron a AI etiquetas en camas y armarios que anunciaban que el centro se financiaba con un programa de la UE previo a la adhesión", añade, asegurando que "funcionarios de la UE en Ankara confirmaron a AI que los seis centros de recepción financiados por la UE serán en realidad centros de detención".

2 Comments
  1. Juanjo says

    Sí señor. Hay que suspenderlo. Es infame.

Leave A Reply

Your email address will not be published.