El PSOE propone 'comités de vigilancia' y cogestión en medianas y grandes empresas

2
Podemos_Antonio_Hernando
Antonio Hernando (PSOE) en rueda de prensa el pasado 8 de abril comentando el documento de propuestas de gobierno a tres presentado por Podemos. / PSOE (flickr)

El PSOE propone implantar “consejos de vigilancia” y un modelo de participación de los trabajadores en la gestión de las empresas de más de cien empleados similar al alemán. El equipo negociador de Pedro Sánchez incluye ésta y otras medidas para recuperar el equilibrio en las relaciones laborales, destrozado por la reforma del PP, en su respuesta al documento de 20 puntos que presentó Pablo Iglesias en la reunión del jueves con los socialistas y Ciudadanos. 

La respuesta de los socialistas, que se comprometieron a estudiar y contestar a los planteamientos de Podemos, va precedida de una carta del portavoz Antonio Hernando en la que destaca “la coincidencia en algunas políticas esenciales, como son educación o sanidad”. “En otras como regeneración democrática o lucha contra la corrupción es evidente que partimos de posiciones muy cercanas”. En las demás materias “habría un 70% de posibles puntos de encuentro si hubiésemos podido discutirlos”. Sólo rechaza los puntos 19 y 20 del documento de Podemos, referidos a la composición del gobierno y al referéndum independentista.

Publicidad

En materia laboral los socialistas se comprometen a impulsar la cogestión y la participación de los trabajadores en el gobierno de las empresas medianas y grandes y ofrecen un compendio de reformas legales, comenzando por la derogación del contrato de fomento de emprendedores y siguiendo por la transformación en “fijos discontinuos”, con plenitud de derechos, de los contratos de temporada. Plantean un estricto control de las horas extraordinarias en relación con los contratos a tiempo parcial y el aumento de las cotizaciones de las empresas que abusen de los contratos estables progresivos y de la contratación temporal.

En la respuesta a Podemos se comprometen a incrementar un 3% el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2016 para recuperar el 4,1% perdido en los últimos años de gobierno de Mariano Rajoy, al tiempo que proponen acordar con los sindicatos y la patronal un calendario de incremento del SMI con el objetivo de alcanzar lo antes posible el 60% del salario medio fijado en la Carta Social Europea. En materia de pensiones asumen el aumento de las no contributivas y los cambios en las cotizaciones para vincularlas a los ingresos reales, elevando la base máxima de cotización. Y en Dependencia se comprometen a recuperar la aportación del Estado y a incorporar al sistema a las 386.000 personas ya valoradas y en lista de espera.

Los socialistas están de acuerdo en incorporar al Ingreso Mínimo Vital (IMV) pactado con C's el Complemento Salarial Garantizado que propone Podemos, de tal forma que cubra la diferencia entre los ingresos de la unidad familiar en función de sus miembros con el umbral de renta fijado para el IMV.

En materia de vivienda, el PSOE reconoce el derecho de las personas que hayan perdido su casa por insolvencia sobrevenida a una vivienda de alquiler social a un precio acorde a sus circunstancias y, en su caso, a un plan de rescate personal sobre la deuda pendiente de modo que los pagos no superen el 30% de los ingresos. También se compromete a un programa urgente de alquiler social mediante acuerdos con el Banco Malo y otras entidades financieras, a fin de que suelten los pisos vacíos (“activos tóxicos” en su jerga). Se comprometen asimismo a reformar las leyes para que los jueces puedan paralizar las ejecuciones hipotecarias en caso de insolvencia justificada y, si no fuera posible, a aplicar la dación en pago valorando la vivienda en el precio establecido para la concesión del préstamo.

Los socialistas aceptan varias medidas de Podemos sobre el control de las eléctricas, las auditorías del uso del dinero público que recibieron para la transición a la competencia (las famosas TCT) y otras medidas contra el llamado “capitalismo de amiguetes”. Sin renunciar al programa de estabilidad presupuestaria comprometido con la UE, los socialistas entienden que el proceso de consolidación fiscal del gobierno del PP ha sido “tremendamente injusto e ineficaz” y “ha contribuido a aumentar la desigualdad”. Por un lado, ha hecho recaer el ajuste del gasto público sobre la salud, la educación y los servicios sociales básicos del Estado del Bienestar y, por otro, ha aumentado los impuestos a todos los ciudadanos para posteriormente rebajarlos a las rentas más altas, empeorando, por razones electorales, el déficit y el cumplimiento de los objetivos pactados con Bruselas.

Sostienen que la clave para lograr el equilibrio de ingresos y gastos está en “un cambio estructural del sistema impositivo” que amplíe las bases imponibles sin elevar los impuestos a las rentas del trabajo, medias y bajas. Y estiman que la reforma supondría dos puntos más del PIB a lo largo de la legislatura (unos 21.000 millones) al tiempo que se comprometen a recuperar en 2019 la inversión pública en sanidad y educación hasta recuperar el nivel de 2011.

La imposición a las grandes fortunas, la inspección de las SICAV y la aplicación del régimen fiscal común cuando los supuestos inversores sólo sean “mariachis” o “nombres de paja” para encubrir a las grandes fortunas que utilizan ese instrumento para eludir impuestos, y la aplicación efectiva del 15% mínimo del impuesto de sociedades a las grandes empresas y entidades sobre cuenta de resultados (la media actual está ligeramente por encima del 6%) son, junto a la lucha contra el fraude y la evasión, las medidas que los socialistas añadirían al acuerdo con C's.

En su respuesta a Iglesias, el socialista Hernando invoca el respeto que le merecen los electores de Podemos y el resto de los ciudadanos y lamenta que ni siquiera hayan tenido oportunidad de discutir los planteamientos respectivos en la mesa de una negociación que “vosotros habéis decidido bloquear”. Añade que “resulta difícil sostener que el acuerdo no ha sido posible por culpa del programa y mucho menos sin intentarlo”. Y concluye: “Es una lástima”. Podemos respondió anoche con un comunicado en el que constata las coincidencias y dice que Sánchez ha quedado “atrapado” por el pacto con Ciudadanos.

2 Comments
  1. Piedra says

    El socialismo democrático ha sido la única fuerza que ha hecho avanzar a España, se pongan como se pongan los de la tenaza objetiva con la derecha extrema y reaccionaria. Y efectivamente, «es una lástima» que nos condenen a seguir soportando la caspa y de la casta.

  2. Agua says

    …Pues yo, como siempre he trabajado en empresas de menos de 100 trabajadores, no votaré al PPsoE. Prefiero a otro que SÍ sea de izquierdas y SÍ defienda a la clase trabajadora

Leave A Reply

Your email address will not be published.