Los peores resultados para Sánchez, los mejores argumentos para sus críticos

2
Pedro Sánchez, anoche, abandona la sede del PSOE en Ferraz, desde donde siguió es escrutinio de las elecciones gallegas y vascas. / Víctor Lerena (Efe)
Pedro Sánchez, anoche, abandona la sede del PSOE en Ferraz, desde donde siguió el escrutinio de las elecciones gallegas y vascas. / Víctor Lerena (Efe)

Esta vez el PSOE no ha ganado a las encuestas. Los socialistas han sido víctimas del sorpasso de En Marea en Galicia y se han hundido en el País Vasco. Son unos pésimos resultados que anoche reconocía el propio secretario de organización, César Luena, quien compareció ante la prensa en la sede socialista de la madrileña calle Ferraz en un claro intento por desvincular al secretario general, Pedro Sánchez, del desaguisado. Pero las baterías de las distintas federaciones críticas para con su persona y su gestión están y estaban cargadas, antes incluso de conocerse los resultados y ese sorpasso en votos del que ha sido víctima el PSdG.

Es a Sánchez a quien se señala desde las baronías más críticas como el principal responsable de la deriva electoral y ya suenan los tambores de guerra en la sede federal del PSOE, a la espera de la celebración de la reunión del Comité Federal, el próximo 1 de octubre. Mientras los barones guardan silencio, algunos de sus "peones" piden ya abiertamente "asumir responsabilidades". Lo hacía anoche el concejal socialista madrileño, Antonio Miguel Carmona, quien colgaba en Twitter que "asumir responsabilidades en el presente es el primer paso para reconstruir el futuro".

Publicidad

La cuestión es si la reconstrucción del PSOE arrancará con el entierro de Sánchez o con la derrota de unos barones que le son hostiles y quieren su cabeza en una bandeja. A él le achacarán los malos resultados electorales. Y él y sus partidarios se defenderán alegando que los resultados autonómicos son, en principio, responsabilidad de las respectivas federaciones. Y, por el mismo precio, recordarán que varios de sus críticos están gobernando con porcentajes bajísimos de votos, gracias al apoyo de "Podemos", formación con la que, por cierto, le tienen prohibido de facto alcanzar acuerdo alguno a nivel nacional.

Los pésimos resultados cosechados tanto en Galicia (donde han bajado 4 escaños y han pasado a ser tercera fuerza política, por detrás de Podemos) como en el País Vasco (donde los socialistas han reducido su número de escaños de 16 hasta 9 y ni siquiera la posibilidad de gobernar con el PNV puede maquillar un resultado desastroso) complica su supervivencia a Sánchez, quien no va a tener otra alternativa que apelar a la consulta a las bases para tratar de seguir al frente de la organización socialista. La batalla está servida y se empezará a librar en el próximo comité federal del partido.

2 Comments
  1. Mecacholo says

    Fe de erratas: donde pone «Los pésimos resultados cosechados tanto en Galicia (donde han bajado 4 escaños y han pasado a ser tercera fuerza política, por detrás de Podemos)» debería poner «Los pésimos resultados cosechados tanto en Galicia (donde han bajado 4 escaños y han pasado a ser tercera fuerza política, por detrás de En Marea)».
    De nada. 😉

  2. Etxea says

    Somos Marea

Leave A Reply

Your email address will not be published.