Mayoral: “Hay muchos votantes del PSOE avergonzados después del acuerdo con C's”

6
Mayoral_Podemos
Rafael Mayoral, diputado de Podemos e integrante del equipo negociador del partido, en una imagen de archivo. / Efe

Como secretario de relaciones con la sociedad civil y movimientos sociales de Podemos, Rafael Mayoral (Madrid, 1974) se ha reunido durante más de año y medio con decenas de organizaciones. Durante la pasada semana formó parte del equipo negociador que se reunió con el PSOE, IU-UP y Compromís en un espacio a cuatro que duró únicamente dos días. El acuerdo firmado entre Pedro Sánchez y Albert Rivera hizo que Podemos se levantara de la mesa y diera por concluidas las conversaciones con el PSOE. La formación morada considera incompatible pactar con Ciudadanos y formar un Gobierno 'progresista y de cambio'. Mayoral atiende a cuartopoder.es vía telefónica días después de producirse esta ruptura.

— ¿Cómo fueron las reuniones con PSOE, IU-UP y Compromís? ¿Cómo las describiría?

— Creo que el PSOE no estaba en esas reuniones. Claramente. Tenía la cabeza en otro sitio.

— ¿Tenían la cabeza en reuniones con Ciudadanos paralelas?

— Finalmente es lo que habido. En ningún momento había voluntad de que el acuerdo se cerrase en esa mesa a 4.

— ¿Llegaron incluso a levantarse algunos integrantes del equipo negociador del PSOE para irse con C's a otra sala?

— Sí. Hubo un momento en el que se quedaron sólo dos personas del PSOE. Les dijimos que si querían un receso o algo porque veíamos que se marchaban todos. Nos dijeron que no, que ya se quedaban ellos y tomaban nota.

— ¿Y cómo se tomaron el suyo y el resto de partidos estas idas y venidas?

— Nos temíamos que obviamente no tenían mucho interés. Pero bueno, nosotros teníamos que estar allí y allí estábamos.

— ¿Por qué Podemos decidió sentarse en esa mesa a 4 el lunes pasado, tras la propuesta de Alberto Garzón, cuando antes no habían querido reunirse con el PSOE debido a las conversaciones que ellos mantenían ya con C's?

— La posibilidad de que las 4 fuerzas que podíamos conformar un Gobierno iniciáramos el diálogo creaba una situación diferente. Ya no hablábamos de una negociación bilateral con el PSOE sino de abrir otras vías. Y porque nosotros hemos demostrado ser flexibles desde el primer día también. Nosotros ante una situación tan complicada como la que estaba viviendo el país nos hemos ido moviendo y hemos mostrado mucha flexibilidad frente a la arrogancia permanente del PSOE, que piensa que está en otra época.

— En las dos reuniones mantenidas, ¿el PSOE les habló en algún momento de los acuerdos o negociaciones que mantenían con C's?

— No.

— Garzón incluso dijo en rueda de prensa que el PSOE les había negado que ellos tuvieran un acuerdo con el partido de Albert Rivera.

"Hubo momento en las reuniones en los que nos quedábamos todos y sólo dos del PSOE mirando y con una actitud muy poco proactiva"

— Nosotros nos lo temíamos cuando acabó la segunda reunión. Temíamos que iba por ahí el asunto. Tenía toda la pinta porque fueron saliendo de la reunión a cada rato. Hubo momentos en los que nos quedábamos todos allí y sólo dos del PSOE, mirando y con una actitud muy poco proactiva. Sí es cierto que en algún momento a primera hora de la tarde tuvimos un debate apasionado con Jordi Sevilla y obviamente veíamos que la cosa iba mal porque las posiciones que mantenían a nivel económico eran muy retrógradas. Luego visto lo que pasó tenía toda toda su lógica. Ellos estaban jugando a otra lógica distinta que era la de la otra mesa.

— Pocas horas después de conocerse el documento, ya señaló Íñigo Errejón que lo pactado iba a hacer las delicias del IBEX 35 y las clases privilegiadas. ¿Por qué?

— El debate que habíamos ido manteniendo con ellos nos daba ya algunas claves. El mantenimiento del mismo modelo económico impide que sea posible hacer una política social adecuada para el momento en el que estamos. Aparte de que lógicamente tampoco compartimos el contenido de la política social que se plantea. El modelo de una nueva reforma laboral que avance hacia el contrato único obviamente no es el camino para poder profundizar en una situación inaceptable en estos momentos. Hay que tener en cuenta que C's es el mejor representante de la banca en nuestro país y que cumple una función política que es representar sus intereses ante un proceso de descomposición absoluto que está viviendo el PP. Un PP que en estos momentos se parece cada día más a la Democracia Cristiana de Giullio Andreotti en su momento de descomposición, incapaz de liderar nada o hacer propuestas porque se pudren en corrupción. Ante eso, C's como nueva fuerza política está intentando jugar ese rol de representante de esos sectores privilegiados.

— Sobre la reforma laboral planteada y el abaratamiento del despido, ha habido un cruce de acusaciones. El PSOE primero les acusó de mentir y luego rectificó el documento. ¿Qué suponen las medidas pactadas?

— Lo primero es que no se aclaran entre ellos. Porque se están publicando cosas distintas como descubrimos ayer, porque una cosa es lo que ha publicado el PSOE y otra lo que ha hecho C's. En algún momento se tendrán que poner de acuerdo. Ellos sabrán. Pero lo que sí es cierto es que hay una ataque a la causalidad contractual y un empeoramiento de las condiciones de trabajo. Y hay algo que es una cosa que deja bastante claro cuál es la orientación, la subida del 1% del Salario Mínimo Interprofesional, lo mismo que ha subido el PP. Es decir, son políticas convergentes con las del PP. En eso además no ha dejado de insistir C's desde el minuto uno. Lo ha dicho Rivera y también Arrimadas. Es un documento en el que además Jordi Sevilla y Luis Garicano han debido encontrar grandes coincidencias. Lo entendemos, ellos tienen una posición determinada y nosotros otra bien distinta. Lo que no hay en el documento es una derogación de la reforma laboral de 2012 ni de la 2010. Hay una vuelta de tuerca más en el proceso de precarización del trabajo.

Mayoral_Podemos2
Rafael Mayoral. / Dani Gago

— Respecto a otras derogaciones prometidas por el PSOE, también han criticado que no se incluye esa palabra sino 'revisar' o 'reformar' en temas como la “ley mordaza” u otras. ¿A qué se debe?

— Sí. Y en materia de política impositiva también hablan de un comité de sabios. Bueno, en el planteamiento hay algunas cosas que intentan que no suenen mal. Y eso obviamente hace que tengan que quedarse en la inconcreción. El caso de la LOMCE es llamativo porque se paralizan los efectos pero se plantea un pacto educativo con el PP. Es el planteamiento de fondo de algo que han confesado ellos mismos con posterioridad, que están planteando una política regresiva. No hay un cambio sino que plantean hacer un cambiazo. Además con el tema de que en las webs tengan cosas distintas, les hemos pillado.

— ¿Hay algún aspecto positivo en el acuerdo?

— Es que creo que el principal problema de fondo es el planteamiento político que tiene. Es decir, Podemos y las confluencias hicimos una propuesta de un Gobierno de coalición y la respuesta fue que Sánchez saliera corriendo a hablar con el representante político de la banca en el Parlamento español. Ese es el resumen de lo que ha ocurrido, más allá de la política concreta que podamos ir desgranando y los detalles del documento. Estamos ante una posibilidad de salida de la crisis con carácter popular, que tenga en el centro de su acción los intereses populares. Y en el otro lado una salida con un mensaje claro a las élites para que esa salida no se produzca, que no haya una salida en la que se defiendan los intereses de la mayoría sino que están garantizando que las cosas no van a cambiar.

— ¿Cómo explican que Sánchez señalara que el acuerdo es de progreso y de izquierdas y que Rivera le tienda la mano al PP a la vez? ¿Se puede mirar a ambos lados?

— Es intentar recuperar la vieja lógica del bipartidismo en torno a un consenso para que en la práctica todo siga igual. Es la piedra de toque de esta situación. En la práctica, a medio plazo, lo que están diciendo es algo bastante sencillo, que es que partiendo de la geografía del Congreso, tienen muy claro con quién van a llegar a los acuerdos clave para poder satisfacer los intereses de la troika y de los privilegiados de nuestro país. En todas esas cuestiones no tienen dudas y ese es el mensaje que están transmitiendo al PP.

— ¿Cree que el PP, pese a que han mantenido que no lo harán, podría finalmente facilitar de alguna manera la investidura de Sánchez?

"Hay un planteamiento peligroso para la mayoría social porque la dirección del PSOE ha optado de manera clara (...) Tienen claro cuál es el eje. En Andalucía ya lo están haciendo"

— Lo desconozco. Ellos tienen una situación que los inhabilita de todas las maneras. Tienen que estar muy preocupados por otras cosas en estos momentos. Lo que sí es cierto es que el acuerdo PSOE y C's no suma suficiente. Y hay un planteamiento que es peligroso para la mayoría social porque la dirección del PSOE ha optado de manera clara. Además, la semana anterior Susana Díaz en Andalucía votaba en contra de que se tomara en consideración una ley de emergencia habitacional,que era la misma aprobada en el Parlament de Cataluña, promovida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Ellos tienen claro cuál es el eje. En Andalucía ya lo están haciendo con C's y eso significa que cuando llegan iniciativas que plantean que los intereses de la gente se tienen que discutir en el Parlamento, demuestran cuáles son sus aspiraciones. Díaz lo ha demostrado y es una de las representantes de quienes defienden este tipo de acuerdos.

— ¿Han hablado con el PSOE o ellos se han intentado poner en contacto con ustedes después de la ruptura de las negociaciones?

— Hasta ahora no. Hemos recibido los emplazamientos pertinentes desde los medios de comunicación. Pero básicamente nada más que eso. Tienen una cultura de la negociación un tanto particular, que es utilizar la descalificación para intentar que modifiques tu posición. No parece muy razonable mantener esa cultura del maltrato.

— Suponiendo que todo ocurra como parece, es decir, que el día 5 de marzo no se pueda investir a Sánchez, ¿qué camino tomará Podemos?

— A partir del día 6 veremos. Habrá que ver qué mapa y perspectivas se abren. Nosotros lo que queremos lo hemos dicho desde el minuto uno.

— ¿No descartan entonces volver a hablar con el PSOE pese a la relación que han mantenido hasta ahora?

— Si reconsideran el camino sí hablaremos, claro. En el marco político actual, con el acuerdo que ellos tienen ahora no es posible. Porque hay un planteamiento muy diferente a que haya un Gobierno de cambio. Ahora existe una propuesta de Gobierno de las élites que tampoco parece además que tenga aritmética. Nosotros lo que no vamos a hacer es facilitar una investidura que ya de por sí no está marcando el camino que quieren seguir.

— El argumento que se está usando desde el PSOE es que ustedes comparten intereses con el PP para no investir a Sánchez. Se parece a la famosa pinza que en su momento los socialistas criticaron al PP y a la IU de Julio Anguita.

— Nosotros es que hemos dejado claro desde el principio lo que queremos y la voluntad que tenemos. Dijimos que queríamos un Gobierno con más de 11 millones de votos de apoyo. Y dijimos con qué fuerzas se podía formar. Todo el mundo tiene claro lo que queremos. Otra cosa es que no sea lo que quiere Pedro Sánchez.

— ¿Hay alguien en el PSOE que podría querer este acuerdo con ustedes?

— Es un problema que tiene que resolver el PSOE internamente, decidir hacia dónde quiere ir. Pero nosotros no le vamos a hacer los deberes.

— ¿Y los militantes o votantes qué opinión cree que tienen?

— Creo que hay muchos votantes del PSOE que están muy avergonzados después de lo que se ha visto. Todo el mundo sabe qué representa C's. Es un partido que representa a las élites y que hace de salvavidas de un régimen que no se podía sostener porque se basa en el rescate a los privilegiados y en ensañarse con los sectores más vulnerables. Creo que hay sectores del partido que se han visto decepcionados con el acuerdo. Pero es una sensación que tendremos que ver en el futuro.

— Sobre el posible escenario de nuevas elecciones. ¿Cree que podrían beneficiar a Podemos?

— Hay encuestas para todos los gustos. Pensamos que en los procesos de cambio es necesario el popular. No tenemos ningún medio a que sea la gente quien decida cuál es el curso de los acontecimientos. Si eso pasa por las urnas, pues pasará por las urnas. Ya veremos. No es nuestra aspiración, creemos que con la geografía parlamentaria sería plausible implantar cambios en nuestro país pero si finalmente no existe la voluntad de que se haga, tendrá que ser la gente la que señale el camino.

— Mientras se intenta formar Gobierno, ¿qué están haciendo los diputados de Podemos en el Congreso?

— No hemos parado desde el primer día. Presentamos la Ley de Emergencia Social, creemos que es algo prioritario. Ninguna fuerza política se ha pronunciado al respecto pero sí nos hemos reunido con muchas organizaciones de la sociedad civil. Abrimos el diálogo para poder completar esa PNL y poder también hablar de otras iniciativas legislativas. En eso estamos. Al mismo tiempo hemos presentado otras cosas como por ejemplo la petición para derogar el artículo del Código Penal que criminaliza el derecho a huelga. El Parlamento puede funcionar y estamos trabajando en iniciativas en favor de la gente.

6 Comments
  1. Sigan así says

    Parece ser que nunca aprendemos, la clase política ya lleva mucho tiempo riéndose de los que van a depositar su voto en las urnas cuando a ellos se les antoja.

    Y claro cuando se ha votado y salen los resultados, ellos empiezan a manipular los referidos votos a su antojo, haciendo pactos sin contar con los votantes y solo para captar el sillón y estar como mínimo una legislatura, cobrando esos sueldos astronómicos y si dicen algunos colectivos que dimitan, ellos y ellas dicen que ‘a mí me han votado’.

    Así que sigan Ustedes votando, que ellos seguirán riéndose de los que votan, y los votantes seguirán dándose cuenta que les están engañando.

    No se dan Ustedes cuenta de lo que está pasando en la clase política, ellos y ellas nada más que sueñan con sentarse en un sillón, y luego lo que venga después, les afecta muy poco, con aplicar la frase ‘Y tú más’ lo arreglan todo.

    Con que sonrisas están todos y todas en las fotografías, como se ríen, como dicen hasta la saciedad, ¡¡votad, votad, votadnos!! Y piensan, para seguir nosotros cobrando y vosotros y vosotras pagando.

    LOS POLÍTICOS NOS SIGUEN ENGAÑANDO, Y USTEDES, LES SIGUEN VOTANDO

    Como dicen personas inteligentes:
    ¡¡¡TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS Y SEGUIMOS SIN DESPERTAR!!!

  2. lui says

    Seguros de lo que queremos. Personalidad y sinceridad!!! Por el buen camino! Gracias Podemos!!!!

  3. enpiedequeja says

    Como todo, lo importante es pensar qué y a quien votas sin dejarte influenciar por comentarios en caliente y ver qué se ha hecho en el pasado. Ver la trayectoria de los diferentes partidos y teniendo en cuenta algo más que lo bueno para uno mismo porque siempre puedes terminar «atrapado por tu pasado». Los que están no quieren irse ni con agua hirviendo. los unos podridos de robar y los otros liándolo todo para que nada cambie y sus familiares y amiguetes no pierdan cacho y encima echando mierda contra quienes no han demostradi más que educación, inteligencia, respeto y al menos voluntad lo que otros no tienen
    sin respetar a sus votantes y hablando de prepotencia. Y cómo llamamos a ningunear a Ps en la mesa del congreso en el reparto de escaños y dejarles en la negociación los últimos?
    FALTA DE RESPETO y con 5 millones de votos. DE VERGUENZA!! no conocen el significado de esa palabra. Y extraña que se dejen claros ministerios y funciones? pero cómo fiarse de los TRAMPOSOS? NI UN PASO ATRÁS!!

  4. Francisco de Asís de Todos los Santos says

    Esperemos que empiecen a tratar a los ciudadanos como mayores de edad. Es lo mínimo que se espera de Podemos.

  5. Ecalgi says

    A Pedro Sánchez le han faltado c…. Para hacer un pacto de izquierdas con Podemos, hay demasiadas presiones e intereses para querer hacer un verdadero cambio, a una política anquilosada y corrupta o en el mejor de los casos anquilosada y acomodada en infinidad de privilegios. Y mientras muchos ciudadanos españoles pasando penalidades, retrocediendo en derechos conseguidos a lo largo de muchos años con trabajos de seudo exclavitud y otros campando a sus anchas y llevándose el dinero a capazos. Así le ha ido siempre a España, somos la ostia!!!!!!!!!

  6. Encalgi says

    A Pedro Sánchez le han faltado c…. Para hacer un pacto de izquierdas con Podemos, hay demasiadas presiones e intereses para querer hacer un verdadero cambio, a una política anquilosada y corrupta o en el mejor de los casos acomodada con infinidad de privilegios. Y mientras muchos ciudadanos españoles pasando penalidades, retrocediendo en derechos conseguidos a lo largo de muchos años con trabajos de seudo exclavitud y otros campando a sus anchas y llevándose el dinero a capazos. Así le ha ido siempre a España, somos la ostia!!!!!!!!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.