300.000 personas reclaman en Barcelona más y mejor acogida para los refugiados

La Sexta (YouTube)

Rubén Wagensberg, coordinador de la campaña Casa nostra, casa vostra (Nuestra casa, vuestra casa), se ha felicitado por haber conseguido organizar la mayor marcha prorrefugiados habida hasta el momento en Europa, al congregar esta tarde a unas 160.000 personas en Barcelona, según la Guardia Urbana, —más de 300.000 según las organizaciones convocantes del acto–, bajo el lema Volem acollir (Queremos acoger).

Publicidad

Anuncio

Los participantes en la denominada como marea azul han exigido una mayor sensibilidad de las autoridades y las instituciones ante este problema humanitario, así como una mayor implicación y coordinación para atender las necesidades de quienes llegan a Europa huyendo de los conflictos en sus países. También han demandado que se tomen medidas contra aquellos países que hacen caso omiso de sus compromisos, como por ejemplo, el de acoger a tantos refugiados como a los que prometieron en su día que iban a dar asilo.

Judit Corral, coordinadora territorial de este movimiento, ha apuntado que haber llenado las calles de manifestantes prorrefugiados “no es suficiente” y ha exigido el cumplimiento de los acuerdos tomados por los gobiernos. Dolors Serra, representante de la organización en Girona, ha dicho que los migrantes son personas que merecen ser acogidas con dignidad y que Cataluña desea hacerlo así.

ticketea

La periodista radiofónica Mònica Terribas ha pedido que nadie utilice esta crisis humanitaria con fines políticos y ha recordado que los españoles fueron también demandantes de asilo en los tiempos de la Guerra Civil y que no debemos de olvidar que entonces otros tuvieron el coraje de acoger a nuestros compatriotas que huían de aquel conflicto.

La marcha, que ha partido poco después de las 16:00 horas de la céntrica plaza Urquinaona, ha discurrido sin incidentes por el centro de la ciudad hasta llegar al mar, donde La Fura dels Baus y Proactiva Open Arms –que ha llevado su nao ‘Astral’– han simulado un rescate en alta mar.

 

Publicidad