Sectores de izquierda buscan otro espacio político ante la deriva del PSOE y UP

Llamazares, Garzón, nuevo espacio político
Gaspar Llamazares, líder de Izquierda Abierta, y Baltasar Garzón en una imagen de archivo. / Efe

La dinámica de “gran coalición” por la que ha optado la Comisión Gestora del PSOE y la difuminación de Izquierda Unida (IU) en un Podemos “radicalizado” ha animado a algunos sectores de izquierda a abrir un diálogo que podría cristalizar en el futuro en un nuevo espacio político. Los impulsores del diálogo son una vez más los dirigentes de Izquierda Abierta (IzAb), con Gaspar Llamazares al frente; la plataforma ciudadana del exmagistrado Baltasar Garzón; el grupo Recortes Cero, integrado por profesores, intelectuales, sindicalistas y activistas sociales, y algunas personalidades críticas del PSOE.

Publicidad

El diálogo de la izquierda por el que apuesta el grupo de políticos e intelectuales de Izquierda Abierta no es nuevo, pero cobra un nuevo impulso a partir de dos realidades poco discutibles como son la crisis del PSOE y la progresiva pérdida de identidad de IU tras su alianza estratégica con Podemos. La derechización del PSOE, facilitando la investidura de Mariano Rajoy y el gobierno en minoría del PP, y el radicalismo del sector mayoritario de Unidos Podemos (UP) deja huérfano de referentes políticos a un sector creciente del electorado de izquierda.

En el núcleo de políticos e intelectuales de izquierda, del que forman parte otras personalidades como Nicolás Sartorius, presidente de la Fundación Alternativas, o Diego López Garrido, exdiputado y secretario de Estado para la UE con José Luis Rodríguez Zapatero de presidente del Gobierno, estiman que la deserción de los electores socialistas y de IU es creciente y cinco de cada seis no se sienten representados por Podemos, lo que significa que se abstendrán de votar.

Aunque el panorama es muy turbulento como para lanzar una nueva formación política a medio plazo, los interlocutores de este diario coinciden en que la orfandad de referente político afecta, según las últimas encuestas, a un 1,5 millones de personas. La pérdida de votos socialistas tras la dimisión forzada de su secretario general, Pedro Sánchez, no ha supuesto un crecimiento equivalente de UP. Al mismo tiempo, la alineación del coordinador general de IU, Alberto Garzón, con el sector aparentemente más radical de Podemos ha generado un fuerte malestar entre el electorado de la formación de izquierda.

“Ese espacio va a pedir a gritos una opción coherente y solvente”, opina Llamazares, quien desde IU sigue trabajando por el diálogo de la izquierda. La fractura del PSOE y la división de Podemos, que algunos estiman que se prolongará más allá de la Asamblea de Vistalegre II, refuerza la necesidad del ámbito de reflexión y diálogo reavivado por este grupo de referentes políticos y sociales por encima de las fronteras partidarias y al que han sido invitados, a través de la plataforma No nos resignamos, el antiguo candidato de Izquierda Socialista en las primarias de 2014 José Antonio Pérez Tapias y otros significados militantes socialistas como el diputado y exalcalde de Donosti Odón Elorza.