Los ‘pedristas’ piden a Sánchez que no dé más ventaja a Patxi López y Susana Díaz

el-ex-secretario-general-del-psoe-pedro-sanchez-durante-la-visita-realizada-26-11-2016-a-xirivella-valencia
Pedro Sánchez, exsecretario general del PSOE, rodeado de simpatizantes en el acto de Xirivella (Valencia), donde el 26 de noviembre de 2016 inició su gira por las federaciones socialistas. / Efe

Actualización 18/01/2017 con la respuesta de Sánchez

Pedro Sánchez lanzó ayer por la tarde a sus seguidores el mensaje de que cumplirá su palabra. "La próxima semana iniciaré encuentros para escuchar a quienes no fueron escuchados: los militantes", escribió en las redes sociales. Previamente se reunirá en Madrid con un reducido grupo de colaboradores leales para analizar la situación del partido, evaluar las fuerzas con las que pueden contar y preparar el anuncio de su candidatura y la campaña.

Publicidad

Como Aquiles, el exsecretario general del PSOE se mantiene inmóvil mientras sus contrincantes corren. Algunos pedristas le piden que se decida ya. La andaluza Susana Díaz visita Castilla y León el próximo fin de semana en busca de afectos y adeptos. El vasco Patxi López ya está lanzado como candidato, avanza a una entrevista diaria en televisión y protagonizará su primer acto con militantes el sábado a las 12:00 en el hotel Puente Colgante de su pueblo, Portugalete, tradicional bastión socialista de la margen izquierda de la ría del Nervión. Incluso Izquierda Socialista (IS) se mueve. La corriente crítica tiene prevista su asamblea estatal el sábado, 11 de febrero, nada menos que en la sede federal, en Ferraz, y podría anunciar su propio candidato.

El exlehendakari y diputado cuenta ya con dos ayudantes de peso: Rodolfo Ares para los asuntos internos (apoyos y avales) y Oscar López para los externos (relaciones con los medios de comunicación y los grupos sociales). No es ninguna novedad subrayar que intenta atraer a su causa a la mayor parte de los cuadros dirigentes y los parlamentarios que hasta octubre apoyaron a Sánchez e inmediatamente se desmarcaron de él, como fue el caso del senador segoviano López o el del exsecretario de Organización César Luena. Otros, como Odón Elorza y las independientes Margarita Robles y Zaida Cantera se mantienen a la expectativa.

Tampoco resulta novedosa la larga relación de amistad de López con Alfredo Pérez Rubalcaba y de éste con Ares. De hecho, la “nueva vía” de López, a quien no le gustan las etiquetas, cuenta con el respaldo del exsecretario general, lo que no le impide participar la próxima semana en un acto con Susana Díaz en Alcalá de los Gazules (Cádiz) siquiera sea para pedir a los militantes de base que participen en el proceso de relanzamiento del partido y elijan a cualquiera de los dos candidatos. Los críticos andaluces con Díaz ya tienen una opción: el vasco.

En sentido contrario, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, respaldará a Díaz en Castilla y León, donde el secretario general, Luis Tudanca, uno de los bastiones de Sánchez en su día, no cuenta ya con el respaldo de la mayoría de la organización. El terreno parece bastante propicio para la andaluza. Lo es igualmente en Castilla-La Mancha y está por ver qué tal viene el tempero en Madrid, Aragón y en la Comunidad Valenciana.

Los movimientos de los todavía precandidatos (supuesta, en el caso de Díaz) poseen la virtualidad de centrar el foco informativo y reducir la inquietud interna de muchos socialistas sobre si habrá o no primarias. “Los afiliados quieren votar y no aceptarían una candidatura única”, dijo a este medio Javier Lambán como expresión de la mayoría del Comité Federal del sábado, que fijó para mediados de junio el congreso federal. La candidatura de López facilita esa competición con Díaz. Ambos dan por hecho que sea cual fuere el resultado, están obligados a pactar y entenderse.

Fórmulas no les faltan. López se atribuye la etiqueta de “candidato oficial” y apuesta por un mensaje socialista sin matices, supuestamente más de izquierda que Díaz. Entre ambos, y en función del resultado, se pueden repartir la presidencia y la secretaría general del partido. Nadie entra en detalles, lógicamente, pues como señala un veterano dirigente, “que parezca un combate, no un tongo”.

Mientras, la inmovilidad de Sánchez, preocupa cada día más a sus huestes, las plataformas de base. Aunque algunos significados pedristas se abstuvieron de defender con firmeza sus planteamientos en el último comité federal, lo que llevó a muchos a considerarle amortizado, mantiene su intención de recoger avales y presentarse. ¿Cuándo? La decisión lo tomará él, dice el dirigente gaditano Rafael Román. Téngase en cuenta que ni el calendario ni la convocatoria está aprobada.

Esa desventaja de Aquiles respecto a la tortuga inquieta y preocupa a algunos fieles que, como la diputada Susana Sumelzo, estiman que debería comenzar a correr ya. En la paradoja de Zenón de Elea, el espacio se subdivide hasta lo infinitesimal y ya es sabido que el veloz guerrero nunca alcanza a la tortuga. Luego, cuando el matemático escocés James Gregori, suma el espacio tiempo de uno y otra, Aquiles llega a igualar a la tortuga. De ahí que Sánchez se mantenga a la espera, mientras López y sus ayudantes atraen las limaduras con su aparato imantado.

Sobre si la presentación de Sánchez beneficiaria objetivamente a Díaz, algunos dirigentes estiman que no dividiría tanto el voto y, llegado el caso, posibilitaría un acuerdo para sumar después de votar. En cuanto a IS, su coordinadora, Lucía Parcet, señala que los trabajos previos a la asamblea están centrados en el modelo de partido y no descarta nada respecto a si concurrirán o no a las primarias.