Fernández se fortalece al frente del PSOE para pactar con Rajoy y atraer 'pedristas'

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ayer en Asturias. / José Luis Cereijido (Efe)
El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ayer, en Asturias. / José Luis Cereijido (Efe)

El PSOE no es un barco pesquero a punto de zozobrar, víctima de la tormenta perfecta, sino un trasatlántico capaz de resistir el más furioso oleaje de los pronósticos del CIS y demás encuestas. Su timonel, Javier Fernández, de acuerdo con la comandante Susana Díaz, ha decido rodearse de los mejores y formar su equipo para desanimar y atraer a los corsarios “pedristas” con el fin de enfrentarse al verdadero enemigo, la política antisocial del PP.

Publicidad

En efecto, la Comisión Gestora del PSOE ya ha formado un sólido equipo económico para negociar con el Gobierno la reversión de la reforma laboral y la reforma de las pensiones, de tal modo que los sindicatos recuperen su papel en la negociación colectiva y que la fiscalidad sobre las grandes fortunas contribuya al sostenimiento de las pensiones. Fernández ha recuperado al exministro de Trabajo y portavoz económico socialista, Valeriano Gómez, para que, de acuerdo con el diputado Pedro Saura y el eurodiputado Jonás Fernández Álvarez, un economista ovetense de larga trayectoria, empleado del despacho de negocios de Carlos Solchaga y Aureliano Recio desde 2007 hasta 2014, planteen las alternativas económicas y sociales al Gobierno.

Publicidad

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, dijo el miércoles en el Pleno del Congreso que está abierto a los planteamientos del PSOE sobre la precariedad laboral y los salarios de subsistencia o miseria en los que se ha apoyado la recuperación económica de la que alardea, pero lo cierto es que “hay más fachada y teatralidad que realidad en sus palabras”, según un interlocutor socialista. El exministro Gómez confía, no obstante, en que el jefe del Gobierno se comprometa hoy a abrir una nueva etapa para reequilibrar las relaciones laborales y abordar el sostenimiento de las pensiones, una materia directamente relacionada con la calidad de la contratación.

Para el nuevo equipo económico del PSOE, formalmente coordinado por el responsable del área en la Gestora, el joven valenciano José Muñoz Lladró, trabajador en excedencia del departamento concursal de Deloitte y con el que se ha aprestado a colaborar el otrora responsable de análisis económico con Pedro Sánchez, Manuel de la Rocha, lo más importante es modificar las políticas antisociales del PP y poder mostrarlas. Tienen la ventaja de que el primer interlocutor, Ciudadanos, les sirve para evaluar la resistencia de los materiales. Y cuentan con la fuerza real que representan los grandes sindicatos.

De puertas hacia dentro, la creación del nuevo equipo económico socialista y la línea directa entre Fernández y Rajoy es sólo el primer signo de la progresiva captación de diputados y cuadros “pedristas” que está auspiciando la Gestora para la causa del asentamiento de la nueva política de tensión y negociación con el PP en todas las áreas. El objetivo interno, según confiesan personas cercanas al presidente de la Gestora, un hombre de 68 años, curado de ambiciones, consiste en fortalecer la dirección provisional del PSOE, sin descartar que Fernández, avalado por algunos logros sociales, pueda convertirse en secretario general con el respaldo de los barones hasta que en 2018 consideren llegado el momento de elegir candidato a la presidencia del Gobierno, sea Díaz u otra persona.