PP y PSOE se reparten los cuatro nuevos magistrados del TC que designa el Senado

Los componentes de la Comisión de Nombramientos del Senado, de derecha a izquierda: el presidente, Pío García-Escudero, del PP, y los (d), y los portavoces José Manuel Barreiro (PP) y Ramón María Espinar (Unidos Podemos), presiden dicha comisión para la elección de cuatro Magistrados del Tribunal Constitucional.
Imagen de esta mañana de los componentes de la Comisión de Nombramientos del Senado, de derecha a izquierda: el presidente, Pío García-Escudero y los portavoces José Manuel Barreiro (PP) y Ramón María Espinar (Unidos Podemos). / J. P. Gandul (Efe)

Los representantes del Partido Popular (PP) y del PSOE en la Comisión de Nombramientos el Senado han llegado a un acuerdo para designar a los candidatos para ocupar lss cuatro vacantes del Tribunal Constitucional cuya renovación compete a la Cámara Alta. En concreto, los populares y socialistas han acordado proponer a Cándido Conde-Pumpido, Ricardo Enríquez, Alfredo Montoya y María Luisa Balaguer. El pleno de la Cámara Altaq debe refrendar ahora a los candidatos por una mayoría cualificada de tres quintos.

Publicidad

La citada comisión había examinado entre ayer y hoy a los 15 candidatos propuestos por las comunidades autónomas, aunque al final ha decidido retener los nombres de los dos candidatos presentado por el PP (Enríquez y Montoya) y los dos apoyados por el PSOE (Conde-Pumpido y Balaguer). El acuerdo entre PP y PSOE lo ha facilitado el hecho de que Unidos Podemos, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y el Grupo Mixto se han abstenido de votar, mientras que el Partido Nacionalista Vasco (PNV) ni tan siquiera ha estado representado en la sesión.

La paridad en la designación de candidatos, dos para cada una de las grandes formaciones parlamentarias, cuando el PP tiene mayoría absoluta en el Senado, 149 representantes, y, por tanto, no necesita los 62 votos socialistas, ha levantado suspicacias entre algunas de las formaciones opositoras. Así, tanto Unidos Podemos como ERC a través de sus representantes, Ramón Espinar y Mirella Cortés, respectivamente, han denunciado la existencia de un pacto por debajo de la mesa.

Publicidad

La senadora catalana ha asegurado que se trata de una votación “amañada”, mientras que en nombre de la formación morada Espinar ha recriminado a los socialistas que “llevan años colocando en los tribunales y magistaturas del Estado comisarios políticos y repartiéndose comisariados políticos con el PP”. Vicente Álvarez Areces, portavoz del PSOE, ha manifestado que estas acusaciones son inadmisibles.  José Manuel Barriero, en nombres del PP, ha indicado a Espinar que su formación sólo acepta el resultado de las votaciones, cuando es beneficioso para sus intereses.