UP denuncia: un responsable del Yak-42 preside el Observatorio de la Vida Militar

92
[caption id="attachment_12365" align="aligncenter" width="608"]El exministro de Defensa Pedro Morenés saluda a Víctor Torre de Silva, tras su nombramiento como presidente del Observatorio de la Vida Militar en 2014. El exministro de Defensa Pedro Morenés saluda a Víctor Torre de Silva tras su nombramiento como presidente del Observatorio de la Vida Militar en 2014. / Ministerio de Defensa[/caption]Los diputados de IU Miguel Ángel Bustamante y de En Comú Podem Félix Alonso Cantorné han exigido al Gobierno explicaciones sobre el hecho de que el actual presidente del Observatorio de la Vida Militar, un órgano creado en 2013, sea Víctor Torre de Silva, quien fue subsecretario de Defensa bajo las órdenes del exministro Federico Trillo entre los años 2000 y 2004. Según argumentan, Torre de Silva era “conocedor de las irregularidades cometidas” por el Ministerio en el accidente del Yak-42 en 2003 y, por tanto, no debería ocupar la presidencia de un órgano que debe velar por los derechos de los militares. “Este señor estuvo en un equipo responsable de la chapuza que costó la vida a 62 militares, quienes fallecieron en un accidente a consecuencia de la precariedad en la que viajaban”, ha indicado Bustamante a cuartopoder.es.El Gobierno ha respondido por escrito a los diputados de Unidos Podemos que no formulará opiniones sobre el Observatorio de la Vida Militar, “un órgano que depende de las Cortes Generales”. Para Bustamante, “esta es la típica contestación del Ejecutivo cuando no quiere responder a un tema”, aunque debería asumir responsabilidades. El Observatorio de la Vida Militar vio la luz hace tres años y sus nueve miembros fueron elegidos por el Congreso y el Senado para un periodo de cinco años en una época en la que el PP tenía mayoría absoluta. El actual presidente del órgano fue propuesto por los 'populares'. Sin embargo, ha subrayado el diputado de IU, “las circunstancias ya no son las mismas a partir del informe del Consejo de Estado, que responsabilizó al Ministerio de Defensa del accidente del Yak-42”. También de la gestión posterior a la tragedia, con la mitad de los 62 españoles muertos no identificados por el Gobierno de José María Aznar, que entregó los cuerpos rápidamente para evitar el escándalo. -Según un informe que esgrimen los miembros de UP, nada más producirse el accidente del Yak-42, “se activó el comité de dirección del Ministerio de Defensa formado por el ministro Trillo, el secretario del Estado Fernando Díez Moreno, el jefe del Estado Mayor de la Defensa Antonio Moreno Barberá, y el subsecretario Víctor Torre de Silva”. En su momento, las familias de las víctimas de la tragedia entendieron que “todos ellos debían declarar como presuntos conocedores de las irregularidades en el momento en el que se enterró a las víctimas y también las circunstancias que rodearon la preparación del funeral de Estado”.Los diputados habían preguntado: “¿Qué opinión le merece al Gobierno que el actual presidente del Observatorio Militar fuera partícipe y conocedor de las decisiones del denominado comité de dirección del Ministerio de Defensa en el siniestro del Yak-42?” o "¿considera el Gobierno que, a la vista de los acontecimientos, el presidente puede seguir en su cargo toda vez que le corresponde velar por los intereses de las Fuerzas Armadas y no parece haberlo hecho en relación al siniestro del Yak-42". Asimismo, preguntan: "¿Debe seguir en el cargo el presidente del Observatorio con esos antecedentes?".Según han indicado los diputados en el texto, las circunstancias que facilitaron el nombramiento de Torre de Silva han cambiado porque hoy “contamos con el reconocimiento de responsabilidad por parte de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal” asumiendo el informe del Consejo de Estado que culpa a su cartera del accidente del Yak-42. “A este hombre ya le pesa el informe y no hemos cuestionado el trabajo que está haciendo al frente del Observatorio”, ha señalado Bustamante. “El órgano es básico en el análisis de la condición militar y garante del equilibrio entre deberes y derechos para que las Fuerzas Armadas estén en condiciones de cumplir sus misiones, al servicio de España y de la paz y seguridad internacionales”, se explica en el texto que acompaña a las cuestiones.Torre de Silva es el primer presidente del Observatorio de la Vida Militar, órgano que tiene entre sus funciones efectuar el análisis y las propuestas de actuación sobre el ejercicio de los derechos fundamentales de los militares, evaluar la aportación adicional de recursos humanos a las Fuerzas Armadas o velar por la aplicación a los militares retirados de la normativa que ampara sus derechos. El exsubsecretario de Defensa no formaba parte de la “lista” inicial de miembros del Observatorio que acordaron en 2013 los grupos parlamentarios de PP, PSOE, CiU e Izquierda Plural, sino que fue propuesto un mes después, tras la renuncia del también exsubsecretario de Defensa Adolfo Menéndez. El nombramiento fue aprobado por unanimidad por los nueve miembros del órgano.El mes pasado, la diputada de Unidos Podemos Tania Sánchez aprovechó una comparecencia de Torre de Silva ante la Comisión de Defensa del Congreso para presentar un informe del Observatorio y le espetó que “no debería mantenerse ni un día más” como presidente del órgano porque el departamento al que pertenecía “olvidó a las familias y compartió y ejecutó decisiones que las ha mantenido en una situación de injusticia, muy lejos de ser protegidas". El exsubsecretario le reprochó a Sánchez que sus declaraciones habían sido “muy duras” y argumentó que la contratación del avión “no dependía de la Subsecretaría”, mientras que la interlocución con las familias fue confiada a un órgano que también le era ajeno. Además, recordó que un año después del accidente, fue condecorado por el Gobierno socialista, con José Bono al frente del Ministerio de Defensa.
(*) María F. Sánchez es periodista.