Se aleja la posibilidad de una moción de censura contra el presidente de Murcia

0
Los secretarios regionales del PSOE, Rafael González Tovar, y Podemos, Óscar Urralburu
Los secretarios regionales del PSOE, Rafael González Tovar (izda.), y Podemos, Óscar Urralburu, muestran sus propuestas antes de la reunión que han mantenido hoy. / Marcial Guillén (Efe)

El presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, imputado por el 'caso Auditorio', sigue teniendo un futuro incierto, pero cada vez está más lejos la posibilidad de que prospere la moción de censura presentada por el PSOE que se votará el próximo 6 de abril. Este jueves, Ciudadanos tanteaba con los socialistas un Gobierno técnico para seis meses –con la condición de dejar fuera a los miembros de Podemos-- que concluyera en elecciones. En paralelo, la formación morada entregará una contrapropuesta al PSOE para abordar un Ejecutivo de cambio que no incluye a los naranjas y que éstos deberían apoyar desde fuera para su consolidación. Los planes de los dos nuevos partidos son excluyentes entre sí, pero la moción de censura necesita los votos de las tres formaciones de la oposición para salir adelante, dada la correlación de fuerzas de la Asamblea regional: 22 escaños del PP, 13 del PSOE, 6 de Podemos y 4 de C's.

Los portavoces murcianos de Ciudadanos y PSOE, Miguel Sánchez y Rafa González Tovar, han acercado posturas en una reunión donde han planteado la conformación de un Gobierno técnico de seis meses de duración. Los naranjas han propuesto dar su apoyo a los socialistas en la moción de censura si se comprometen a convocar elecciones el próximo otoño y a dejar fuera a Podemos del eventual Ejecutivo temporal, mientras que el PSOE lo ve bien si C's respalda una reforma del Estatuto de Autonomía para que el legislativo resultante de los comicios dure cuatro años. Ahora mismo, con el ordenamiento jurídico actual, el nuevo Ejecutivo tendría una corta vida de un año y pocos meses. “El Gobierno técnico nos parece un disparate” y la condición del PSOE es “una imaginación”, ha indicado a cuartopoder.es el secretario general de Podemos en Murcia, Óscar Urralburu.

Publicidad

Urralburu ha rechazado de pleno este “Gobierno técnico”. Considera que esperar seis meses para convocar elecciones, llevaría a un proceso electoral de, “como mínimo, 54 días” y que, a ese período, habría que sumarle el tiempo que se tardara en consolidar un nuevo Ejecutivo. “Estamos hablando de un gobierno de un año y dos meses porque, más allá, no se pueden convocar elecciones, de acuerdo al Estatuto de Autonomía. Una legislatura con tres gobiernos nos parece un disparate”, ha explicado. Este escenario se solucionaría, según el PSOE, con una modificación de la legislación actual, algo que al secretario general autonómico le parece “una imaginación” porque necesitaría el apoyo del PP, “y eso no va a suceder”. Después superar los trámites para su aprobación  en el Congreso y en el Senado. “Nos parece un imposible, sinceramente”, ha apuntado.

La formación morada quiere apostar por “un Gobierno de cambio y de progreso”, donde “no tiene cabida Ciudadanos”, partido que “ha sostenido al PP durante dos años y ha cometido el error de hacer presidente a una persona que está siendo investigada” por presuntas irregularidades en la construcción de un auditorio en Puerto Lumbreras cuando era alcalde del municipio. Como contraoferta, presentarán un paquete de 26 medidas al PSOE para abordar un Ejecutivo del cambio, que los naranjas deberían apoyar desde fuera. “Todo lo demás no entra dentro de nuestros planes”, ha subrayado Urralburu.

De todas maneras, el PP no se permitirá perder una de sus comunidades autónomas – solo gobierna en cinco de 17 –. El juez Julián Pérez-Templado, que tiene que dictar sentencia sobre el caso Auditorio, todavía podría desimputar a Pedro Antonio Sánchez, una opción que parece poco probable después de que el PSOE plantearan una recusación del magistrado, ante las dudas sobre su independencia, que podría retrasar el pronunciamiento judicial. En el caso de que el juez impute formalmente al presidente de Murcia o que la oposición llegue a un acuerdo, el PP podría decantarse por su dimisión en el último minuto. El reglamento de la Asamblea Regional le permite pedir el turno de palabra antes de la votación de la moción de censura. Si fuera sustituido en el cargo por alguien que no estuviera imputado, Ciudadanos dejaría de estar en contra y no seguiría adelante con el apoyo a la moción.

(*) María F. Sánchez es periodista.

Murcia: ¿estará la oposición a la altura de la gente?, de AGUSTÍN MORENO.

Leave A Reply

Your email address will not be published.