Carmena descarta “la insumisión” a la ‘ley Montoro’, pero evitará recortes

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a varios concejales el año pasado.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a varios concejales el año pasado. / Efe

Ahora Madrid se atendrá a la exigencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que el viernes pasado pidió al Ayuntamiento de Madrid inmovilizar 238 millones de euros en las previsiones de gasto para este año por sobrepasar en esa misma cantidad su 'regla de gasto' en 2016, aunque desde el equipo de la alcaldesa aseguran que cumplirán la conocida como 'ley Montoro' sin aplicar recortes en la ciudad. Este martes y a petición del gobierno de la capital, la alcaldesa, Manuela Carmena, el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, y la primera teniente de alcalde, Marta Higueras, mantuvieron una reunión en el Ministerio con el secretario general de Hacienda, José Enrique Fernández Moya, que culminó sin comunicados oficiales, según pactaron las partes.

Sin embargo, tras la reunión, fuentes del Ministerio de Hacienda han filtrado a la prensa que el Ayuntamiento finalmente se atendría a su petición. Sánchez Mato lo ha confirmado, pero con matices, ya que el consistorio no contempla realizar los recortes que busca Montoro. “Vamos a demostrar que hay alternativas posibles para no tener que recortar, aunque no pasaremos por la insumisión a la ley, más que nada porque no tenemos la capacidad de hacerlo debido a las mayorías que existen en el pleno del Ayuntamiento de Madrid”, ha confirmado a cuartopoder.es el concejal de Izquierda Unida. Según explica, el consistorio ha presupuestado sabiendo que se les podría castigar por superar el techo de gasto y, en base a ello, ya había estudiado fórmulas contempladas “en el marco legal existente”, aunque “seguramente ningún municipio las haya utilizado anteriormente”.

Publicidad

El pasado viernes el ministro envió una carta dirigida a Sánchez Mato para exigir que la corporación local aprobara una “no disponibilidad de crédito” por un mínimo de 238 millones de euros tras incumplir el techo de gasto de la llamada 'ley Montoro', que obliga a dedicar el dinero que supere esa marca a anticipar el pago de deuda, según avala la reforma del artículo 135 de la Constitución Española que el Gobierno realizó en 2011. La polémica estaba servida, ya que precisamente Montoro ha conseguido cumplir por primera vez con el compromiso de déficit pactado con Bruselas por el superávit de más de 7.000 millones de euros que han logrado registrar los ayuntamientos en 2016. De esa cifra positiva, unos 1.000 millones de euros corresponden al Ayuntamiento de Madrid.

“El Ministerio quiere que hagamos recortes, que es lo que les permite que el Ayuntamiento de Madrid tenga más superávit el año que viene. Si en lugar de tener los 1.000 millones de superávit que vamos a tener, tenemos 300 millones más, eso significa que en la propia Comunidad de Madrid y en la Administración central pueden tener 300 millones de euros más de déficit. Nosotros no queremos jugar a eso porque cumplimos la ley con superávit, pero no estamos obligados a tener más para que Cristina Cifuentes, Mariano Rajoy o Cristóbal Montoro hagan grandes rebajas fiscales o no cobren el impuesto de patrimonio. Eso es manifiestamente ilegal”, ha criticado Sánchez Mato.

Y mientras el equipo de Carmena busca los huecos legales, la iniciativa #MadridNoTeCortes que parte de la interna de Ahora Madrid se muestra más contundente contra Montoro y llama a los ayuntamientos que están en circunstancias similares a unir fuerzas contra un Gobierno que consagra el principio de “primero los bancos, después las personas” y castiga a un Ayuntamiento que “antepone los intereses de sus vecinos y vecinas al de las grandes empresas” y la mercantilización de la ciudad. “No vamos a obedecer al secuestro de la democracia”, reza el manifiesto que reúne las firmas solo de algunos concejales del consistorio: la del propio Sánchez Mato, Montserrat Galcerán, Yolanda Rodríguez, Mauricio Valiente, Rommy Arce y Pablo Carmona. El escrito, que ya ha superado las 5.000 firmas, ha sido secundado por numerosos alcaldes como el de Cádiz, José María González ‘Kichi’, dirigentes de Izquierda Unida como el propio coordinador federal, Alberto Garzón; de Podemos como eurodiputado Miguel Urbán y la secretaria general de Andalucía, Teresa Rodríguez. Por otro lado, se han sumado personalidades del mundo de la cultura y activistas. El propio Sánchez Mato ha explicado que secunda el manifiesto porque “hay otros ayuntamientos que tienen una situación peor, ya que tienen carencias mayores que puedan tener Madrid o sus habitantes”, mientras tienen un superávit menos cuantitativo. “Nosotros estamos obligados a hacer de esto una causa y no vamos a abandonar esta batalla por los que no la pueden dar”, ha apuntado.

(*) María F. Sánchez es periodista.