Gobierno y CCAA acuerdan dejar sin efecto las reválidas y recuperar la selectividad

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en primer plano, durante la Conferencia Sectorial de Educación celebrada hoy en la sede del Ministerio, en Madrid. / Fernando Alvarado (Efe)
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en primer plano, durante la Conferencia Sectorial de Educación celebrada hoy en la sede del Ministerio, en Madrid. / Fernando Alvarado (Efe)

El Ministerio de Educación y las comunidades autónomas han acordado este lunes reformar las reválidas para dejarlas sin efectos académicos y que la de Bachillerato, que servirá para entrar en la Universidad, sea similar a la anterior selectividad. De esta manera, las evaluaciones finales de Primaria y de la ESO tendrán carácter muestral y de diagnóstico, mientras que la prueba de Bachillerato será sobre las asignaturas troncales de Selectividad y se superará con una nota media de 4.

Tras su reunión con los consejeros autonómicos de Educación, el ministro Iñigo Méndez de Vigo ha informado en rueda de prensa que el real decreto-ley que prepara el Gobierno también establece que el título de ESO será «único», con los mismos efectos, sea cual sea el itinerario académico elegido por los alumnos en cuarto de ESO.

Publicidad

El primero de los consejeros en comparecer ha sido el asturiano, Genaro Alonso, que ha calificado el acuerdo de «éxito sin precedentes», igual que la andaluza Adelaida de la Calle, que ha celebrado el acuerdo alcanzado por «todos» como paso previo al pacto educativo, sobre el que se ha declarado «muy optimista».

Menos conformes se han mostrado las responsables de Educación vasca y catalana, Cristina Uriarte y Meritxell Riuiz, respectivamente. La primera ha pedido al ministro que saque de este decreto las de Primaria y ESO para que las regulen las propias comunidades autónomas.

La consellera catalana ha exigido al titular de Educación que elimine la disposición aadicional 38ª de la LOMCE que impone a la Generalitat pagar una plaza privada a los alumnos a los que se les garantice la escolarización en castellano en la red pública.