La dirección de IU aprueba apoyar la investidura de Sánchez con condiciones

IU
Ernesto Alba, secretario de relaciones políticas de IU, durante la coordinadora federal del partido celebrada hoy. / @iunida

La coordinadora federal de IU ha aprobado esta mañana una declaración sobre la coyuntura política actual en la que se recoge que, en las actuales circunstancias, y siempre que se cumplieran determinadas condiciones programáticas, IU estaría dispuesta a apoyar una hipotética investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez.

El texto recoge las ideas ya transmitidas en los últimos días por su coordinador general Alberto Garzón. El documento, ratificado por 45 votos a favor, 6 en contra y 7 abstenciones, busca “fijar las prioridades y qué planteamiento mantendrá IU para contribuir de forma decidida a desbloquear la actual situación de parálisis de la actividad política a causa de la imposibilidad de formar un nuevo gobierno”, según ha informado el partido. Entre las claves de esta declaración se encuentra la necesidad de “encontrar una salida política que evite terceras elecciones”. “No vamos a vetar ninguna conversación porque la mejor herramienta para salir de esta situación absurda es el diálogo sincero y honesto sobre propuestas programáticas”, señala el texto sin especificar con qué fuerzas hablarán pero explicitando que están dispuestos a apoyar, desde el programa, una investidura del PSOE.

Publicidad

El documento, que ha sido leído por el secretario de Relaciones Políticas, Ernesto Alba, debido a la ausencia por cuestiones de salud de Garzón, comienza señalando que “mientras el ‘juego de tronos’ parlamentario continúa, los problemas sociales de la clase trabajadora siguen profundizándose sin que las instituciones públicas los atiendan y resuelvan”. Considera IU que la situación “requiere estar a la altura de la necesidades de la gente”. “En IU estamos preocupados ante el desgaste de la política como consecuencia de la presente parálisis parlamentaria y del ‘circo’ montado alrededor de la misma. Es necesario desatascar esta situación para volver a situar las políticas concretas, destinadas a mejorar la vida de la clase trabajadora, en el centro de la atención pública”, prosiguen.

En la declaración ponen en valor que “la fuerza del cambio provino de la movilización y de la participación consciente”. “Eso se podía transformar también en una mayor presencia del pueblo en las instituciones, pero la actual situación demuestra que no podemos centrarnos solo en su terreno de juego, que necesitamos volver a levantar movilizaciones que conmuevan las conciencias”, añaden en este sentido. Respecto al PSOE, afirman que en IU tienen “muy claro” que no comparten su proyecto político, ya que “ha sido copartícipe de los importantes recortes sociales y económicos que comenzaron en 2010 y que han extendido la desigualdad y la pobreza en nuestro país”. Sin embargo estiman que desde esta realidad, en las actuales condiciones parlamentarias, se deben evitar unos terceros comicios.

“Por nuestra parte, vamos a poner sobre la mesa coherencia, diálogo y propuestas programáticas para recuperar la política. En estas condiciones, manifestamos que estaríamos dispuestos a apoyar una hipotética investidura del PSOE siempre y cuando exista un compromiso programático con medidas destinadas a mejorar la vida de la clase trabajadora”, señala la dirección de IU. Insisten en la idea de que hay una mayoría parlamentaria suficiente “para frenar el neoliberalismo más salvaje y dar oxígeno a las familias que peor lo pasan”. IU considera que “se debe trabajar el apoyo y/o la abstención de otros grupos para facilitar un gobierno con elementos suficientes para frenar las políticas antisociales y autoritarias impuestas por el PP”.

En cualquier caso, desde el partido liderado por Garzón afirman que seguirán trabajando para consolidar el espacio político de confluencia que representa en lo institucional Unidos Podemos. El objetivo es desplegar su proyecto político en la construcción de un nuevo movimiento político y social centrado en el conflicto social y no solo en las instituciones. “Debe ser un instrumento al servicio de la ruptura democrática y comprometido con el socialismo. Esto es así con independencia del resultante del presente proceso de investidura”, explican. Además, muestran su solidaridad con quienes sufren las consecuencias de la crisis y las políticas antisociales.

Podemos ya había expresado la idea de intentar explorar una abstención de C´s si se llega a un pacto con el PSOE. No obstante ven complicado que pueda darse por el papel que ha jugado políticamente el partido naranja para impedir que “las fuerzas del cambio” lleguen al Gobierno. La opción de que UP y C´s apoyen en solitario a un Gobierno del PSOE es defendida por personas como, por ejemplo, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, partidario de intentar esa vía, según ha destacado en entrevista con este medio. Oficialmente, la posición de Podemos es formar Gobierno con los socialistas.

El sector crítico pide autonomía en las negociaciones

Por su parte, desde el sector de IU Sí Con Más Fuerza, representado por dirigentes como Paloma López o José Antonio García Rubio han destacado en un comunicado un comunicado que para abordar un acuerdo de investidura IU debe tener «una posición negociadora propia y autónoma». Esto lo significa «participar en las mesas de negociación que puedan establecerse y que cualquier decisión, consecuencia de dicha negociación, sea debatida y ratificada en los órganos». Además consideran «indispensable» que cualquier acuerdo de investidura que pudiera producirse sea sometido a la votación y refrendo de la militancia. Fuentes de la dirección federal destacan a este medio que esperan mantener el perfil diferenciado tal y como se ha mostrado hasta el momento con ejemplos como el encuentro mantenido entre Sánchez y Garzón la pasada semana.

Además han explicitado los puntos programáticos que a juicio de este sector serían indispensables para que IU diera apoyo a una investidura. Entre ellos se encuentran «convertir la violencia de género en una cuestión de Estado»; derogación de las dos reformas laborales, de la denominada ‘ley Modarza’ y de la LOMCE; «plantar cara a la UE», comenzando por impulsar la modificación del artículo 135 de la Constitución; «recuperar el equilibrio en las relaciones laborales, incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), así como establecer un programa de rentas mínimas»; banca pública y reforma fiscal; «elaboración de un proyecto de modelo productivo con valor añadido y sostenible»; «comisión parlamentaria de investigación sobre la corrupción» y «la apertura de un debate valiente sobre la configuración territorial y solidaria del Estado».