MIGUEL MUÑOZ | Publicado: - Actualizado: 11/1/2017 15:23

Garzon
Alberto Garzón, diputado y portavoz de IU-UP en el Congreso, durante la rueda de prensa celebrada ayer tras su reunión con Felipe VI. / Zipi (Efe)

IU celebra mañana una Presidencia Federal importante en la que el principal tema será comenzar a hablar formalmente de la negociación con Podemos de cara al 26-J. En principio estaba prevista para el próximo viernes, pero la estrechez del calendario ha hecho que se adelantara. En esta reunión se elegirá una comisión negociadora que lleve el peso de las conversaciones con el partido morado. El portavoz en el Congreso, Alberto Garzón, descartó ayer estar, “en principio”, en ese proceso. También se fijarán las condiciones que IU pondrá encima de la mesa para sentarse a hablar. Según todas las fuentes consultadas por cuartopoder.es, éstas gozan a priori de un amplio consenso en la coalición entre los sectores más relevantes del partido, incluido el cercano a Cayo Lara. El propio Garzón ha mantenido varias premisas de partida durante estos últimos días que se resumen en visibilidad, reconocimiento, acuerdo estatal, programa común de mínimos sin renuncias y consulta a las bases, también las de Unidad Popular, para ratificar el posible pacto. La posición en las listas o el mantenimiento de un grupo propio en el Parlamento son cuestiones “secundarias”, según afirmó el diputado ayer aunque destacando que “lo natural” es que él como candidato de IU concurra por Madrid, sin entrar en más detalles.

Según fuentes cercanas a Garzón, esas posiciones en las listas serán uno de los asuntos más difíciles de resolver y que más debate interno pueden provocar. También será un asunto espinoso en las negociaciones bilaterales. Las primarias parecen descartadas salvo sorpresa mayúscula a tenor de las declaraciones realizadas por parte de dirigentes de Podemos y por el corto tiempo para realizarlas. Los firmantes de la ‘Declaración de Zamora’, que presentarán una candidatura en la XI Asamblea encabezada por Paloma López y apoyada por el coordinador federal, se congratulan de que Garzón “esté ahora de acuerdo con ellos”, según destacan fuentes de este sector. En este sentido recuerdan que su posición no es contraria a la confluencia siempre que se cumplan una serie de requisitos como un acuerdo programático sin renuncias, de ámbito estatal, un reconocimiento de IU como organización y en el posterior grupo parlamentario además de la consulta a las bases.

Bien es cierto que este sector pone en valor más las siglas de IU en la papeleta, algo a lo que dan menos importancia desde los afines a Garzón. “No les pediríamos a Podemos que quitar las siglas de la papeleta, tampoco entenderíamos que nos pidieran que quitaran las nuestras”, señalan. En cualquier caso, ayer el diputado malagueño destacó que podía “afirmar rotundamente” que las siglas de IU “estarán en la campaña y en los actos” si hay acuerdo. El nombre concreto de la candidatura es una incógnita y puede ser aún caballo de batalla. Defendió además que la campaña electoral debería realizarse “desde la identidad” de cada uno de los partidos, considerando la posibilidad de que tengan lugar tanto actos electorales comunes como separados. También destacó que una confluencia no significa ni fusión ni absorción o disolución. “Vamos a seguir defendiendo lo mismo programáticamente. Si implicara dejar de defender algo, no iríamos”, afirmó. En este sentido comentó que lo ideal sería acordar un “programa mínimo común” pero que eso no significa que no vaya a haber máximos. “No vamos a renunciar a propuestas como nuestro carácter republicano, algo que no lleva Podemos en su programa”, puso como ejemplo.

Otro punto a discutir, aparte de la fórmula jurídica concreta, será la organización del grupo parlamentario. Preguntado sobre este tema, Garzón destacó que el punto de partida es “trabajar para una autonomía plena” de los diputados de IU. Precisamente esa palabra, “autonomía”, es la que repiten también desde el sector de la ‘Declaración de Zamora’. Más alejadas parecen de momento las posiciones de Izquierda Abierta. El partido de Gaspar Llamazares tiene más reticencias y dudas sobre un acuerdo con Podemos. Además se encuentra inmerso en un debate interno sobre su papel en IU debido también al proceso hacia la XI Asamblea con el que se han mostrado críticos. IzAb considera que IU está abocada a un proceso de integración “oportunista” en las siglas de Podemos. No confían en un acuerdo puramente instrumental sino en una convergencia social y política amplia. Apuestan por un proceso participativo de convergencia “desde abajo”, evitando “pactos cupulares” y que vaya más allá de Podemos e IU. Fuentes de los otros dos sectores consideran no obstante que sus posiciones son ahora más minoritarias que hace un tiempo.

“No tenemos estrictamente líneas rojas porque todavía no ha comenzado la negociación”, afirmó Garzón reiterando la idea de que hasta el momento sólo se han producido contactos informales. Uno de ellos tuvo lugar la semana pasada entre el secretario de organización de la formación morada, Pablo Echenique, y el secretario de IU en Andalucía, Toni Valero. También Echenique mantuvo un encuentro con el secretario de organización de IU, Adolfo Barrena. Desde IU aseguran que no ha habido más y según dijo Garzón ayer, la mesa oficial comenzará cuando pasen dos cosas: “la convocatoria electoral y un reconocimiento por parte de Podemos, entre iguales que se reconocen”. “La sensación que tengo es que una vez que Podemos entiende que estamos en un escenario nuevo, han aceptado reconocernos como organización. Ahora es más sencillo, estamos más cerca pero no quiere decir que sea fácil”, afirmó.

En las anteriores negociaciones se sentaron a la mesa con Podemos tantos los citados Barrena y Valero como Clara Alonso, secretaria de Comunicación. “Mi papel es de facilitador. Yo en principio no voy a estar en ninguna negociación. Todo el eje va a pasar por los secretarios de organización”, señaló Garzón que en todo caso insistió en que sería la Presidencia de mañana la que decidiría estos temas. “No es una cosa entre los amigos de Alberto y los amigos de Pablo Iglesias, es una cuestión entre dos organizaciones que quieren trabajar con otras muchas más en un proceso de confluencia que por primera vez puede dar una candidatura de transformación social que gane las elecciones y evitar que el PP siga en el Gobierno”, añadió.

Artículos Relacionados

  • Juanjo

    Si siguen por estos caminos ya pueden hacer hostias, que si además de bailar chotis con los nacionalistas, apoyan a Otegui y a otros patriotas vascos dispuestos a morir y matar por su patria, no tardarán en quedarse en pelotas.
    ..
    ¿No sería más humano, más honesto, más progresista y más marxista exigir también en esto la aplicación de la ley de Memoria Histórica?

  • Jift

    Todo mi apoyo l posición de iu

  • r2phQDUhXMGO

    Este es el camino, respeto mutuo y adelante compañeros…..

  • RAMON RAMOS SANCHEZ

    La Reforma de la ley Electoral (1 votante=1 voto), una sola circurcripción y segunda vuelta es esencial para nuestra supervivencia y nunca se habla de esto.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend