Los firmantes de la Declaración de Zamora presentarán candidatura propia en la XI Asamblea de IU

12
zamora
La eurodiputada Paloma López, el alcalde de Zamora Francisco Guarido y el dirigente de IU José Antonio García Rubio, firmantes de la Declaración de Zamora. / Efe

Los distintos sectores de IU mueven ficha de cara a la XI Asamblea Federal que está prevista para los días 20, 21 y 22 de mayo. Si la semana pasada, Izquierda Abierta (IzAb) anunciaba que presentará una candidatura alternativa a la de Alberto Garzón para dirigir IU, encabezada por Tasio Oliver y Teresa Aranguren, hoy es el turno de los firmantes de la Declaración de Zamora. Según han asegurado fuentes de este grupo a cuartopoder.es, preparan una candidatura propia para aspirar a la dirección de la coalición izquierdista. Si bien es cierto que todavía no se sabe cuáles serán los nombres que la conformarán, suena como posible aspirante la actual eurodiputada Paloma López. Además, presentan una ponencia política propia, titulada "IU sí; con más fuerza" con un documento político específico.

Dicho documento político, titulado "Fortalecer IU y adecuarla a las nuevas necesidades políticas", está firmado por la propia Paloma López; por el miembro de la Ejecutiva Federal José Antonio García Rubio; por los integrantes del Consejo Político Federal Ángela Vallina, que también es eurodiputada, Toni Barbará, Amadeu Sanchís, José Luis Pérez Tapias y Carmen Domínguez-Martínez; por el coordinador provincial de Zamora, Miguel Ángel Viñas y por los andaluces Manuel Cárdenas, Ignacio García y Antonio Roldán. Este documento recoge las ideas que previamente habían sido expuestas en la Declaración de Zamora, en el documento andaluz "La palabra por la base” y las propuestas de Espai Federal, un grupo dentro de EUiA en Cataluña. En la redacción de este documento político han participado personas de Madrid, Andalucía, Valencia, Asturias, y Castilla y León y también militantes de EUiA.

Publicidad

Este documento, respondiendo a las nueve preguntas planteadas por la comisión organizadora de la XI Asamblea, considera que es necesario concienciar de que "la crisis sólo podrá ser superada con la toma del poder político por parte de la mayoría social". Para esta toma del poder político, apuesta por "una estrategia estatal y supranacional de confluencia y de avance real en la unidad popular que impulse las reformas y las transformaciones sociales necesarias como medios para alcanzar el fin último: la ruptura con el capitalismo y la construcción de una sociedad socialista". Sin embargo, a raíz de los procesos de negociación para una candidatura unitaria de izquierda, negociación que fracasó con la negativa de Podemos, el texto hace autocrítica: "Estuvimos  esperando que se produjera una confluencia con Podemos, con una total ausencia de plan B, en caso de producirse, como así fue, un portazo por su parte a nuestras múltiples llamadas". "Los resultados de las elecciones generales han sido malos para IU. Eso no nos fortalece, precisamente, y la falta de grupo parlamentario agrava considerablemente la situación", prosigue.

Aún así, los firmantes de esta ponencia siguen apostando por una confluencia con otras fuerzas políticas y sociales para alcanzar el poder, aunque se muestran muy críticos con cómo se ha desarrollado esta política hasta el momento. "El ascenso de Podemos recibió una gran ayuda del sistema, pero también obnubiló a parte de la dirección de IU, que ha tratado con guante de seda a la formación y que no ha emitido la menor crítica política a quienes procedentes de IU, y algunos con importantes responsabilidades, han engrosado sus filas", afirma el texto. De este modo, el documento apuesta por la confluencia como forma de crear un bloque político y social mayoritario, la unidad popular. Para ello, se diseña una confluencia bajo un marco organizativo común, la propia IU, en el que distintas fuerzas políticas participan. Consideran que "el fortalecimiento y la adecuación de IU" es una herramienta indispensable para luego poder plantear una confluencia más amplia de carácter electoral con otras fuerzas políticas. Esta convergencia siempre tendrá que responder a las siguientes premisas: "Acuerdo de programa, reconocimiento mutuo de la identidad política y organizativa de cada parte, acuerdos políticos y organizativos para el cumplimiento de ese programa y lealtad en la aplicación del programa y autonomía en lo que no se haya acordado de forma común".

El documento también analiza cuáles son las circunstancias actuales de la clase trabajadora y cómo se sitúa en relación con el actual marco social y político. "No hay un nuevo sujeto político, sino un sujeto de clase mucho más complejo (y también rico de posibilidades) que requiere para su mejor análisis una atención exenta de pereza intelectual", informa el documento al respecto. Para combatir la desintegración de la clase trabajadora como sujeto, dice que "IU debe elaborar colectivamente propuestas para avanzar en la conciencia de clase y en la unidad de la lucha de los asalariados. Para ello, el trabajo ideológico es fundamental". Sobre la Ley Electoral, hacen una clara apuesta por modificarla y porque se incluya esta propuesta en las negociaciones de investidura: "La Ley Electoral española generará siempre modelos bipartidistas y por eso, una de las conclusiones del trabajo político de esta Asamblea debe ser la de reforzar la lucha contra esa Ley Electoral, que necesita el correlato de la lucha por la transformación del Congreso de los Diputados para hacer posible una mayor participación. Un Congreso donde candidaturas que han obtenidos el doble de votos que otras no tienen Grupo Parlamentario, mientras lo tienen las menos votadas, constituye una afrenta a la democracia y al sentido común".

Sostiene que no existe una "crisis del régimen del 1978" en lo social y económico, pues este "régimen" está saliendo fortalecido de la actual crisis económica, mientras que sí que se da en lo territorial. Para combatir al "régimen", dice el documento que la organización debe trabajar en "la acumulación de fuerzas con el objetivo de generar una hegemonía social". Para ello, critica la política seguida por IU y por otras fuerzas progresistas como Podemos, durante los últimos meses: "Durante estos últimos meses hemos estado bajo la inercia o impulso de unas políticas basadas en la premisa del “ahora o nunca”, “el tren pasa una vez y no espera” o “la revolución está a la vuelta de la esquina”, sin el menor análisis serio y contrastado de la realidad en que vivimos". "Es necesario el análisis adecuado de la capacidad cualitativa para provocar el cambio, de las alianzas viables para catalizarlo, y de la acumulación de objetividades que permitan ofrecer al país real una herramienta política sólida capaz de  recuperar las instituciones y su soberanía", prosigue el texto.

El documento también hace autocrítica de cómo se han gestionado los problemas internos de la coalición. Además, propone para solucionarlos algunos cambios organizativos mejorando la transparencia y la comunicación, la democracia participativa interna, valorando la importancia de la militancia y respetando sus derechos, así como la conformación de una dirección colegiada y plural. Este documento reitera la apuesta de IU por un modelo de Estado que sea "una República federal, plurinacional y solidaria" y se plantea cuál debe ser la relación con la Unión Europea y con el Euro. "Creemos que la posición de IU no debe ser favorable a una ruptura unilateral con el Euro, aunque destacamos que la unión monetaria exacerba las dificultades para salir del marco neoliberal en el que se configura la política de nuestro Estado", dice el documento al respecto. Sobre la política internacional, este texto apuesta por la salida de la OTAN y se reafirma en el apoyo a los procesos políticos populares de América Latina y a las luchas de los pueblos saharaui y palestino.

Por último, el documento lanza algunas propuestas concretas de trabajo, como "preparar unas jornadas sobre Modelo Productivo y de Relaciones Laborales en el contexto de un Nuevo Proyecto de País", "recuperar nuestras iniciativas parlamentarias relativas a la salida social de la crisis y replantearlas en el Congreso de los Diputados", "preparar una alternativa concreta para la reforma de la Ley Electoral y situarla en el marco de la negociación sobre el nuevo Gobierno", "introducir en el debate parlamentario y en las negociaciones políticas el cambio del Reglamento del Congreso de los Diputados que nos permita una mayor visibilidad política y, específicamente, la constitución de un Grupo Parlamentario", "reforzar el apoyo político y organizativo hacía nuestros cargos públicos", "aprobar un Plan integral de Formación para la militancia y los cuadros de la organización", "elaborar un Plan de Medios propios para incrementar la comunicación interna" y "realizar una Conferencia Organizativa para establecer las relaciones entre los Partidos y organizaciones integrantes de IU, la militancia sin otra afiliación y las estructuras de IU"

12 Comments
  1. Gonzalo says

    Si Paloma López es lo mejor que tienen, muy mal les va a ir. Ella fue una de las grandes decepciones que causó la lista de IU presentada a las europeas. Proviniente del sector más conservador de CCOO (que ya es decir) y con un inexistente carisma ya han enterrado sus posibilidades, porque su rancio ideario más gris y casposo no puede ser.

    Yo, con Alberto Garzzón.

  2. Ventura says

    Si lo que quieren es destrozar a IU allá ellos. Sólo falta Ángel Pérez en esta panda. Garzón y su equipo sacaron un millón de votos ellos solitos. Con el boicot de las televisiones, de los Llamazares y de los Cayo Lara.

  3. Joaquín iborra says

    Paloma López cuenta con el apoyo de los sectores más sensatos de IU que buscan una salida ideológica y organizativa a la crisis eterna de nuestra organización sin que esta pase por la desaparición de la misma

  4. Sara says

    Sensatez , dejar los egos a un lado y volver a centrarnos en la lucha de la clase obrera junto a los movimientos sociales. Es lo que queremos los y las compañeras de IU. Y es lo tendríamos con Paloma López. Esperemos que los más fanáticos la dejen hacer.

  5. Gagarin says

    El eurocomunismo de la mano de Paloma López y sus seguidores

  6. Guadiz says

    Estar con la opción de Garzón no debería significar estar contra las otras dos opciones. En IU no debería ser un problema la existencia de diferentes corrientes. Eso, según su líder, es un problema en Podemos, no en IU.

  7. dismotorico says

    Abrid los ojos, no es que le vaya a ir mal a IU sin Alberto Garzón, es que le va a ir mal a España sin Alberto Garzón. Los personalismos dejádselos a Gusana Díaz. Ahora es tiempo de unidad

Leave A Reply

Your email address will not be published.