Sánchez ofrecerá ministros independientes a Podemos y C's para cerrar un pacto

4
antonio_hernando_reunion_a_tres_efe
El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, ayer, en la rueda de prensa posterior a la reunión entre PSOE, C's y Podemos, en busca de un pacto de gobierno. / Kiko Huesca (Efe)

El dirigente socialista Pedro Sánchez está dispuesto a apurar la negociación a tres (PSOE, C's y Podemos) para conseguir el Gobierno del cambio. Para ello ofrecerá una fórmula que permita acercar posiciones a C's y Podemos y que pasa por el nombramiento de ministros independientes a propuesta de ambos partidos. Sánchez siguió ayer desde su despacho en el Congreso la primera sesión negociadora a tres y el presidente de C's, Albert Rivera, acudió al término de las dos horas que duró el encuentro a recibir la información de su delegación. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que encabeza el grupo negociador de su partido, pospuso para hoy su explicación del encuentro.

Publicidad

Las fuentes socialistas cercanas al presidenciable del PSOE afirman que la posibilidad de contar con ministros independientes a propuesta de Podemos y de las llamadas “confluencias” facilitaría el margen de maniobra de Iglesias en su propio partido para apoyar un gobierno de cambio, reformista y progresista y, por otra parte, sería aceptada por C's, cuyos dirigentes nunca han descartado apoyar a personas no adscritas al partido para el futuro Ejecutivo. La condición básica (y obvia) para que tanto C's como Podemos acepten esta fórmula es que sean “independientes de consenso”, personas reconocidas en el ámbito social y profesional de que se trate.

La baza negociadora de Sánchez no se agota con esta fórmula, pero según las fuentes informantes, un “tripartido” de estas características permitiría superar el veto mutuo entre Ciudadanos y Podemos. Además, Sanchez es consciente de las limitaciones marcadas por los barones de su partido y aprobadas el 28 de diciembre por el Comité Federal, de modo que la propuesta que ha ido trabajando le permitiría distanciarse del planteamiento partidista de Podemos sobre el derecho de autodeterminación y la consulta en Cataluña.

Si Podemos acepta proponer ministros no sometidos a la disciplina del partido (fórmula Manuela Carmena, por ejemplo) contribuye a la supervivencia de Sánchez frente a los barones, encabezados por la andaluza Susana Díaz. En caso contrario, la opción de nuevas elecciones el 26 de junio será aprovechada por la propia Díaz para forzar primarias y plantear su candidatura a la presidencia del Gobierno, como sugirió el lunes pasado en una reunión con los secretarios provinciales del partido en Andalucía.

La primera reunión a tres, en la sala Lázaro Dou del Congreso –la misma en la que los nuevos diputados se acreditaron como tales-, sirvió para que los dirigentes de Podemos y C's se lanzaran a la cara las acusaciones de los últimos días, incluida la supuesta ayuda a Podemos del fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chaves. El portavoz de C's, José Manuel Villegas, no se mordió la lengua al respecto y su homólogo de Podemos, Iñigo Errejón, le repitió que el asunto ha sido investigado y sobreseído por la Justicia. Iglesias se centró en explicar el documento de veinte puntos que entregó a los representantes del PSOE y C's como “base para la negociación” y abundó en su tesis de que el pacto de investidura entre ambos partidos (la vía 131) ha quedado fuera de juego.

Tanto el socialista Antonio Hernando como Villegas reafirmaron la vigencia del pacto y se mostraron dispuestos a ampliarlo. Ante los periodistas, el portavoz de C's citó los puntos inasumibles, desde la ampliación de la inversión pública social en 62.000 millones en los próximos cuatro años hasta un “gobierno de coalición progresista” (PSOE, Podemos y las confluencias e IU) en el que “además se integren personas independientes”, pasando por la derogación de la LOMCE. Villegas se mostró más escéptico que Sexto Empírico sobre la posibilidad del acuerdo y dijo que contestarán “por cortesía” al documento de Iglesias.

Con un escepticismo menos radical, ciceroniano, el socialista Hernando quiso creer que la política es el arte de lo posible. “Creemos que todavía es posible alcanzar un proyecto que sume 199 votos o más”. Según Hernando, ahora toca entrar en materia y contestar a las propuestas de Podemos sin renunciar a las doscientas medidas pactadas por el PSOE y C's. No aclaró si la respuesta será común o de cada partido. En todo caso, consideró positivo seguir hablando –hoy lo harán por teléfono- e identificar los puntos en los que es posible alcanzar acuerdos. Dio la impresión de que no pasaron de la fase de tanteo. Y sin insinuar la fórmula de gobierno que perfila Sánchez, señaló que ambos documentos son válidos y que "la intersección" es posible.

De momento, según Hernando, hay coincidencia en que ninguna de las tres formaciones quiere ir a unas nuevas elecciones, por lo que cabe esperar que, como el romano Cicerón, que ganó prestigio político por su honradez y buena administración como cuestor en Sicilia, prefieran la gobernación al estoicismo, mal consuelo filosófico ante la pobreza, el paro, la desigualdad creciente, la corrupción y el fraude, la amenaza de la convivencia por la quiebra territorial y el retroceso de la sociedad española.

4 Comments
  1. @carlosmagaro says

    Aún queda el comodín del Presidente Independiente, que ya propuso Podemos hace meses.

  2. Francisco de Asís de Todos los Santos says

    Sanchez y quince más…esto parece la verbena de la paloma.

  3. eleusipo says

    PARA LOS HOMBRES Y MUJERES DE ESPAÑA (Con absoluto respeto para las personas) Ciudadanos, ustedes son personas libres y los titulares o dueños de todas las instituciones, derechos y poderes del Estado, incluidos los de Catalunya. En estos momentos, con la que ha caído y continúa cayendo, más visto lo visto y dadas las circunstancias, España convendría que fuese gobernada por lo que queda dispuesto y viable en un último intento, siempre que los demás apoyen mediante el voto, es decir, por una coalición bajo un pacto o acuerdo de CENTRO-IZQDA, donde la flexibilidad, la buena fe, la cooperación y los puentes permanentes debieran ser instrumentos completamente normales, transparentes y esenciales. Es de pensar, que eso sería – o es – lo sensato, pues refleja buena parte del talante de este XXI que tenemos aquí. La disgregación y ruina de España no proceden, son por tanto admisibles. Luego, ya miraremos y habremos de ver. Saludos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.