'A la Valenciana' se dividirá en tres ante la imposibilidad de tener grupo propio

1

Eduardo Ocaña *

a_la_valenciana_efe
Los diputados de A la Valenciana Ricardo Sixto, Txema Guijarro, Rita Bosaho, Rosana Pastor, Ángela Ballester, Enric Bataller, Joan Baldoví y Marta Sorlí, tras presentar la solicitud de grupo parlamentario. / J. J. Guillén (Efe)

La previsible negativa a la formación de un grupo parlamentario propio por parte de la Mesa del Congreso, controlada por la mayoría de PP y Ciudadanos, llevará a los 9 diputados electos de la confluencia A la Valenciana a dividirse en tres partes. Los parlamentarios de la coalición valenciana se separarán dentro de la Cámara Baja de la siguiente forma: los 4 de Compromís acabarán en el Grupo mixto, los 4 de Podemos en el grupo “confederal” de Unidos Podemos y el de EUPV en el espacio propio de IU, aunque dentro del grupo de Unidos Podemos.

Publicidad

Ante el rechazo de la Mesa, Ángela Ballester, diputada de A la Valenciana y secretaria de Coordinación ejecutiva de Podemos ha denunciado en declaraciones a cuartopoder.es que el rechazo a concederles grupo parlamentario “no depende del reglamento sino de la voluntad política de la Mesa del Congreso” y ha recalcado que mientras A la Valenciana “cumple todos los requisitos”, el nuevo Partit Demòcrata Català (PDC) sí tendrá grupo parlamentario pese a no cumplirlos. De hecho, aunque la mayoría de PP y Ciudadanos controla la Mesa, “el PSOE también se ha mostrado a favor de conceder grupo propio a la antigua Convergència (CDC), pero no a nosotros”, apunta Ballester.

Los diputados obtenidos por la coalición electoral A la Valenciana presentaron el viernes 22 en el Congreso su petición para conformar un grupo parlamentario propio en el hemiciclo, como ya intentaron sin éxito en la breve legislatura anterior. La confluencia valenciana se ha adelantado en esta ocasión a la fecha límite del próximo martes 26, sin embargo la Mesa bloqueará de nuevo sus intenciones. El órgano del Congreso, presidido por la exministra Ana Pastor, esgrime, según el artículo 23.2 del reglamento de la Cámara, que los diputados de formaciones políticas que no se han enfrentado ante el electorado no pueden constituirse en grupo parlamentario. Esta situación contrasta con el tratamiento del Rey Felipe VI, que sí ha citado en audiencia a los portavoces de cada una de las confluencias: Alexandra Fernández, de En Marea, Joan Baldoví, de A la Valenciana y Xavier Doménech de En Comú Podem.

Aunque ya han anunciado, junto a las confluencias gallega y catalana, que recurrirán al Tribunal Constitucional la decisión de la Mesa de negarles un grupo, el propósito de A la Valenciana es que, tras la negativa, los 4 diputados pertenecientes a Compromís (su portavoz Joan Baldoví, así como Enric Bataller, Marta Sorli e Ignasi Candela) vayan al Grupo mixto también en esta legislatura. Al tiempo que los otros 5 representantes se integren dentro del grupo parlamentario “confederal” de Unidos Podemos.

Esta separación entre los diputados presentados en coalición por la Comunidad Valenciana ya ocurrió durante la pasada legislatura fallida, cuando habían concurrido bajo la denominación Compromís –Podemos – És el moment. No obstante, a diferencia de aquel momento, ahora los parlamentarios provenientes de Podemos, Ángela Ballester, Rita Bosaho, Rosana Pastor y Txema Guijarro junto al de EUPV, Ricardo Sixto, sí han solicitado junto a sus compañeros de Compromís la conformación de grupo propio.

Esto sucede porque en esta ocasión, según fuentes consultadas por cuartopoder.es, la Mesa del Congreso sí permitirá a los 4 diputados valencianos de Podemos y al de EUPV retornar al grupo de Unidos Podemos tras el rechazo a conceder un grupo propio y no verse obligados a recaer en el Grupo mixto, como sí pretenden hacer en cualquier caso los parlamentarios de Compromís. Una vez rechazada la petición para grupo propio, tendrán hasta el 29 de julio para unirse a otros.

Como en la legislatura anterior, está previsto que el grupo parlamentario “confederal” o “plurinacional” de Unidos Podemos contenga a su vez varias “agrupaciones parlamentarias” con cierta autonomía, recursos, disciplina de voto e iniciativa parlamentaria propias. Por un lado, se reeditarán el grupo gallego de En Marea y el catalán de En Comú, y previsiblemente habrá uno nuevo, el de Izquierda Unida, que no contempló la posibilidad de pedir grupo propio. Fuentes de IU señalan que su partido “tendrá espacio, visibilidad, agenda y voz propias”, tal y como se acordó antes de las elecciones. Y aunque no está decidido cuál será la denominación y estatus dentro del grupo parlamentario de Unidos Podemos, sí hay aspectos avanzados en las negociaciones, como la portavocía adjunta de Alberto Garzón. Será en este espacio en el que se integrará el diputado Ricardo Sixto de EUPV, elegido en la candidatura de A la Valenciana.

(*) Eduardo Ocaña es periodista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.