Todos los 'menús' para formar gobierno

1

El fracaso de la investidura del candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha supuesto el planchado del acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos (C's) y abre a partir del lunes un escenario de negociaciones con varios menús posibles más allá de la delicadeza ideológica de los paladares y estómagos de los comensales. La cuenta atrás ha comenzado. Empezó con la primera votación, el miércoles, día 2, y termina en dos meses (días naturales), a las siete de la tarde del 2 de mayo. Los dirigentes de las formaciones políticas parlamentarias tienen cincuenta días para pactar y ofrecer una fórmula de gobierno antes de llamar al “revote” a los ciudadano el 26 de junio próximo. ¿Cuáles son los menús posibles?

El alemán con mucho morro de “gran coalición”, en el que insiste Mariano Rajoy, ha sido vetado por el PSOE, que solo una semana después del 20D aprobó en su Comité Federal (máximo órgano entre congresos) su rechazo activo (voto no) y pasivo (abstención) a cualquier fórmula que implique la permanencia de Rajoy y el PP en el Ejecutivo. Por tanto, se considera inviable, salvo que los socialistas reconsideren su planteamiento y lo ratifiquen el congreso que tienen convocado para el mes de mayo. Pero esto es muy difícil porque para entonces, la cuenta atrás de la investidura habrá terminado.

El menú “a la madrileña”, entre la primera fuerza y la tercera (PP-C's) suma en principio 163 diputados, trece menos de la mayoría absoluta (176), pero sería viable si el PSOE se abstiene y, como inicialmente propusieron Susana Díaz y algunos barones, se resignara a quedarse en su sitio ejerciendo la oposición. Esto requeriría asimismo una rectificación de la resolución aprobada el 28 de diciembre por el Comité Federal. Además, a partir de la condición manifestada por Albert Rivera, esta fórmula exigiría al PP quitar de enmedio a Rajoy, una elaboración molecular complicada incluso para el sabio Ferran Adría.

La “fórmula a la portuguesa”, que inicialmente ofreció Sánchez, ya ha sido descartada en las votaciones del 2 y 4 de marzo. Y la variable andaluza con C's ha quedado también periclitada. Ya se ha visto que sin la abstención de Podemos y los nacionalistas, el recorrido del pacto PSOE-C's para un gobierno de cambio reformista y progresista ha sido muy corto, aunque haya permitido desbloquear la situación obturada por el “no” de Rajoy al rey Felipe VI.

El pacto “a la valenciana” que ha propuesto Pablo Iglesias en nombre de Podemos y las confluencias, es viable en términos matemáticos. Pero la coalición de Gobierno entre el PSOE, Compromís e IU con el apoyo parlamentario de Podemos, que quedaría fuera del Ejecutivo, depende de dos variables: una, el apoyo del PNV y Coalición Canaria y la abstención de ERC y DiL; y otra, el apoyo o la abstención de C's. En la Comunidad Valenciana, el PSOE y Compromís gobiernan en coalición con el respaldo parlamentario de Podemos. Aunque Podemos renuncie a formar parte del Ejecutivo, la exigencia de Iglesias a Sánchez de cancelar el acuerdo con C's añade obstáculos a las dificultades.

Por afinidades ideológicas hay otras fórmulas como la coalición de derechas con los nacionalistas y C's. Pero el PP de Rajoy y el nacionalismo catalán la han arrumbado y demolido con sus políticas de enfrentamiento y envenenamiento de la convivencia en los cuatro últimos años. O como la coalición de izquierdas que la vieja guardia del PSOE y los barones regionales más poderosos ni quieren ni contemplan con “los rabiosos” de Podemos que les han segado la hierba bajo los pies. No obstante, con la actual correlación parlamentaria, es posible, aunque improbable, porque los socialistas con memoria histórica reciente y remota aspiran a la mayoría social y rehuyen el frentismo, el “frente de izquierdas”. ¿Qué ocurrirá entonces?

Se preguntaba el divulgador científico Isaac Asimov qué sucedería si una fuerza irresistible chocase contra un objeto inamovible, y se contestaba a sí mismo que eso era imposible. En física, si la fuerza es irresistible no hay objeto inamovible y si el objeto es inamovible no hay fuerza irresistible. En política ocurre algo parecido. La fuerza irresistible en la situación actual es el paso del tiempo, que pondrá fin a la undécima legislatura el 2 de mayo si antes no consiguen formar gobierno, y los obstáculos aparentemente inamovibles serán arrastrados a la flexibilidad o a las nuevas elecciones.

Si optan por el “revote”, el presidente del Congreso, Patxi López, pedirá el 3 de mayo al jefe del Estado que convoque elecciones. El calendario establecido en la Constitución y la Ley Electoral, coloca la presentación de candidaturas entre el 18 y el 23 de mayo y el comienzo de la campaña electoral el 10 de junio, y al cabo de quince días, el domingo, 26, como bien adelantó Rajoy en su último diálogo en Bruselas con David Cameron, riendo, de paso, la coincidencia con el referendo británico sobre la permanencia o no en la UE, iremos a votar.

Pase el cursor por encima de los calendarios para más detalles.

1 Comment
  1. eleusipo says

    BUSQUEN PRONTO UN PTE.-NEGOCIADOR-PRIMER MINISTRO (Con los respetos de siempre) Mejor sería que los líderes o ejecutivas de grupos y partidos se pongan a buscar con urgencia un Pte.-Negociador- Primer Ministro, ajeno a toda formación política y capaz de captar las sensibilidades de unos y otros junto a las necesidades del país y componga un Gobierno de su propia y exclusiva competencia y fiabilidad. Estas son algunas de las cuestiones que trae el XXI, tan novedoso e inesperado, volátil, fungible y a toda velocidad, no espera por nada ni por nadie. Y ya, pronunciarme en el sentido de que los potenciales políticos es probable que se decanten por la desaparición de los partidos y grupos políticos al uso, por lo que aparecerán, digo yo, modos distintos para designar a los presuntos electos en un Parlamento de unidad total y en que los señores Diputados tendrán la potestad de uso de su voz y voto en cualquier momento y ante cualquier cuestión. Así se abrirá la libertad en la política que se nos aproxima. Creo que estamos madurando muy, muy deprisa, y que seremos muy capaces de haber aprendido las lecciones que desde el 20D estamos tomando y aprendiendo a toda prisa. Mis saludos generales.

Leave A Reply

Your email address will not be published.