Purga en el PSOE: los diputados del 'no' quedarán sin cargos remunerados en el Congreso

Meritxel Batet, del PSC, vota 'no' a la investidura de Mariano Rajoy. / Javier Lizón (Efe)
Meritxell Batet, del PSC, vota 'no' a la investidura de Mariano Rajoy. / Javier Lizón (Efe)

En los próximos días los 15 diputados socialistas que votaron 'no' al candidato del PP a la jefatura del Gobierno, Mariano Rajoy, van a ser apartados de los órganos de dirección del Grupo Parlamentario, pero, también, según fuentes de la dirección del PSOE, de los puestos de responsabilidad (remunerados con suplementos que oscilan entre 2.091 y 697 euros al mes en concepto de gastos de representación y de libre disposición) en las distintas comisiones y órganos del Congreso. “Les están quitando de las comisiones”, comentó una persona conocedora de los planes para sancionar a los indisciplinados, antes incluso de que emitieran su voto contrario al candidato de la derecha e incurrieran en desobediencia al mandato del Comité Federal.

La “pérdida de confianza” afecta a los puestos internos en el grupo socialista, donde dan por hecho que la catalana Meritxell Batet, número dos de Pedro Sánchez el 20D en la lista por Madrid y cabeza de la candidatura del PSC por Barcelona el 26J, será destituida como portavoz adjunta. Con ella, abandonará el puesto en la dirección del grupo la balear Sofía Hernanz Costa. El cargo oficial de “portavoz sustituta” en la Junta de Portavoces le reportaba unas retribuciones suplementarias de 1.424 euros mensuales en gastos de representación, más 667 euros de “libre disposición”.

Publicidad

Aunque algunos diputados consultados aseguran que no les han comunicado nada, la dirección del PSOE de Aragón, que encabeza el presidente autonómico Javier Lambán, decidió ayer sustituir a Susana Sumelzo como coordinadora de los parlamentarios socialistas aragoneses por su compañero Óscar Galeano y así lo filtró a la prensa antes de comunicárselo a ella. Sumelzo formó parte de la Ejecutiva de Sánchez y se mantuvo fiel a su anuncio de votar 'no'.

Las sustituciones en las mesas de las comisiones afectarán a la independiente Margarita Robles, que tendrá que abandonar la presidencia de Justicia; la palentina Luz Martínez Seijo, que es vicepresidenta primera hasta ahora de la Comisión de Políticas de Integración y Discapacidad; Odón Elorza, vicepresidente segundo de Cultura; la también independiente Zaida Cantero, vicepresidenta primera de Seguridad Vial y secretaria segunda de Interior, así como a la mencionada Hernanz, vicepresidenta segunda de Industria. Las retribuciones por los puestos en las mesas de las comisiones van desde 1.431 euros mensuales para gastos de representación en el caso de las presidencias a 1.046 de las vicepresidencias y 698 euros de las secretarías.

Con excepción de Margarita Robles y Sofía Hernanz, todos los diputados mencionados ocupan además puestos de responsabilidad como portavoces. Así, Cantero es portavoz adjunta en Defensa, Elorza es portavoz de Hacienda y Administraciones Públicas, Sumelzo de Cooperación Internacional y Martínez Seijo, adjunta de Cultura y Deportes. Además, la ourensana Rocío de Frutos es portavoz adjunta en dos comisiones: Discapacidad y Empleo y Seguridad Social. Y el balear Pere Joan Pons es portavoz en Cultura. Los portavoces tienen una remuneración suplementaria de 1.046,48 euros al mes y los adjuntos de 698. Estas cantidades se agregan a los 2.814 euros mensuales de retribución a todos los diputados y a los 1.824 euros libres de impuestos a los de fuera de Madrid y 876,56 a los de la circunscripción central.

La dirección del grupo, que ostenta Antonio Hernando, sopesará con la gestora del PSOE la profundidad de la purga añadida a las multas previstas de 600 euros y su extensión a los siete diputados del PSC. Con excepción de José Zaragoza, al que sólo pueden multar porque es diputado raso, los restantes ocupan puestos de responsabilidad en las distintas comisiones. Además de Batet, el puesto más relevante por las negociaciones y los debates que se avecinan lo ocupa Mercè Perea, portavoz en las comisiones del Pacto de Toledo y de Presupuestos.

Como se recordará, seis secretarios generales de otras tantas federaciones socialistas, además del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, solicitaron por carta a la Comisión Gestora que preside Javier Fernández una abstención técnica que se limitara a 11 votos, las abstenciones estrictamente necesarias para obedecer el mandato del Comité Federal de dejar pasar a Rajoy y evitar nuevas elecciones. La petición fue desoída y, a pesar de los 15 socialistas, el candidato del PP fue investido con menos votos en contra de los que ha tenido nunca un presidente socialista desde que en 1982 Felipe González consiguió 202 diputados, según recordaba ayer el exdiputado gaditano Rafael Román.