MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado: - Actualizado: 16/5/2017 10:39

Varias asociaciones por la memoria histórica y víctimas de la dictadura se concentran frente al Ayuntamiento de Madrid
Varias asociaciones por la memoria histórica y víctimas de la dictadura se concentran frente al Ayuntamiento de Madrid, en la Plaza de Cibeles, para exigir la retirada de calles y monumentos del franquismo. / @foromemoria
Actualización del 27/2/2017 con la concentración frente al Ayuntamiento

Un centenar de personas se han concentrado este lunes frente al Ayuntamiento de Madrid, en la plaza de Cibeles, para exigir la retirada de toda la simbología franquista en la ciudad. La convocatoria ha sido lanzada por las organizaciones madrileñas de memoria histórica que forman parte del Encuentro de la Memoria, un colectivo de más de 80 asociaciones de todo el Estado, y que están en contra del enfoque que utiliza el Comisionado del Ayuntamiento de Madrid en las medidas que propone sobre los nombres de las calles, las plazas o los monumentos franquistas de la capital. Creen que desde la institución ceden a las presiones de grupos de ultraderecha o de la oposición para volver a igualar “a los que fueron defensores del modelo democrático de la República con los fascistas que llevaron a cabo un golpe de Estado”. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, es “defensora de un modelo transicional que reivindica un olvido del pasado y un proceso donde no hay Justicia, casi no hay verdad y no hay reparación”, declara a cuartopoder.es el secretario de organización del Foro por la Memoria de Madrid, Miguel A. Muga.

El Encuentro de la Memoria considera que el Comisionado de Memoria Histórica “incide y reproduce la situación de injusticia y discriminación de las víctimas del franquismo en nombre de una supuesta equidistancia entre los defensores de la legalidad democrática y quienes la tuvieron secuestrada durante décadas”. El comisionado, creado por Carmena, está conformado por personas propuestas por el Partido Socialista, el Partido Popular y Ciudadanos. El 28 de febrero, el Ayuntamiento de Madrid decidirá si le quita competencias a las juntas del distrito en la Ley de Memoria Histórica y otorga más poder a la decisión al pleno municipal, integrado por grupos políticos que defienden estas posiciones equidistantes.

Para mostrar su determinación en contra del planteamiento del Comisionado y con el objetivo de evitar que se arrebaten competencias a las juntas del distrito, las organizaciones de la memoria se han manifestado este lunes frente al Ayuntamiento de Madrid, a las 18:30 horas. “El comisionado ha recibido presiones de la ultraderecha, del PP, del PSOE y del grupo PRISA, que fue el que inició una campaña contra el Plan de Memoria Histórica del Ayuntamiento, pero nosotros tenemos que responder con más presión para que se cumplan los principios de Derechos Humanos que están aprobados en Naciones Unidas”, ha explicado Muga, quien asegura que se está volviendo a repetir el “concepto franquista de memoria transicional, de dos Españas donde todos cometimos errores”. Esto es algo que considera “inimaginable” en países como Alemania, Italia o en el País Vasco, donde sería impensable “equiparar a víctimas con victimarios”.

En concreto, las asociaciones están en desacuerdo con algunos de los lugares propuestos por el Comisionado de la Memoria Histórica en un informe que plantea como sitios de memoria a las checas, centros de detención que surgieron de manera incontrolada durante la Guerra Civil y donde se retenía a personas sospechosas de simpatizar con sublevados; o el Arco de la Victoria, símbolo de la victoria franquista cuyo nombre se pretende cambiar a Arco de la Memoria, sin un trabajo profundo de contextualización del que debería encargarse el Ayuntamiento, según denuncian. También critican que en las 27 calles aprobadas por el Comisionado se de luz verde a algunas como la que lleva el nombre de Mercedes Formica, una falangista que destacó por un perfil ligeramente progresista en el ámbito de los derechos de las mujeres.

Por su parte, Muga identifica que la raíz del problema es la Ley de Memoria Histórica, que se “queda corta” y “no vale para nada”, porque “no tiene consecuencias jurídicas para los que la incumplan” y produce que la normativa se aplique o no dependiendo de si gobierna el Partido Popular o partidos que se consideran más “de izquierdas”. Esto tiene que ver con que las víctimas del franquismo “sean consideradas victimas de segunda” y no sean escuchadas, critica.

El Encuentro de la Memoria resalta en un comunicado que “la obligación del Ayuntamiento de Madrid es hacer efectivo el mandato popular y democrático, y cumplir con la legislación internacional que prohíbe la glorificación del nazismo y del fascismo y con la ley vigente, por muy insuficiente que sea”. Asimismo, subrayan su intención de seguir movilizándose hasta conseguir “la completa eliminación de la simbología y los nombres franquistas en la capital y en el resto del Estado”.

* María F. Sánchez es periodista

  • florentino

    Se debe revertir y recuperar competencias que de ninguna manera los inmovilistas van hacer nada. Carmena, por ser demasiado discipliénte.. Pues no ha logrado lo sustancial, habrá que reconducir la formula. En Irunea – Pamplona – están logrando cosas que soñábamos de pequeños.. Mola, San Jurjo y los carlistas están fuera del monumento al fascismo franquista. Aunque sociológicamente, todavía están aquí en otras formas, ya sean partidos afines, adoraciones nocturnas o nostálgicos..La Reparación, se debe y se dará.. Habrá que esperar un poco más!!.

  • LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA.

    Manuela Carmena, supuestamente, ha cedido a la ultraderecha, que en España es lo mismo, aproximadamente y prácticamente, que decir que HA CEDIDO A LA VIGENTE PARTITOCRACIA-ANTIDEMOCRACIA de la que ella, quiéralo o no, no puede escapar, ni tampoco puede aunque quiera cambiar por UNA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA Y POR UNA REPÚBLICA CONSTITUCIONAL, NI POR LA LIBERTAD POLÍTICA COLECTIVA, NI POR LA SEPARACIÓN DE PODERES, ETC., ETC., ETC.

    En fin, es la TRAGICOMEDIA a la que unos asistimos como víctimas (más del 80% de la SOCIEDAD CIVIL) y otros asisten en mejor posición, más a salvo.

  • Pesadez

    Qué pesadez leer siempre lo mismo. Mezclar a Mercedes Formica, así, con el franquismo. Qué poco conocimiento. Le pongan o no la calle, que esperemos que sí, nadie podrá obviar que fue la mujer que luchó a hierro por la dignidad de la mujer desde las entrañas del franquismo, enfrentándose incluso al propio dictador. ¿Un perfil ligeramente progresista? Basta ya. Es injustísimo que se le mezcle con el franquismo y el fascismo. Que se lo hubieran preguntado a Umbral, a ver qué diría. O al mismísmo Miguel Hernández, a quien intentó salvarle la vida.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend