Al Gobierno no le gusta Ollero para presidir el TC, "pero es uno de los nuestros", dice

2
Imagen de archivo de Andrés Ollero durante su comparecencia ante la Comisión Consultiva de Nombramientos del Congreso, que le examinó como candidato al Tribunal Constitucional. / Efe

El Tribunal Constitucional renovará sus vacantes  a partir de la próxima semana, cuando el pleno del Senado, del 7 de marzo, dé luz verde a los nombres de dos conservadores y dos progresistas propuestos tras el acuerdo alcanzado entre PP y PSOE. Con el respaldo del PP y la bendición del PSOE, los propuestos son Ricardo Enríquez y Alfredo Montoya, y en el caso inverso se encuentran el exfiscal General del Estado con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Cándido Conde Pumpido y María Luisa Balaguer. Sin embargo, lo que centra la atención de unos y otros, a partir de ahí, es quién ocupará la presidencia del Tribunal Constitucional. Con una mayoría abrumadora de magistrados conservadores y la voluntad del exdiputado del PP Andrés Ollero de hacerse con ese puesto, todo apunta a que el magistrado que fuera portavoz de Justicia del PP durante varias legislaturas está a un paso de lograrlo. Sin embargo, fuentes del gobierno 'popular' aseguran que "para nosotros, sería mejor que no saliera elegido, pero no podemos garantizar que lo sea o no, porque son los propios miembros del Tribunal Constitucional quienes votan".

Fuentes del gobierno de Mariano Rajoy han asegurado a cuartopoder.es que "la presidencia de del Tribunal Constitucional de Francisco Pérez de los Cobos ya  nos ha traído muchos quebraderos de cabeza, porque fue militante del PP en su juventud... La verdad es que no tenemos mucho interés en repetir esos problemas con Ollero, porque  no es que fuera militante, no... ¡Es que era nuestro portavoz de Justicia en el Congreso!". Pero estas mismas fuentes recuerdan que la elección "está en manos de los miembros del Tribunal y sabemos que Ollero ha estado muy activo trabajando por su candidatura".

Publicidad

El motivo por el que el PP no airea públicamente su "incomodidad" es, según un ministro del gobierno de Rajoy, que "es uno de los nuestros... Y no somos nosotros quienes vamos a desprestigiar su candidatura... Es que ha sido alguien muy significado en el PP". El caso es que en el Ejecutivo dicen no confiar en que esos magistrados y juristas de reconocido prestigio voten lo que les vaya a sugerir alguien en nombre del gobierno. "Son juristas prestigiosos a los que, en contra de lo que pueda pensar la gente, no se les puede dar instrucciones... Quizás sí se les puede dar a conocer nuestra opinión en una charla informal, pero ¿darles una orden o siquiera una instrucción? ¡Ni hablar!"

Otro de las "incomodidades" que inquieta a los populares son las críticas  que se vierten sobre Ollero por su condición de miembro del Opus Dei. Otro alto cargo en el Ministerio de Justicia señala a este diario que "habrá quienes le pongan sello, pero en este país cada cual puede elegir libremente su religión y sus creencias... No vamos a desautorizar su candidatura por ese motivo". A renglón seguido, admite que, aunque sea injusto, proyectar la sombra del Opus Dei sobre el PP y sobre el Tribunal Constitucional puede que no sea lo más conveniente, pero "no vamos a pronunciarnos sobre una cuestión puramente personal, que corresponde a su libertad individual".

Desde el Ejecutivo pueden estar tranquilos, con o sin Ollero en la Presidencia del Constitucional, porque este organismo cuenta con una clara mayoría de representantes considerados conservadores. Y el presidente, sea quien sea, tiene voto de calidad y saldrá de las filas conservadoras.

2 Comments
  1. luis says

    jesus maria y jose apañado vamos

  2. francia1789 says

    Más mierda para el puchero del TC!

Leave A Reply

Your email address will not be published.