El Gobierno tiene un plan para frenar la desconexión económica y fiscal catalana

gobierno_cataluna_efe
Mariano Rajoy y Carles Puigemont, presidente de la Generalitat, coinciden en el homenaje a las víctimas del accidente de Germanwings. / Toni Albir (Efe)

El gobierno en funciones tiene un plan para frenar la desconexión económica y y fiscal que pretende el Ejecutivo catalán. Todo está estudiado desde hace meses, según han asegurado fuentes gubernamentales a cuartopoder.es y se resume en el bloqueo de las cuentas de aquellas instituciones u organismos que pretendan actuar fuera de la legalidad.

Publicidad

El gobierno que preside Mariano Rajoy se ocupó de asesorarse hace meses, para dejarlo todo atado en caso de llegar a tan elevado grado de confrontación con el gobierno presidido por Carles Puigdemont. Y, aunque el proceso no es inmediato, si desde el Gobierno de la Generalitat desvían hacia la "Hacienda Catalana" el pago de impuestos debidos a la Hacienda Pública, se iniciaría un proceso de recursos jurídicos que desembocaría en el bloqueo de las cuentas del gobierno catalán o, en su caso, las de los organismos correspondientes.

El proceso no es inmediato, pero, según han asegurado fuentes gubernamentales a este diario, es bastante ágil y, de ser necesario, se resuelve con una indicación al Banco de España, que acabaría por bloquear las mencionadas cuentas públicas. En palabras de un miembro del Ejecutivo, "con un solo click, el Banco de España puede bloquear cualquier cuenta que esté contraviniendo la ley; y, por supuesto, las de los organismos catalanes que lo hagan no serán una excepción".

Por el momento, el mencionado plan es solamente un procedimiento a tener en cuenta si la Generalitat de Cataluña sigue adelante con sus planes secesionistas, pero los últimos movimientos realizados por la Diputación de Barcelona y la mera insinuación de que podría estar preparando depositar en las cuentas de esa "Hacienda Catalana" los descuentos del IRPF realizados a los trabajadores y funcionarios de ese organismo público, ha vuelto a alertar al Ministerio de Hacienda, que dirige Cristóbal Montoro. Su gabinete está vigilante y preparado para actuar e iniciar el proceso que acabaría en el bloqueo de las cuentas de los organismos catalanes que se estime necesario.